La inteligencia artificial se suma a la lucha por una viticultura ecológica

El proyecto Pied Piper: un robot que protege los viñedos de plagas de manera ecológica

Martes 30 de Enero de 2024

Compártelo

Leído › 2848 veces

Pied Piper
Pied Piper, un aliado tecnológico contra las plagas

La innovación tecnológica y su aplicación en la viticultura están alcanzando niveles sorprendentes, sobre todo en lo que respecta a la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Un ejemplo fascinante de esta tendencia es el proyecto desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (OSU), quienes están implementando la robótica y la inteligencia artificial en los viñedos para combatir plagas de forma ecológica. Este proyecto, que parece sacado de una novela de ciencia ficción, podría revolucionar la manera en que entendemos la viticultura y la producción de vino.

La pieza central de esta iniciativa es el "Pied Piper", un prototipo de robot diseñado para interrumpir de manera natural el apareamiento de plagas en los viñedos, como los 'saltahojas' (Cicadellidae) y los 'chinches apestosos' (Halyomorpha halys), utilizando vibraciones armónicas. Este enfoque, que combina técnicas de agricultura orgánica, sostenible y biodinámica con tecnología de punta, representa una sinergia entre el respeto a la naturaleza y la innovación tecnológica.

Chet Udell, profesor asistente en OSU, ilustra el funcionamiento del robot como una especie de músico que, situado en el viñedo, escucha a estos insectos y responde con vibraciones, una técnica conocida en música como "llamada y respuesta". La efectividad de esta metodología radica en su capacidad para confundir a los insectos machos, dificultando que encuentren a las hembras y, por tanto, reduciendo la reproducción de las plagas.

El viñedo Stag Hollow, conocido por su práctica de agricultura sostenible y biodinámica, es uno de los primeros en probar el Pied Piper. La expectativa es que el modelo de disrupción de apareamiento por vibración (VMD, por sus siglas en inglés) empleado en el diseño del robot ayude a combatir a los saltahojas sin recurrir a pesticidas o medidas ecológicamente dañinas. Estos insectos son portadores del virus del enrojecimiento de la vid, una enfermedad que afecta gravemente a las vides, reduciendo su capacidad de realizar la fotosíntesis.

La relevancia de esta tecnología no solo reside en su innovación, sino también en su potencial para presentar alternativas ecológicas a los pesticidas. Mark Huff, propietario y enólogo de Stag Hollow, expresa su entusiasmo por esta tecnología, aun en fase de pruebas, destacando su promesa como solución alternativa a los pesticidas.

El Pied Piper, aunque pionero en Estados Unidos, sigue los pasos de investigaciones previas realizadas en Italia por los entomólogos Rachele Nieri y Valerio Mazzoni, de la Fundación Edmund Mach (FEM), un instituto de investigación vitícola en Trentino. Su estudio de cinco años sobre el VMD en viñedos ha mostrado evidencia de la eficacia de esta metodología como método seguro y no invasivo para reducir la población de saltahojas en los viñedos.

Los resultados de la investigación de la FEM, publicados por primera vez en 2019 y actualizados en julio de 2023, representan una valiosa contribución al desarrollo de prácticas de manejo de plagas sostenibles e innovadoras. Antes de este trabajo, los científicos habían intentado usar feromonas para confundir y alterar el apareamiento de las plagas, pero el uso de vibraciones como técnica de disrupción de apareamiento en un entorno comercial de viñedos es una novedad.

Este proyecto no solo representa un avance significativo en la lucha contra las plagas en los viñedos, sino que también es un testimonio del potencial de la tecnología para contribuir a una agricultura más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En un mundo donde la presión sobre los recursos naturales es cada vez mayor, iniciativas como la del Pied Piper no solo son bienvenidas, sino necesarias.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2848 veces