Mitos del alcohol y el acné

Vilma Delgado

Viernes 04 de Febrero de 2022

Compártelo

Leído › 12720 veces

Si te preocupa el cuidado de tu piel, te habrás preguntado si el alcohol causa acné. El consumo moderado de alcohol no provoca que aparezcan granitos ni agrava los brotes. Disfrutar de una copa de vino, una cerveza o un cóctel no supone un problema para la piel. Lo importante es beber de forma responsable y moderada y acudir al dermatólogo para tratar cualquier afección cutánea. 

Efectos del alcohol en la piel

La piel es el órgano más grande y visible de nuestro cuerpo. Una piel sana es sinónimo de salud y es importante mantenerla hidratada y cuidada. 

El alcohol es perjudicial siempre y cuando abusemos de su consumo. Beber dos copas de vino al día no daña la piel y además, los polifenoles presentes en el vino tinto cumplen una función antioxidante. 

¿Qué pasa si el consumo de alcohol es abusivo?

Todos sabemos que abusar del alcohol no es bueno para la salud. La piel acusa este consumo excesivo de distintas formas. 

En primer lugar, la deshidratación que provoca beber de más puede aumentar la sensación de tirantez y sequedad en la piel. Si el consumo excesivo de alcohol se mantiene en el tiempo, puede causar un mayor número de arrugas

Un síntoma muy palpable de que se ha abusado del alcohol es el enrojecimiento de la piel. La circulación sanguínea se ve afectada y pueden aparecer eritemas, arañas vasculares o ictericia (piel amarillenta). 

Beber alcohol envejece la piel si el consumo abusivo es continuado en el tiempo. Los efectos principales son visibles en la piel en sí, pero también en las uñas y las mucosas bucales y labios. 

Efectos del vino en la piel

Tomar una copa de vino, además de un placer gastronómico puede aportar beneficios a la piel. De hecho, muchos balnearios y spas ofrecen tratamientos de vinoterapia gracias a los efectos antisépticos y antiinflamatorios del vino. 

No es bueno aplicar alcohol de farmacia para los granos, sobre todo si se hace de forma regular. El alcohol en la cara para el acné solo debe emplearse como remedio puntual y sobre una superficie pequeña, ya que la piel se puede irritar. 

Vinoterapia casera

Pero el vino sí puede ayudarnos a secar los molestos granitos. La aplicación por vía tópica de vino, siempre tinto, es beneficiosa para limpiar la piel y prevenir la aparición de espinillas. Solo tienes que empapar un algodón en vino tinto, aplicar con un suave masaje en círculos y dejar actuar durante 15 minutos. 

Después, aclara con abundante agua y aplica una bruma facial refrescante que hidrata sin dar grasa. 

Puedes repetir este baño facial de vino cada quince días y siempre que no tengas acné severo. 

¿El consumo de alcohol siempre produce acné?

No. El alcohol y el acné no están directamente relacionados. Es cierto que el abuso de alcohol es perjudicial para la piel, su salud y su estética. Pero beber alcohol en unos parámetros razonables no provoca acné ni empeora sus síntomas. 

Sí que puede ocurrir que, tras un consumo alto de alcohol, la piel de la cara se ponga más roja de lo normal. Esto se debe a la acción vasodilatadora del alcohol. Si la piel se ve más roja, los granos producidos por el acné se notan más. 

Tomar alcohol de forma moderada no aumenta el número de granos y espinillas que aparecen en la piel y no agrava los brotes de acné. Tampoco desencadena su aparición. 

¿Qué es el acné?

El acné no son solo granitos. Es una enfermedad de la piel y como tal debe tratarse. Este trastorno cutáneo se produce cuando los folículos pilosos se ven taponados. Las células muertas, la grasa y las partículas provenientes de la contaminación, son las causantes de esta inflamación en la piel. 

Las causas son múltiples y lo adecuado es acudir al médico especialista que pautará un tratamiento adecuado. 

La dieta puede ser importante para muchas personas que sufren acné. Se aconseja no abusar de ciertos alimentos, como aquellos que contienen muchos azúcares, los alimentos ultraprocesados y el alcohol. 

No todos los alcoholes son iguales

Hemos visto que beber de forma responsable y moderada no tiene que provocar acné. Pero, dentro de los distintos tipos de bebidas alcohólicas, aquellas con más contenido de azúcares son las menos recomendables si sufres de acné.

Por tanto, hay que moderar el consumo de combinados y cócteles, ya que los refrescos que los acompañan se unen a la alta graduación y se aumenta el azúcar consumido. Opta mejor por un vino blanco o tinto o por una cerveza. 

El alcohol no causa acné siempre que lo tomemos de forma moderada. Una copa de vino acompañada de un aperitivo y de una buena conversación no va a perjudicar la salud de nuestra piel. Y recuerda acudir a tu médico de confianza si tus problemas cutáneos te preocupan.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 12720 veces

Comenta