120.889 Seguidores !

El vino aporta 2.670 millones de euros a la balanza comercial de España

Lunes 02 de Abril de 2018

Leído › 2809 Veces

Las exportaciones de vino español superan los 2.847 millones de euros en 2017, récord histórico

En 2017, España importó 55,1 millones de litros por valor de 187,9 millones de euros, a un precio medio de 3,41 €/litro, según datos del último informe del OEMV.

Así, el saldo comercial del vino en España en 2017 es netamente favorable, alcanzando los 2.670 millones de euros, lo que supone una notable contribución del sector a la balanza comercial nacional.

En términos absolutos, España ha importado 5,5 millones de litros menos pero ha gastado 9,6 millones de euros más, un incremento del 5,4% en valor, al crecer el precio medio un 15,9%. Esto se explica por la caída de las compras de vino a granel, mientras crecen las importaciones de vinos con DOP envasados de otros países

Por mercados, Italia es el principal proveedor de vino en volumen y Francia lo es en valor, con pérdidas para Italia y aumento para Francia. De Italia, España importa principalmente vino aromatizado, mientras que de Francia, el producto más importado es el vino espumoso, mayoritariamente Champagne.

En cuanto a las exportaciones, con datos cerrados del 2017, las exportaciones españolas de vino crecían apenas un 2,5% en volumen hasta los 2.284 millones de litros (más de 2.852 millones si les sumamos el mosto, vinagres y aromatizados) y un buen 7,65% en valor hasta superar los 2.847 millones de euros, que rebasan la cifra de 3.180 millones si les sumamos mostos, vinagres y vermut. Y ello, con incremento de los precios medios superior al 5% hasta situarse en 1,25 €/l.

Esta evolución refleja un crecimiento extraordinario de las exportaciones españolas de vino que, si bien ha llevado a España a liderar el comercio mundial en volumen, no permite acercarse a los puestos de cabeza (Francia e Italia) en términos de valor.

Y ello, entre otras cosas, debido a la presión que ha sufrido el sector vitivinícola español en los últimos años para vender mucho vino, muy rápidamente, particularmente a granel y de forma especial a los propios competidores.

En los últimos 23 años, mientras los vinos envasados españoles subían lentamente hacia el nivel de los 1.000 millones de litros (solo superados en 2012 y ahora en 2017) a un ritmo medio del 6,5% anual, el granel aumentó a una tasa media anual del 7,1% hasta los 1.400 millones de litros en 2015 y bajar en 2016 y 2017 a 1.264 millones.

En este período de tiempo – 23 años – las ventas exteriores de vinos españoles a granel han aumentado en 983 millones de litros y en 601 millones para los vinos envasados. Sin embargo, en el mismo período, el panorama en valor cambia radicalmente, con incremento de 1.407 millones de euros en la facturación de los envasados tranquilos (hasta alcanzar los 1.713 millones) frente al aumento de 463 millones de euros en los vinos en envases de más de dos litros (hasta situarse en 2017 en 588 millones).

En general, ¿qué ha pasado durante estos años con las exportaciones españolas de vino? Que los vinos envasados – las marcas – han crecido a un muy buen ritmo y de forma estable, tanto en valor como en volumen y con revalorización del 1,6% de media anual, mientras las ventas de vinos a granel se han visto impulsadas tanto por el diferencial de cosechas entre España y sus principales competidores como por el desequilibrio interior, particularmente en el período 2002-04 y a partir del 2010 con la interrupción del 2013 por la escasez que también se produjo en España.

En relación con estas ventas de vino español a granel, de las que tanto se benefician los principales competidores españoles, puede preverse que, una vez disminuida la presión por vender en el exterior de manera urgente lo que no se consumía en casa, la tendencia natural sea hacia la mejora de la comercialización, en busca de precios más rentables, mediante el refuerzo de los equipos comerciales de bodegas privadas y cooperativas y un progresivo mejor conocimiento de los mercados que, gracias a las ayudas a la promoción exterior – particularmente en países terceros – y a la creciente experiencia exportadora, van a permitir ir pasando del granel más económico al varietal y de mayor valor y, progresivamente, a los envasados.

Pero la exportación de vino a granel no va a desaparecer. Siguiendo la tendencia mundial de los últimos años, puede mantenerse fuerte como forma de hacer llegar vinos, también de calidad, a destinos lejanos para su envasado y distribución en países de consumo creciente.

Parece probable que, en el caso de España, parte del granel disminuirá y parte importante cambiará previsiblemente hacia un tipo de granel de mayor valor y a nuevos clientes de mercados lejanos pero de rápido crecimiento.

MERCADOS DESTINO

Por clientes y con datos de los 11 primeros meses del pasado año, Alemania, Francia, Reino Unido y EE.UU. superan cada uno el 10% del total de las esportaciones españolas en valor (más de 300 millones de euros vendidos a cada uno) y suman un 44,4% del total. Pero no son ellos los que más crecen en 2017. Un año más es China, convertida ya en nuestro 5º cliente mundial, quien destaca entre los principales destinos con aumento del 21,4% en valor y del 48,4% en volumen. También crecen de forma importante este año las ventas de vino español a Canadá (25,3% en valor y 50% en volumen), Italia (35,1% y 30% respectivamente) y Lituania, cuyos crecimientos del 40% en euros y del 30% en litros superan considerablemente los de Rusia, que apenas crece un 4% en valor mientras cae un 14% en volumen.

De entre todos estos mercados, Alemania sigue el mejor cliente del vino español en valor, seguida de Francia, Reino Unido, EE.UU. y China, mientras Francia sigue siendo el primer comprador de vino español en volumen con cerca de 600 millones de litros enviados al país galo en 11 meses, seguida de los casi 400 millones enviados a Alemania y los casi 200 que se mandan a Italia, con Reino Unido, Portugal, China y Rusia también por encima del millón de hectolitros. En relación con los precios medios y de entre estos principales 21 mercados del vino español que suponen más del 85% de nuestras ventas de vinos (incluidos aromatizados, mostos y vinagres), en tres de ellos la media supera los 3 euros por litro (EE.UU., Suiza y Noruega) y en cinco más se superan los 2 euros por litro (Canadá, Japón, México, Suecia e Irlanda), mientras que estamos por debajo o rondando el medio euro por litro en Francia, Italia, Portugal y Rusia.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta