Drones 'heroicos' para el cuidado de la vid

Viernes 01 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 2442 veces

La última innovación tecnológica de la Bodega Regina Viarum: La bodega ha comenzado a implementar todo un plan de tratamiento y optimización de los viñedos con drones de la mano de la empresa Beniu

La tecnología dron ha pasado de ser ciencia ficción a una realidad cada vez más presente en nuestro día a día pero, ¿alguna vez habías imaginado el futuro con drones cuidando de la salud de la flora o los bosques?

La bodega Regina Viarum continúa en su incansable lucha por alcanzar la máxima eficiencia y eficacia en sus cultivos. De la mano de la empresa Beniu, están realizando todo un plan de control del viñedo con drones que viene a completar los softwares tecnológicos ya utilizados hasta la actualidad.

El eje central de esta sesión, ha sido una demostración sobre cómo aplicar abono foliar y bioestimulantes por medio de estos drones, lo que nos permite, además de optimizar enormemente los tiempos de ejecución de esta tarea, realizar pruebas de cara a la protección y mejora de la flora, controlando incluso los tiempos óptimos para la aplicación de otros tratamientos.

La principal dificultad a abordar es la misma que convierte a la viticultura heroica en una tarea de valientes: las inclinadas pendientes y la irregularidad del terreno. Además de imposibilitar el paso de ciertas maquinarias, los bancales tan característicos tanto de Regina Viarum como de la Ribeira Sacra son también todo un reto para los drones, que hasta el momento no habían conseguido evitar los obstáculos a la hora de realizar estos vuelos. El sistema de Beniu es el primero que ha conseguido adaptar cada aplicación al terreno a abordar, permitiendo realizar un abono foliar en los bancales, con pendientes de más de un 85% de inclinación.

Otro de los puntos a favor de la gestión del viñedo por medio de estas cámaras, es que nos permite un control total de cada cultivo, optimizando al máximo las necesidades de cada parcela y permitiendo no solo aplicar productos biotecnológicos, no nocivos para el medio ambiente, sino también optimizar al máximo la cantidad empleada.

Un paso más de cara a la agricultura de precisión, sostenible, digitalizada, mecanizada y automatizada que parecía impensable hace tan solo unos años.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2442 veces

Comenta