Los españoles prefieren vinos con DOP

Viernes 03 de Julio de 2020

Compártelo

Leído › 2289 veces

El vino con Denominación de Origen marca una gran tendencia alcista en valor y superó por primera vez los 600 millones de euros en el canal alimentación de España.

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), en 2019, crecieron las compras de todas las categorías de vino, tanto en términos de valor como de volumen, salvo las de vino sin DOP ni IGP.

El valor del vino tranquilo con Denominación de Origen Protegida (DOP) creció por séptimo año consecutivo y marcó su máximo histórico con 608,7 millones de euros (+3,4%), 20 millones más que en 2018 y primera vez por encima de los 600 millones. Lideró el valor de las compras en alimentación con el 57% del valor total, creciendo en los últimos 5 años en más de 100 millones de euros (505 millones en 2014). En volumen, registró un incremento del 1,4% hasta los 138,8 millones de litros, el 39% del total y cada vez más cerca de superar al vino tranquilo sin DOP ni IGP, categoría que marcó en exclusiva la caída global al registrar un descenso del 7,9% hasta los 148,6 millones.

El vino sin indicación también fue el único que cayó en valor, un 5,2% hasta bajar ligeramente de los 210 millones de euros, el peor dato desde que tenemos registros, como también ocurre en volumen. Su precio medio subió un 3% hasta los 1,41 €/litro, el más alto hasta la fecha, pero muy inferior aún al del resto de categorías.

La evolución de las dos principales categorías en los últimos años ha sido radicalmente opuesta: hace 20 años, el consumo de vino tranquilo sin DOP ni IGP se situó en los 481 millones de litros; el destinado a vino tranquilo con DOP, en apenas 81 millones, mientras que el valor del vino sin indicación casi duplicaba al del DOP (416 frente a 227 millones de euros), como muestra el gráfico que acompañamos.

Los datos muestran, por tanto, una tendencia bien definida: los españoles cada vez apuestan más por los vinos con mayor valor añadido, en detrimento de aquellos más económicos.

Respecto a otras categorías, el consumo de Cava y espumosos con DOP volvió a crecer, tras dos años registrando pérdidas. Sus compras en alimentación alcanzaron los 24 millones de litros (+1,3%) y los 129 millones de euros (+2,6%), a un precio medio superior al resto de categorías, con 5,35 €/litro (+1,3%), el mayor desde los 5,65 euros de 2009. Parece recuperarse el consumo de este tipo de producto, que sigue lejos aún de las cifras de años atrás.

El vino con Indicación Geográfica Protegida (IGP), también conocido como “Vino de la Tierra”, cobra presencia en los hogares españoles al ser el que más creció tanto en valor (+22,8%) como en volumen (+14,7%) respecto a 2018, hasta alcanzar los 64,4 millones de euros y los 25,8 millones de litros. Fue, a su vez, el que más subió de precio (+7% hasta los 2,50 €/litro).

Buen año también para el vino de licor, cuyas compras aumentaron un 6% en volumen y un 5,4% en valor, hasta los 12,3 millones de litros y los 44,5 millones de euros, a un precio medio estable (de 3,64 a 3,62 €/litro). El vino de aguja bajó de precio un 2,8% hasta los 2,86 €/litro, de ahí que creciera el doble en volumen (+6%) que en valor (+3%), hasta los 5,3 millones de litros y los 15,3 millones de euros.

Por otra parte, el consumo de bebidas con vino, categoría que incluye sangrías, tintos de verano y aromatizados, creció un 2,7% en volumen hasta los 74 millones de litros, pese a subir de precio un 5,2% hasta los 1,64 €/litro, lo que elevó su valor un 8% hasta los 121 millones de euros.

Si sumamos los datos de bebidas con vino a los del conjunto de vinos, comprobamos que 2019 registró un récord histórico en valor con 1.192,5 millones de euros (+3,1%), superando el máximo histórico hasta ahora, que databa de 2009, con 1.134 millones. El volumen total sigue siendo el más bajo se la serie histórica con 428,9 millones de litros (-1%), pese a la subida de bebidas con vino.

Cabe destacar el gran aumento del consumo de vino en alimentación registrado en diciembre, mes que siempre ha liderado las compras en este canal al coincidir con las fechas navideñas. Así, los datos de diciembre muestran un incremento del 4,7% en volumen y del 12,9% en valor, hasta los 49 millones de litros y los 211 millones de euros. Fue un mes especialmente bueno para el vino con tranquilo con DOP, el vino con IGP y el vino de aguja. Crecieron también a muy buen ritmo Cava y espumosos con DOP, cuyas compras en diciembre representaron más un tercio de las realizadas en el conjunto del año (8,3 para un total anual de 24 millones de litros), con caída del vino tranquilo sin indicación y con el vino de licor relativamente estable.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2289 veces

Comenta