El vino de Jerez, Tolkien y la rodilla de un niño

Carlos Aguila Muñoz

Martes 12 de Febrero de 2019

Leído › 2300 Veces

Todo en la vida tiene un sentido

JRR Tolkien

Hace muchos años yo era un niño que solo pensaba en darle patadas a una pelota, mi única preocupación era cuantos goles marcaría, cuantos éramos para jugar el partido... mis padres lo tenían fácil para encontrarme, solo tenían que buscar un balón y seguro que yo estaría detrás.

Pero un maldito día mi rodilla se rompió, el mundo se acababa, ¿qué iba hacer? Y aquí empieza una gran historia.

Me pasaba el día de mal humor, enfadando a mis padres, chutando una pelota de ropa que con tanto tiempo en cama me había fabricado, gracias a eso aprendí a jugar con la izquierda. Pero un GRAN día apareció mi abuelo Vicente, un viticultor de toda la vida, mi héroe, mi maestro, y me dijo:

"Carlos te voy hacer el mejor regalo de tu vida"

¿Una pierna nueva? Una nueva pelota? Que más daba, mi abuelo cada día me regala algo, historias, consejos, lecciones de la vid...

De repente de sus grandes y trabajadas manos aparecieron tres libros! Sí libros y tres! Mi mundo explotó, que iba a hacer yo con tres libros, si hubiesen sido 4 hacía dos porterías de fútbol!

Mi abuelo se acercó se sentó en una silla, abrió el libro, y sin prestar atención a mis improperios empezó a leer.

"El señor de los anillos de J.R.R.Tolkien..."

Su voz sonaba como siempre, sabia, madura, pero esa historia de Frodo poco a poco me enganchó! No podía parar de leer, mi familia llamó al médico, algo pasaba, gracias a mi abuelo y al señor Tolkien, además de un buen jugador de fútbol hoy soy un lector empedernido.

Hace unas semanas un comentario en twitter me sorprendió:

No podía ser! Y me puse a investigar.

Thomas Osborne Mann fue el fundador de la bodega familiar española más conocida en el exterior, Bodegas Osborne, nació en Exeter, Inglaterra. Se instaló primero en Cádiz en 1781 y se asentó en el Puerto de Santa María en 1810, para crear una empresa exportadora de vinos de Jerez y acabar con un imperio de 20 bodegas.

Aquí aparece un nieto de Thomas Osborne Mann, Francisco Javier Morgan Osborne, el 'tío Curro'. Nacido y criado en Andalucía aunque se marchó pronto a Inglaterra (antes de cumplir los 10 años) para cumplir su vocación pastoral, siempre mantuvo sus raíces andaluzas.

La familia de J.R.R Tolkien eran bautistas, la madre se convirtió al catolicismo cuando el niño tenía 8 años. Al poco de la conversión, la familia se trasladó a las cercanías del Oratorio de Birmingham, allí trabaron una profunda amistad con uno de sus sacerdotes, tanta fue que Morgan recibió el encargo de su madre de convertirse en tutor legal de su hijos a la muerte de la madre en 1904, Tolkien tenía 12 años, y así se alejaría el peligro de que a los chicos se les volviera a convertir al anglicanismo.

La influencia personal del tío Curro no solo fue en la manutención, sino a nivel cultural con todo lo que transmitió de su forma de ser y también por la religión. Gracias a sus ingresos procedentes de las bodegas subvencionó los estudios de J.R.R. Tolkien en la prestigiosa King Edward's School y, posteriormente, en Oxford.

Francisco Javier Morgan Osborne, tío Curro, junto a un jovencísimo JRR Tolkien

La imagen de Morgan en los biógrafos británicos de Tolkien siempre ha estado menospreciada por el hecho de que el sacerdote se interpuso en su primera relación amorosa. Con 16 le obligó a elegir entre el amor o estudiar en la universidad de Oxford, que fue lo que finalmente hizo.

De ahí que los descendientes del escritor hayan reconocido públicamente que Tolkien pudo estudiar gracias "al dinero español del vino de Jerez".

El próximo 10 de mayo se estrena la película 'Tolkien' donde sabemos que el padre Morgan (interpretado por el gran actor irlandés Colm Meaney) será uno de los secundarios más relevantes. Esperemos que los guionistas hayan deparado en su carácter español alegre que tanto influyó en Tolkien en personajes como los 'hobbit' y no se centren en exclusiva en su negación al amor adolescente. Teniendo en cuenta que algunos señalan que Gandalf  está inspirado en Morgan, sería injusto.

Ese maravilloso libro cambio mi vida, encontré una de mis grandes pasiones, la lectura, y como no, gracias al vino!!!

Fuentes: El Mundo, La Voz de Cádiz y José Manuel Ferrández Bru (www.josemanuelferrandez.com)

Carlos Aguila Muñoz
Winelover y escritor especializado en enoturismo, enología e historia del vino.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta