Artadi advierte al Consejo Regulador que al menos 60 bodegueros abandonarán la DOCa Rioja

Martes 12 de Enero de 2016

Compártelo

Leído › 5492 veces

El bodeguero Juan Carlos López de Lacalle pide al Gobierno vasco 'un marco jurídico' de cara a la creación de una denominación de origen propia

Juan Carlos López de Lacalle

El pasado 29 de diciembre Bodegas Artadi comunicó oficialmente su salida de la DOCa Rioja. La noticia tuvo una gran repercusión ya que desde el sector la noticia se ve como el inicio de un (anunciado) conflicto vasco-riojano, que puede desembocar en que muchas otras bodegas alavesas sigan el mismo camino de Artadi, y en última instancia la creación de una nueva DO Alavesa, una opción que ya ha sido meditada desde el ámbito político de Euskadi.

Desde el Consejo Regulador DOCa Rioja, hicieron pública su posición la pasada semana, limitándose a informar sobre su sorpresa y el desconocimiento de los motivos de tal marcha.

La respuesta pública del Juan Carlos López de Lacalle, de Artadi, no se ha hecho esperar. El bodeguero ha afirmado esta semana que "Rioja es para los riojanos y Álava para los vascos". Frase con la que Lacalle responde al Consejo Regulador de Rioja y que pretende explicar de manera sintética la ruptura de Bodegas Artadi con la Denominación de Origen.

"Esto es un camino irreversible", advierte López de Lacalle, que augura que al menos 60 viticultores de bodegas alavesas estarían dispuestos a emprender el mismo camino, explica el empresario alavés en una entrevista a Radio Euskadi.

"Dejamos el consejo regulador pero no dejamos nuestra tierra. Y hay que dejar claro que Artadi no se va, Artadi se queda en su tierra", recalca Lacalle.

"Pero es que no se han enterado de que no queremos utilizar la palabra Rioja. Nosotros no queremos ser Rioja. Nos vamos de Rioja porque no queremos ser de Rioja. Queremos ser alaveses", enfatiza repetidamente durante la entrevista a Radio Euskadi, asegurando que al día siguiente de dar de baja la bodega, "el Consejo Regulador se personó en sus instalaciones para retirar de inmediato las etiquetas identificativas".

Para López de Lacalle la decisión que han tomado beneficia al consumidor final, que "tendrá la suficiente información para que sepa que nuestros vinos vienen de un entorno natural, de un viñedo específico, de una comarca específica y de una región como es Álava que desborda y sabe por todos los sitios a vino, nosotros no perdemos nada", y añade que ofrecerán al consumidor "la posibilidad de descubrir las grandezas de un territorio hecho para el vino y uno de los mejores vinos del mundo".

El bodeguero invita además, si así lo desean de forma voluntaria, a otros viticultores alaveses a seguir el mismo camino "un camino que lo dicta el mercado. El mercado pide personalidad, identidad propia y no tiene sentido crear una denominación de origen con más de 400 millones de botellas bajo un mismo paraguas. Esto no lo admite el mercado. No se admite que todos seamos iguales y que un mismo paraguas cubra a todo el mundo", señala.

El bodeguero expone además que la asociación ABRA ha llevado a cabo una encuesta y más del 50% de sus socios -unos 60 viticultores, según López de Lacalle- "estarían dispuestos a dejar este organismo de regulación y unirse a una denominación de origen propia".

Finalmente Lacalle pide al Gobierno vasco "que nos abran una ventana para ponernos en un marco jurídico que nos abrace y que nos dé la legitimidad que ahora no tenemos".

"Hay que llegar a un entendimiento para que haya un marco jurídico donde poder salir de Rioja, y dejar Rioja para los riojanos y Álava para los alaveses", concluye.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5492 veces

Comenta