Cata histórica de los Grandes Reservas de la Familia Fernández Rivera

Tres Grandes Reservas de la Bodega Familia Fernández Rivera de la misma añada se reúnen en una cata histórica en el emblemático Casino de Madrid

David Manso

Viernes 27 de Octubre de 2023

Compártelo

Leído › 3364 veces

Asisto a la primera de las ocasiones en la que los Grandes Reservas de la Familia Fernández Rivera se reúnen en una misma cata, y además coincidiendo los tres en la misma añada, la mítica 2018. Esta coincidencia que lógicamente ha sido buscada por la bodega, nos ha permitido a los asistentes conocer de primera mano tres grandes vinos de larga crianza procedentes de la Ribera del Duero. Así, llegan desde diferentes localizaciones; Alenza Gran Reserva 2018 desde la Bodega Condado de Haza, y Tinto Pesquera Janus Gran Reserva 2018, que junto a Tinto Pesquera Millenium Gran Reserva 2018, proceden ambos de la Bodega Tinto Pesquera.

Tres vinos con conceptos distintos que simbolizan la filosofía que la familia quiere transmitir con estas esmeradas elaboraciones.

Con Alenza Gran Reserva 2018 sus creadores, Alejandro y Esperanza, han perfilado un vino de elaboración tradicional ancestral, rústico a la vez que elegante, en el que el uso del raspón de las uvas que proceden de su parcela Maricalva (3,6 ha.) es un claro sello de identidad, al igual que la crianza en barrica de roble americano, algo esto último que caracteriza al conjunto de los vinos nacidos de Condado de Haza. Alenza tiene una crianza de 27 meses en barrica americana. Un vino con carácter, con fruta negra, notas balsámicas, mucha frescura y buena acidez. Una elaboración diferente que sorprende gratamente.

Las primeras de la elaboraciones de Bodega Tinto Pesquera en esta cata es su Tinto Pesquera Janus Gran Reserva 2018, un vino para el que no se ha escatimado en recursos tanto humanos como tecnológicos. Para ello se han aplicado las más avanzadas tecnologías que le han situado como un vino innovador, de última generación, que la Familia Fernández Rivera intuyó tiempo atrás sobre como debería ser el vino en un futuro próximo. Procedente de la parcela de La Rendeja (6 ha.), una de las más frescas de la zona y de suelos muy particulares. Esta elaboración realiza una crianza de 28 meses en barrica americana dando como resultado un vino potente, fruta negra madura, notas de regaliz y largo. Un vino que refleja las elaboraciones tradicionales de los clásicos vinos de la Ribera del Duero.

La cata finaliza con Tinto Pesquera Millenium Gran Reserva 2018, otra elaboración procedente de la Bodega Tinto Pesquera. Los orígenes de este vino se sitúan como su nombre indica en el cambio de milenio, allá por el año 2000 cuando se elaboró su primera añada. En esta ocasión su procedencia es Viña Alta Cascajo (5,2 ha.), una parcela de cantos rodados, gravas y arenas, suelos pobres que dan una alta concentración a la uva. Su fermentación se realiza en tino de madera y la posterior crianza, a diferencia de los anteriores, en roble francés durante 26 meses. Un vino elegante, aterciopelado, con volumen, de largo recorrido.

Vinos todos ellos con una cuidada elaboración, muy particulares y  personalidad propia. Un lujo poder disfrutar de sus escasas botellas; 6.086 de Alenza, 7.400 de Janus y 11.300 de Millenium. Grandes Reservas que bien podrían guardarse unos años más para que el tiempo siga perfilándolos, evolucionen, y disfrutar en un futuro de grandes vinos.

Tras la cata, los asistentes compartimos mesa en el Casino de Madrid en la que también pudimos seguir disfrutando de tres vinos, nuevas añadas, de la Familia Fernández Rivera. Alejairén 2022 Tinaja, brutal, me encantan los vinos de tinaja y este está muy rico, eleva la variedad Airén a otra dimensión. Dehesa La Granja 2019, un tinto con mucha frescura y notas de crianza, y Vínculo Paraje La Golosa 2017, vino con potencia, fruta madura y notas ahumadas. Excelente cierre a esta cata histórica de Grandes Reservas de la añada 2018 de la Familia Fernández Rivera.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3364 veces