5 estrategias de precio para bodegas en un escenario inflacionista

Viernes 13 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 1324 veces

Presentamos cinco estrategias que ayudarán a las marcas a la hora de atraer a los compradores

Desde el inicio de la Covid y ahora con la guerra en Ucrania se ha creado un entorno inusual con referencia a los precios. Un escenario inflacionista poco visto en las últimas décadas que obliga a las bodegas y empresas del sector del vino a reaccionar de manera rápida.

Como ya adelantamos en Vinetur recientemente, la sensibilidad al precio en los consumidores es el principal enemigo al que se pueden enfrentar las empresas. Desde Wine Intelligence la semana pasada nos dieron algunas claves para hacer frente a esta escalada de precios, como son la creación de fuerte imagen de marca, eliminación de costes e innovaciones innecesarias y una distribución simplificada.

Ahora, IRI, compañía de análisis de datos e investigación de mercados, ha presentado otras cinco estrategias que las marcas podrían seguir ante este escenario de precios en crecimiento con el fin de estar preparados para dar una rápida respuesta. Son estas:

1.- Clasificar la demanda por categorías

El comportamiento del consumidor cambiará a medida que los precios sigan aumentando. Por ello, es crucial ser ágil y monitorizar de cerca el volumen para implementar rápidamente mecánicas promocionales o nuevas estrategias de precios en el momento en que las ventas en volumen comiencen a descender.

2.- Imagen de marca y valor añadido

Cuando dentro de un tiempo la situación se asiente, si los precios de la categoría han subido durante este periodo, dispondremos de una marca de mayor precio que necesitará ser respaldada con algún tipo de propuesta de valor. Los consumidores buscarán una justificación para pagar estos precios y buenas razones para no cambiar a una marca más barata. La imagen de marca y el valor añadido serán las bazas para hacer frente a esto. El valor añadido podría venir de la mano de algún tipo de innovación.

3.- Cambios en el formato y en el surtido

Algunos consumidores optarán por packs o formatos más económicos, mientras que otros, con más dificultades económicas, optarán por formatos individuales. En lugar de subir los precios, una de las estrategias es optar por la reducción del tamaño del producto o considerar cambios en el surtido para eliminar aquellos con un margen más bajo.

4.- Optimizar la distribución

Las promociones son una de las estrategias para atraer consumidores con dificultades económicas. Pero, en este entorno con dificultades en el suministro, es fundamental implementar estrategias promocionales solo en aquellos productos con stock.

5.- Personalizar las ofertas según la sensibilidad al precio

Aprovechar la información de los compradores para dirigirse a diferentes audiencias en cada uno de los canales con ofertas personalizadas. Por ejemplo, ofrecer promociones diferentes a aquellos compradores menos sensibles al precio como pueden ser "boomers con capacidad adquisitiva" (personas de entre 45 y 60 años) y a los más sensibles al precio como los "millennials de bajos ingresos" (personas entre los 30 y los 45).

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1324 veces

Comenta