¿Cuánto vino consumimos en España?

España y el vino forman un tándem cuyos orígenes se pierden en el tiempo. Solo la pandemia por coronavirus ha...

Úrsula Marcos

Viernes 06 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 14753 veces

España y el vino forman un tándem cuyos orígenes se pierden en el tiempo. Solo la pandemia por coronavirus ha sido capaz de poner en jaque una relación que bien podría tildarse de idílica. Tras este paréntesis de algo más de un año, las cifras de consumo de nuestra bebida estrella vuelven a dispararse.

Degustar las creaciones vinícolas sigue siendo uno de los principales placeres que acompañan las celebraciones. Ahora que estas regresan, los brindis también vuelven y lo hacen para quedarse.

España y vino: los datos más significativos sobre su consumo en el país

La tradición vitivinícola española ha esquivado a lo largo de la historia las más diversas crisis. Al amparo de sus bodegas y de un potente volumen de ventas, ha logrado salir más o menos indemne de los altibajos económicos. No hay que olvidar que lidera el ranking de países por disponer de la mayor superficie de cultivo de vides de forma ecológica. Actualmente, la extensión total de viñedos supera las 950 mil hectáreas.

Sin embargo, la irrupción de la COVID paralizó casi por completo este negocio, cuya digitalización comenzaba a despegar. Se pasó de un escenario muy interesante e innovador, que se dibujaba al abrigo de la digitalización, a un freno del sector a nivel estatal. El confinamiento, el cierre de los establecimientos hosteleros y otras restricciones hicieron que las cifras cayeran a mínimos históricos. Solo en este sector, la reducción fue mayor del 50 %.

Una evolución al alza en el consumo de vino en España

Por fortuna, la recuperación ya está en marcha. Tras la caída de 2020, la tendencia al alza comenzó a quedar patente a lo largo de 2021, la cual se ha confirmado durante los primeros meses del año 2022. De hecho, las cifras de consumo se acercan a niveles prepandémicos. El último registro hecho público el pasado mes de marzo supera los 10,5 millones de hectolitros, lo que supone un 16,6 % de incremento en los últimos doce meses. No hay más que ver cómo el crecimiento el pasado enero fue del 10,7 %.

Estas son las principales cifras que hace públicas la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), las cuales recoge el informe Análisis del consumo de vino en España a enero de 2022. Se trata de un estudio trimestral sobre la evolución del consumo de vino en España, de cuya elaboración se ocupa el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

El consumo ha vuelto a crecer en la hostelería una vez liberada de las limitaciones sanitarias. Al mismo tiempo, se frenan las ventas en alimentación, donde tuvo un crecimiento motivado por el confinamiento que se decretó la primavera de 2020.

¿De verdad tomamos en España mucho vino?

Si bien es cierto que hace unas cuantas décadas el consumo en España era muy superior al actual, conviene relativizar los datos y ponerlos en el contexto de la época actual.

De este modo, las cifras hablan por sí solas. El consumo de vino en España está entre uno de los más altos a nivel internacional. De hecho, somos el octavo país del mundo en consumo de litros por persona, con un total de 26,2 litros de media, según Statista. En cuanto al consumo global, España ocupa la sexta posición, solo superada por Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y Estados Unidos, según los datos del reciente informe OIV (abril 2022).

Por su parte, las cinco comunidades autónomas que registran un mayor consumo per cápita son Baleares, Cataluña, Asturias, Galicia y País Vasco, según datos del Ministerio de Agricultura y Alimentación. En el extremo contrario se sitúa Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Navarra y La Rioja.

Principales países consumidores de vino en el mundo. Fuente OIV abril 2022

Los datos del vino y la cerveza

¿Qué ocurre si comparamos el consumo de vino vs cerveza? Nos llevaríamos una sorpresa. La cerveza lidera el consumo de bebidas alcohólicas en España con un 83%, mientras que el vino ocupa el segundo puesto muy de cerca, con un 77%. Estas son las conclusiones a las que ha llegado un estudio realizado recientemente por Toluna, una compañía especializada en investigación online.

Los expertos tratan de encontrar explicaciones a esta preferencia. La teoría que adquiere mayor importancia es la que apunta a la cerveza como una bebida más social, así como transversal. Su consumo es más económico, posee una graduación menor y, sobre todo, tiene un servicio más cómodo y dosificable individualmente, en pequeño formato (lata o botella) o tirado por grifo en hostelería.

En cambio, el vino se relaciona más con celebraciones puntuales dotadas de cierta importancia. De hecho, esta bebida es la elegida para ocasiones especiales. Su precio es más elevado, tiene una graduación mayor y un formato de mayor tamaño, la mayoría de veces en botella de 75cl.

No obstante, el sector trata de superar estos hábitos de consumo y en los últimos años hemos asistido a un incremento de nuevos estilos de vinos, con menor graduación, más fáciles de beber e incluso en formatos individuales, como el vino en lata. Además, las iniciativas como las relacionadas con el enoturismo están ayudando mucho a hacer que su consumo sea más popular.

En definitiva, la relación entre España y el vino renueva sus votos en 2022. La recuperación del consumo de esta bebida en el país tras la crisis epidemiológica invita al optimismo. Crecen las ventas y también la preferencia por las creaciones con un valor añadido. Todo ello permite augurar una larga vida al negocio que es símbolo de tradición y una parte importante de la economía del país.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 14753 veces