Qué causa la intolerancia al alcohol y alternativas

Vilma Delgado

Viernes 24 de Diciembre de 2021

Compártelo

Leído › 7853 veces

¿Sabías que si te sientes mal después de tomar una bebida alcohólica puedes sufrir de intolerancia al alcohol? Existen diversas causas que pueden provocar una intolerancia o alergia al alcohol. Además, el consumo de etanol parece estar relacionado con el aumento de la sensibilización alérgica. Conozcamos los síntomas, causas y soluciones que podemos adoptar ante una intolerancia o alergia al alcohol. 

Causas de la intolerancia al alcohol

La principal causa de intolerancia al alcohol es genética. Si el cuerpo no produce ciertas enzimas que ayudan a metabolizar el etanol, o las produce en cantidad insuficiente, se desencadenan diversos síntomas. El déficit de alcohol deshidrogenasa provoca intolerancia al alcohol y que el estado de embriaguez llegue antes. 

Pero la alergia al alcohol puro, al etano, es muy rara. La intolerancia suele venir dada por los distintos compuestos, conservantes e ingredientes de las bebidas alcohólicas. Los principales desencadenantes son:

Histaminas

La intolerancia a las histaminas presente en los alimentos puede producir reacciones alérgicas o pseudoalérgicas. El vino tinto contiene histaminas, al igual que algunos pescados en conserva, embutidos y quesos curados. 

La histaminosis no alérgica se produce cuando el cuerpo muestra un déficit de la enzima diaminooxidasa y provoca síntomas similares a los de la alergia. 

Sulfitos

Los sulfitos son conservantes que se encuentran en muchas bebidas alcohólicas como vinos, cerveza y espumosos. La intolerancia a los sulfitos se puede confundir con una alergia al vino. Para saber si sufrimos de esta intolerancia, los alergólogos realizan pruebas de provocación. Afortunadamente, existen vinos libres de sulfitos. 

Proteínas de la cerveza

Además de la celiaquía, existen otros problemas de salud asociados a los cereales. Hay personas que experimentan síntomas causados por las LTP, proteínas presentes en la cerveza que pueden desencadenar reacciones. También existe la posibilidad de sufrir alergia al lúpulo, la cebada y otros cereales. 

Fruta

Las bebidas alcohólicas a base de frutas, como el vino o la sidra, pueden provocar alergias no por su contenido de etanol, si no por la fruta en sí. 

Huevo

Las personas alérgicas al huevo deben evitar los vinos clarificados por el método tradicional de añadir clara de huevo o albúmina al vino. También se han descrito reacciones alérgicas por contaminación del vino en personas alérgicas a avispas y abejas. 

¿Y la alergia al alcohol?

En general, las bebidas alcohólicas producen intolerancias o pseudoalergias. Pero sí existe la alergia al alcohol, aunque es extremadamente infrecuente

Cómo detectar si somos intolerantes al alcohol: síntomas

Una pista que nos debe hacer sospechar es que los síntomas aparezcan de forma rápida después de consumir alcohol. Si sientes dolor o molestias tras beber alcohol, es recomendable acudir al médico. En ocasiones, este dolor puede ser signo de enfermedades como el linfoma de Hodgkin, aunque no es lo habitual. 

Los principales síntomas de alergia o intolerancia al alcohol son:

  • Enrojecimiento del rostro y el escote no provocado por vasodilatación
  • Eritemas y erupciones
  • Picor
  • Presión baja
  • Náuseas
  • Mareo
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Congestión nasal
  • Goteo nasal o hidrorrea
  • Tos
  • Conjuntivitis
  • Estornudos repetitivos
  • Empeoramiento del asma

En el caso de una reacción alérgica grave a algún compuesto de la bebida alcohólica se pueden producir crisis respiratorias, broncoespasmos y shock anafiláctico

Si sufres histaminosis no alérgica, los síntomas principales son:

  • Picor tras consumir alcohol
  • Enrojecimiento de la piel
  • Dolor abdominal 

¿Se puede sufrir una intolerancia al alcohol repentina?

La respuesta es sí. Al igual que ocurre con las alergias, las intolerancias pueden desencadenarse sin previo aviso. Si tienes algún síntoma lo recomendable es dejar de consumir bebidas alcohólicas y acudir al médico para conseguir un diagnóstico fiable. 

Riesgos de tomar alcohol si tienes intolerancia

Como ves, hay distintos tipos de alergias e intolerancias relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas. En el caso de sufrir histaminosis, lo ideal es dejar de consumir alcohol. 

Si la intolerancia o alergia afecta solo a un tipo de bebida o de conservantes, tendrás que acostumbrarte a leer las etiquetas de las bebidas para saber si son o no aptas para ti. 

Los riesgos dependen del tipo de afección, pero en el caso de una alergia, se pueden desencadenar reacciones graves. 

El consumo de alcohol es además un factor de riesgo para personas con alergias respiratorias, rinitis y asma y puede agravar las crisis. Estas personas pueden ser más propensas además a las reacciones adversas provocadas por el consumo de alcohol. También pueden aumentar las alergias a medicamentos y alimentos.

La intolerancia al alcohol y la histaminosis también provocan migrañas y fuertes dolores de cabeza tras la ingesta de bebidas alcohólicas. 

Lo mejor es averiguar qué elemento es el desencadenante de la alergia y cambiar las bebidas alcohólicas por sus versiones sin, como el vino sin alcohol o sin sulfitos, o la cerveza sin alcohol o sin gluten, por ejemplo.

Si sufres de intolerancia al alcohol lo más sensato es acudir a tu médico de confianza y evitar las bebidas que te produzcan estos síntomas y reacciones. 

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 7853 veces

Comenta