Estereo, el vino más sonado de Canopy y Attis

Viernes 01 de Noviembre de 2019

Leído › 1217 Veces

Un tinto único elaborado por ambas bodegas, mitad garnacha montañesa, mitad souson atlántica

Bodegas Canopy y Bodegas Attis presentan Estéreo, un tinto creado al alimón, mitad garnacha, mitad souson con un año de crianza en barrica. Una alianza de ambas bodegas que se materializa en un vino único que une mar y montaña.

Un tinto de gran personalidad y un marcado carácter atlántico que le aportan las uvas frescas y Borgoñonas Garnachas de Gredos y la delicada y aromática Souson de las Rías Baixas, una variedad escasa y en cuya recuperación Bodegas Attis está muy implicada.

Con una producción limitada de 400 botellas y 200 magnum, esta nueva referencia aúna la peculiaridad del terruño histórico de Méntrida con la Galicia más atlántica; la práctica de una viticultura sostenible, mínimamente intervencionista de Canopy y el respeto a lo autóctono y lo artesanal de Attis.

La etiqueta 3D, con gafas de visión incluidas, es obra de la agencia creativa Entretanto. Su nombre, Estéreo, define esta colaboración a dos bandas, porque no es un monovarietal y si no es mono.... Es estéreo.

NOTA DE CATA

Color rojo cereza madura. A copa parada se perciben aromas a frutos rojos (arándanos, frambuesas...); notas balsámicas acompañadas de otras que recuerdan al cedro de una caja de puros, además de pimienta, cacao y café.

Estamos ante un vino que cambia constantemente.

En boca es fresco, de cuerpo medio pero largo e intenso en fase retronasal. El pregusto es largo y agradable y de nuevo, nos llena la boca de recuerdos al sabor de frutos rojos, con una acidez que le augura larga vida.

Su tanino se funde en la boca, fresco, largo y agradable, con un marcado carácter atlántico.

PVP: Botella 25 euros: Magnum: 50 euros €.

BODEGAS CANOPY

Fundada en 2003 Bodegas Canopy es fruto de la pasión por el vino de los enólogos Belarmino Fernández y Alfonso Chacón. Con el objetivo de poner en el lugar que se merece a la D.O. Méntrida, ambos iniciaron aquel año la búsqueda de viejas viñas de Garnacha y Syrah en las que basarían su proyecto: pensar los vinos desde las viñas y trasladar la peculiaridad de cada una a la copa. Fue en la región de Méntrida (Toledo), concretamente en El Real de San Vicente situado en la Sierra de Gredos, donde localizaron un viejo viñedo de Garnacha, mientras que en Camarena (Toledo), a 400 metros de altitud sobre suelo arenoso, dieron con viñas de Syrah de 30 años, en espaldera, que se adecuaban a sus exigencias.

Canopy elabora los vinos Malpaso, Tres patas, Congo, La Viña Escondida, Loco y Castillo de Belarfonso y GANADERO en Méntrida, un terruño histórico, aunque olvidado en las últimas décadas, que está siendo redescubierto como cuna de vinos singulares. Su único vino de Tierra de Castilla y León es Kaos, cuyo viñedo de origen se encuentra entre los picos de Gredos y Guadarrama en Cebreros (Ávila).

ATTIS, BODEGA Y VIÑEDOS

ATTIS, bodega situada en el corazón de O Salnés, en Rías Baixas, elabora vinos Auténticos, Artesanales y Atlánticos. Robustiano Fariña, junto a su hermano Baldomero y al enólogo Jean François Hebrard, lidera la bodega, heredera de la tradición familiar viticultora, bodeguera y también marinera. Todos los vinos de ATTIS parten del respeto a lo autóctono y lo artesanal y son fieles a la filosofía de bodega de elaborar grandes vinos atlánticos. El carácter atlántico de los vinos de ATTIS forma parte de su esencia. Está también en el ADN de ATTIS la libertad de quienes los hacen para explorar todo el potencial de cada variedad, desde el viñedo y a través de distintas formas de elaboración y crianza. Esto da como resultado una familia de vinos, numerosa y diversa, compuesta por 19 tipos de vinos en la actualidad. Blancos, monoviarietales de albariño, y de caiño blanco, y también mezcla de variedades autóctonas. Y tintos, monovarietales de Pedral, Caiño, Espadeiro y Sousón, uvas tan propias como escasas en la Denominación y en cuya recuperación la bodega está muy implicada. Vinos distintos, personales, sorprendentes y siempre atlánticos.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta