Juan Casares, presidente del CRDO Ribeiro: “Seguimos esperando las medidas de la Xunta para paliar la crisis del coronavirus en el sector vitivinícola”

Carmen Fernández

Viernes 07 de Agosto de 2020

Compártelo

Leído › 2993 veces

Juan Casares, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Ribeiro

La D.O Ribeiro es una de las denominaciones de origen que más rápido han reaccionado para ofrecer apoyo y soluciones a sus bodegueros frente a la situación propiciada por la pandemia de la COVID19. Algo de lo que el presidente de su Consejo Regulador, Juan Casares, saca pecho, sobre todo porque sigue a la espera de la respuesta de la Xunta ante sus solicitudes y porque sigue echando en falta medidas adaptadas a la realidad de la viticultura gallega por parte del Ministerio.

Mientras estas medidas llegan el Consejo Regulador de la DO Ribeiro no se ha quedado quieto. Además de poner en marcha una campaña de promoción en redes sociales, ha apostado por la creación de herramientas digitales que les permitan a todas sus bodegas, pequeñas y grandes, contar con un marketplace en el que comercializar online sus vinos.

Con Juan Casares analizamos, además, el profundo impacto del coronavirus en el Ribeiro, los cambios en los hábitos de los consumidores y los retos de adaptación a estos nuevos tiempos poco antes de que llegue la nueva cosecha.

¿Cómo está siendo el impacto de la crisis de la COVID 19 sobre las bodegas y viticultores de la D.O Ribeiro?

Esta crisis ha afectado de forma contundente a nuestras bodegas ya que un gran porcentaje vende únicamente en HORECA, por ello desde el Consejo Regulador se ha intentado colaborar con la creación de varias medidas para promover la venta online de los vinos.

Ribeiro Market, el buscador de vinos para comprar online lanzado por el Consejo Regulador

¿Qué medidas ha adoptado el Consejo Regulador?

Desde el Consello Regulador reaccionamos desde el minuto uno de esta crisis adoptando decisiones y poniendo en marcha medidas, una capacidad de iniciativa que muchas veces incluso ha ido por delante de la propia consellería, implementando medidas económicas para aliviar la carga de obligaciones y favorecer la liquidez de nuestras bodegas mediante el aplazamiento de determinados pagos.

Además, tratamos de disminuir el impacto de la brecha digital poniendo en marcha el "Plan de acción dixital do CRDO Ribeiro" que se inició con una landing page de las tiendas propias de las bodegas de nuestra D.O. Actualmente tenemos en activo un metabuscador, un espacio digital con los marketplace en el que participan más de 40 bodegas, pueden visitarlo en https://ribeiro.market y desde él podrán comprar las diferentes referencias de forma online.

También iniciamos los trabajos de un "Estudio de costes de producción de uva" que no sólo da respuesta a una vieja reivindicación social en esta comarca sino que será pionero en Galicia al seguir un rigor técnico escrupuloso.

Finalmente implementamos una gran campaña de promoción en redes sociales y grandes medios digitales que intenta potenciar nuestra marca Ribeiro a través de la reina de nuestras variedades: la Treixadura y bajo el slogan "Treixadura. Modo Ribeiro", centrada en las redes sociales y medios digitales,  con el objetivo de acercarnos a un público más joven. Lo cierto es que ha tenido una gran acogida y estamos valorando trasladarlo a la televisión para llegar a un mayor número de impactos.

¿Cuál cree que pueden ser las consecuencias a medio y largo plazo de la pandemia sobre la estructura de la denominación de origen y su comercialización?

Hemos cambiado nuestra forma de actuar y consumir por lo que los cambios en la estrategia de la denominación de origen y en la comercialización de los vinos son totalmente necesarios para adaptarnos a la nueva realidad. Algunas bodegas contaban con tienda online propia, pero no muchas, por ello diseñamos el Ribeiro Market, para que todas tengan oportunidad de vender a través de otras páginas web o incluso directamente a través del correo electrónico.

Pero además creemos que es necesario que nuestras bodegas diversifiquen respecto a sus canales de comercialización: potenciar el canal digital, mantener una cuota en el de alimentación e impulsar la internacionalización. Necesitamos orientar nuestra política de promoción hacia el mercado y no sólo hacia producto. Y, finalmente, en el aspecto meramente estructural, debemos impulsar un proceso de movilización de tierras que luche contra el incesante abandono de la actividad al que nos vemos sometidos. Yo espero que poco a poco se vaya a reactivando el consumo, siempre con cautela, ya que no queremos volver a pasar lo que pasamos.

¿Cómo ha replanteado el Consejo Regulador sus acciones de promoción (ferias, campañas, etc) en los próximos meses?

El tema promocional está muy complicado porque aún no se sabe muy bien cómo van a suceder las cosas, por el momento se han ido posponiendo diferentes eventos, por lo que estamos inmersos en las acciones a partir de octubre – noviembre y el próximo año 2021.

¿Cómo valora las medidas adoptadas por las diferentes administraciones públicas (Xunta, Ministerio) en lo que atañe a la producción vitivinícola del Ribeiro?

Si tomamos como referencia el mismo período de 2019 podemos decir que las bodegas amparadas por el CRDO Ribeiro dejaron de vender alrededor de 1,1 millones de botellas lo que equivale a decir que dejaron de facturar algo más de 5,3 millones de euros.

Aunque alguna fue anunciada, lo cierto es que estamos esperando por las medidas que la Consellería do Medio Rural va implementar para hacer frente a la crisis del COVID 19 en el sector vitivinícola. Hubo una serie de reuniones y trabajos previos que esperamos recojan todas nuestras necesidades.

Respecto al Real Decreto publicado por el Ministerio tengo que decir que ha sido absolutamente perverso para Galicia en general, y para el Ribeiro muy en particular. Es un documento redactado al dictado de otras zonas del estado español y muy alejado de la realidad de nuestra enocomarca. Las ayudas que establece no son aplicables para nosotros; supone una clara imposición e intromisión en la soberanía de los plenos de las D.O. y tiene un efecto perverso en cuanto que limita la posibilidad de canalizar determinados excedentes de uva hacia la vinificación de mesa, un recurso tradicional de los viticultores del Ribeiro para complementar sus ingresos.

Situación actual de la cosecha, valoración fitosanitaria y previsiones

En principio se presenta una buena cosecha aunque el mildiu dejó su huella en determinadas zonas del territorio. Si bien es cierto que había alguna preocupación entre los viticultores al respecto de la posibilidad de tener problemas en la recogida de uva por parte de las bodegas, tengo que decir que en las últimas semanas he mantenido una ronda de conversaciones con algunas delas bodegas más representativas del Ribeiro, cuantitativamente hablando, y he de decir que soy ciertamente optimista a este respecto. Creo que en el territorio del CRDO Ribeiro no debieran existir muchos problemas para recoger la uva a los viticultores dentro de los ámbitos y límites que señala nuestro pliego de condiciones.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2993 veces

Comenta