La sumiller-enóloga que apostó por el roble español a la hora de envejecer sus vinos

Carmen Fernández

Jueves 07 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 12714 veces

Maite Geijo, sumiller y enóloga

Se llama Maite Geijo  y sus vinos ya son un referente en el mercado nacional. Acontia son los primeros vinos del mundo envejecidos en barricas de Roble Español (navarro) y nos deslumbran añada tras añada. Un pequeño clan familiar, con proyectos rompedores, que no sólo elabora vino en la D.O. Ribera del Duero, D.O. Toro y D.O. Cava. Crean un mensaje de confianza con gran cercanía y creatividad que nos transmiten en su día a día.  Auténticos inconformistas en este mundo tan tradicional, que crean experiencias únicas alrededor del consumidor.

No parecéis una empresa al uso, sino más bien una familia que por encima de todo se lo pasa bien haciendo vino

Desde un principio lo teníamos muy claro, somos una familia pequeña, cada uno "de su padre y de su madre" con unas personalidades totalmente diferentes, pero con algo en común, ¡la pasión! No hemos heredado un viñedo, ni una bodega, y el trabajo inicial se compuso de muchísimo esfuerzo, constancia y dedicación. Desde el primer momento nuestra premisa ha sido vivir el presente y disfrutar de lo lo que estábamos creando. También tengo que decir que he tenido la suerte de rodearme de gente muy profesional, con ideas bastante "locas" que dan un plus de alegría y motivación en nuestro día a día.

¿Qué le aporta el Roble Español a vuestros vinos que los hacen tan diferentes?

Nosotros elaboramos vinos para el consumidor. Esto que parece algo lógico, en este mundo del vino, no lo es tanto.

Nuestro primer paso es pensar en el consumidor, estudiar su consumo, sus gustos, para después ir a la viña a encontrar las uvas que nos construyan ese vino y más tarde, claro, a la bodega para ya crearlo. Para nosotros es fundamental ese primer paso. Muchos compañeros van directamente a la viña y son los consumidores los que se adaptan a ella. Los respetamos profundamente, pero no es nuestra filosofía.

Con el Roble Español encontramos el anhelado equilibrio que buscábamos en nuestros vinos. Por tal motivo, apostamos muy fuerte y fuimos pioneros en este exclusivo envejecimiento.

El contenido tánico en elagitaninos es más bajo, por ejemplo, que el de las maderas francesas y su consecuencia directa es su resaltable y anhelado respeto por la fruta. Conseguimos que nuestros vinos Acontia sean reconodidos por los consumidores y resultando muy agradables en boca, golosos, envolventes siempre frescos y elegantes. Vinos muy gastronómicos, que te invitan a comer y a beber.

Me han comentado que sois unos enamorados de la variedad verdejo y que vuestro Acontia Mar de Seda 100% Verdejo nació porque queríais dar un cambio en la imagen de una variedad que ha sido tan imitada.

Acontia Verdejo, criado sobre lías

Nuestra primera línea de vinos estaba formada solo por tintos.

Como ya sabes estamos siempre en continuo movimiento, buscando nuevas formas de elaboración y nuevos escondites dónde encontrar aquel aporte y la idea de crear un vino blanco era irresistible.

Por aquella época Rueda era un referente. La llegada a la D.O. de bodegas de gran producción y la demanda disparada daban como resultado vinos derivados de imitaciones monótonas que concluyen en saturación para el consumidor.

Nosotros  buscábamos devolver la esencia de la verdejo, respetar la variedad y elegimos crear nuestro Acontia 100% Verdejo, en Toro, una denominación de origen que tanto nos ha dado y dónde la verdejo adquiere profundidad.

El resultado es un verdejo magnífico criado sobre lías con levaduras autóctonas propias. Destacan sus toques en nariz a hinojo y excitantes cítricos resultando muy envolvente en boca y con ese final elegantemente amigo característico de la auténtica verdejo.

En el sector se sigue apostando por el tradicionalismo ¿Crees que es el momento de lanzar conceptos rompedores en el mundo del vino?

Respetamos muchísimo los métodos tradicionales y es un privilegio convivir con ellos, como en el caso de la tracción animal que utilizamos para la consecución de levaduras propias.

Estamos inmersos además en otros proyectos pequeños donde elaboramos mediante con métodos ancestrales. No obstante, creemos firmemente en la evolución a todos los niveles y sin duda también en la que acontece en las bodegas.

El universo Acontia es inconformista por naturaleza, nos gusta y nos emociona apostar por proyectos rompedores, que creemos imprescindibles para la continuidad del sector.

En este sentido y como sector que evoluciona, tenemos pendiente por ejemplo, llamar la atención de la gente joven o también ser más cercanos o hablar en un idioma con una forma más fresca  y novedosa.

¿Tenéis pensado abrir nuevos territorios fuera de las Denominaciones donde trabajáis?

Nuestro logotipo como ya sabes es un tanden que representa el continuo movimiento. Pedaleando, viajando, estudiando y conociendo nuevos sitios, nuevos rincones. Siempre acompañados de amigos, conocidos, clientes...

Logo de la bodega

Tenemos varios proyectos en mente, hay uno que nos hace una ilusión tremenda, por todo lo que le rodea y el tiempo que llevamos trabajando en ello. Es en Montilla-Moriles y será un auténtico espectáculo, ya te lo adelanto.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 12714 veces

Comenta