Condado de Huelva, es otra historia

Javier Campo

Martes 13 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 1342 veces

No todos los vinos de Andalucía tienen la misma repercusión y, no todos conocemos ciertas zonas y sus vinos. Adentrémonos en una de esas menos conocidas y descubramos todo lo que tienen que ofrecer. Nos vamos a Huelva.

Hay veces que nombrar la historia de una u otra zona se debe convertir en sinónimo de tradición y, haber descubierto tal o cual vestigio del siglo que sea y de la cultura que se nombre y de lo remoto de la fecha, otorga más credibilidad a quien lo cuenta. Pero eso no es así. Hay zonas en toda la península ibérica con huellas de diversas culturas, de diversas tradiciones y de diversas variedades y, en la actualidad, tan solo es un recuerdo que adorna el preámbulo. La historia es ahora.

La Denominación de Origen Condado de Huelva tiene, como otras, una fascinante historia que habla de Griegos, Tartessos, Romanos y Reconquista. Su puerto, es parte indivisible de la historia pues de él partían los vinos hacia el resto de Europa y del Nuevo Mundo. Es en el año 1979 cuando el nombre de la DO pasa de Huelva a Condado de Huelva. Después, se añade en un baile de fechas el Vinagre y el Vino Naranja.

Pero aquí lo que nos interesa es conocer el trabajo y el resultado actual. Y no es poco.

El blanco Condado de Huelva Joven es un vino muy fácil de entender fresco y afrutado con la singularidad que ofrece la uva zalema y que contrastan con la complejidad de los blancos con envejecimiento.

Por supuesto, los vinos tintos también tienen un espacio en la DO y se pueden encontrar agradables sorpresas entre ellos.

Los vinos rosados han sido los últimos en incorporarse a la gama de vinos tranquilos ampliando así la oferta y cubriendo una cierta demanda propiciada por el consumo de público más joven.

Los vinos dulces y vinos generosos del Condado de Huelva se elaboran desde hace mucho con el conocido sistema en Andalucía de criaderas y soleras, con crianzas biológicas y oxidativas. Personalmente pienso que son unos grandes desconocidos y que deben probarse sí o sí. 

La maceración de la piel de naranja en alcohol vínico es la protagonista indiscutible de los Vinos Naranja y que no tienen absolutamente nada que ver con los Orange Wine.

En el Condado de Huelva se atreven con todo. Y aunque sin estar dentro de DO, no os sorprenda el probar ciertos espumosos de segunda fermentación que también nacen en estas tierras.

Los vinagres cierran el amplio abanico en la oferta de los productos de esta pequeña y poco conocida Denominación de Origen.

El esfuerzo de las personas que trabajan para dar a conocer el Condado de Huelva es titánico y no siempre se ve recompensado, pero, debemos entre todos dar a conocer estos pequeños reductos que aun sin recursos elaboran unos vinos tan singulares como desconocidos.

Fotografías: DO Condado de Huelva

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1342 veces

Comenta