115.290 Seguidores !

Salidas profesionales relacionadas con el vino

Martes 10 de Julio de 2018

Leído › 3560 Veces

Te damos algunas ideas de trabajos relacionados con el vino a los que podrías dedicarte

Emprendedor en vinos

Además de ser una pasión, el vino puede ser una buena forma de ganarse la vida. Muchos aficionados piensan que es algo elitista y realmente difícil. Es cierto que al ser profesiones que gustan a mucha gente, no es fácil abrirse camino en el mundo profesional, pero esta misma idea, hace que no sean tantos los que apuestan realmente por este sector. Aquí te damos algunas ideas de trabajos relacionados con el vino a los que podrías dedicarte.

SUMILLER

Sumiller

Ser el experto en vinos de un restaurante es quizá la salida más conocida. Las funciones principales son encargarse de gestionar la vinoteca del mismo, así como de asesorar a los clientes en sus elecciones. Por supuesto, las salidas no se limitan a restaurantes. Entre otras, algunas empresas que pueden estar interesadas en contratar a un sumiller son hoteles, establecimientos minoristas  como supermercados y tiendas, empresas de catering, empresas de organización de eventos, empresas turísticas que organizan excursiones y catas, etc.

ENÓLOGO

En este caso, la actividad profesional va menos enfocada al público y más a la producción. Aunque existe cierto intrusismo entre enólogos y sumilleres, antes de dar el paso de formarse es buena idea tener claro cuáles son nuestras preferencias. La salida natural de un enólogo son las bodegas.

Enólogo

Tanto para enólogos como sumilleres pueden encontrar trabajo como intermediarios entre productores y vendedores. No obstante es una faceta altamente comercial que no gusta a todo el mundo. Además, existen otras opciones no tan contempladas por los futuros trabajadores:

INTERNET

El interés por el vino es cada vez más intenso y la suerte de compartir idioma con más de 550 millones de personas, hace que haya audiencia para temas tan especializados como este. La prueba de ello es esta misma web. Compaginando una web propia, con colaboraciones para otras publicaciones especializadas, se pueden conseguir cosas interesantes.

EMPRENDIMIENTO (OFFLINE)

No cabe el duda de que el vino es una experiencia, así que el trabajo offline prevalece por encima del online. Hoy en día en todas las ciudades con un flujo turístico decente se realizan excursiones, catas de vino y un sinfín de "experiencias turísticas". Establecerse puede ser tan barato como empezar a pagar la cuota de autónomos y puede haber varias empresas interesadas en subcontratar estos servicios.

Otra opción es un servicio externalizado de sumiller. Puede haber restaurantes de calidad interesados, pero que no puedan permitirse un experto en plantilla. Un servicio que les permita contar con el asesoramiento necesario, mantenerse a la última con las tendencias e incluso que les gestione la bodega, puede ser lo más eficiente para muchos restaurantes.

No hablamos por tanto, de producir con tus propios viñedos, ya que supone una inversión a la que no todo el mundo puede hacer frente. Si uno se la puede permitir, es por supuesto otra salida profesional posible. La formación en el mundo del vino, también requiere un capital, pero suele ser mucho más asequible. En todo caso, existen muchas opciones de financiación para proyectos personales, sean de formación o emprendimiento, entre ellos, los préstamos online que puedes ver en Matchbanker, un portal de comparación financiera que también opera en otros países europeos como Noruega.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta