Arranca el proyecto europeo SMARTWINERY, una bodega inteligente con la tecnología más innovadora

La revolución tecnológica en la producción de vino

Miércoles 24 de Enero de 2024

Compártelo

Leído › 6044 veces

La innovación en la industria vinícola ha alcanzado un nuevo nivel con el lanzamiento del proyecto europeo SMARTWINERY, una iniciativa pionera que busca revolucionar el proceso de elaboración del vino mediante la implementación de tecnologías avanzadas. Este proyecto, que combina la expertise de entidades académicas, tecnológicas y del sector vitivinícola, promete ser un referente en la modernización y optimización de la producción vinícola.

La Universidad de Murcia, junto con Productos Agrovin, la Plataforma Tecnológica del Vino y NEUROPUBLIC, constituyen el consorcio que lidera este ambicioso proyecto. SMARTWINERY no solo se perfila como un modelo de colaboración intersectorial, sino que también es un ejemplo de cómo la financiación europea, a través del Instrumento de Inversiones Interregionales de Innovación (I3) y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), está impulsando la innovación en sectores tradicionales como el vitivinícola.

El núcleo de SMARTWINERY es la creación de una bodega inteligente que servirá como planta demostrativa en la sede de Productos Agrovin, ubicada en Alcázar de San Juan, Ciudad Real. Esta instalación no será una bodega convencional, sino un espacio donde se integrarán las últimas innovaciones tecnológicas en cada una de las etapas de la producción de vino. El objetivo es doble: por un lado, se busca reducir los costos y los tiempos de procesamiento, y por otro, se pretende elevar la calidad del producto final.

La tecnología juega un papel primordial en SMARTWINERY. La empresa griega NEUROPUBLIC, especializada en el desarrollo de aplicaciones y sistemas de información, tiene la tarea crucial de identificar y aplicar las tecnologías de detección y actuación más adecuadas. Estas se integrarán en una plataforma digital que permitirá un seguimiento y análisis exhaustivo de los datos de producción. Esta integración de tecnología de punta en el proceso de vinificación no solo optimizará la producción, sino que también abrirá nuevas vías para comprender mejor y controlar la calidad del vino.

El papel de la Universidad de Murcia es esencial en el seguimiento y análisis de los vinos producidos en esta nueva bodega experimental. Su contribución garantizará que los vinos no solo cumplan con los estándares de calidad establecidos, sino que también contribuyan al conocimiento científico en el campo de la enología. Por su parte, la Plataforma Tecnológica del Vino, una asociación dedicada a fomentar la investigación y el desarrollo en el sector, será la encargada de comunicar los avances y logros del proyecto, así como de facilitar su transferencia tanto a nivel nacional como internacional.

Este proyecto no solo es relevante por su enfoque en la innovación y la calidad del vino, sino también por su potencial impacto en la sostenibilidad del sector. Al reducir los tiempos de procesamiento y optimizar los recursos, SMARTWINERY podría marcar un antes y un después en la forma en que se concibe la producción vinícola, orientándola hacia prácticas más eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

SMARTWINERY se presenta como un proyecto revolucionario en la industria vinícola. Con un presupuesto de más de tres millones de euros y una importante financiación europea, este proyecto no solo representa un avance significativo en términos de producción de vino, sino que también establece un modelo de colaboración interdisciplinaria e internacional que podría ser replicado en otros sectores.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6044 veces