El mercado del vino en India crece un 75% en los últimos cinco años

Viernes 04 de Diciembre de 2015

Leído › 3629 Veces

Con una población superior a los 1200 millones de habitantes y un fuerte crecimiento del PIB en los últimos 10 años, el mercado del vino en India presenta numerosas dificultades

India es un mercado en crecimiento que se encuentra en un momento de profundos cambios estructurales y económicos. Esto ha impulsado el crecimiento de la Inversión Extranjera Directa en la mayoría de los sectores de la economía india.

Paralelo a este cambio económico, se está produciendo un cambio social. Es cierto que la cultura e idiosincrasia india persisten con mucha fuerza entre la sociedad (sistema de castas, religión, etc.), pero la nueva clase emergente con un alto poder adquisitivo está tratando de adquirir ciertos hábitos y formas de vida propias de los países occidentales.

Productos como el vino están siendo cada vez más asimilados por la sociedad india. Si bien ésta no posee una “cultura del vino” como sí ocurre en países como Francia, España o Italia, la tendencia del público indio es de apertura e interés por conocer el mundo del vino junto con el de la gastronomía más selecta, contando ya entre sus filas con sumilleres y chefs reconocidos a nivel nacional que demuestran su interés por esta bebida.

Estos tres países presentan los consumos per cápita de vinos más altos del mundo. A pesar de ello, los mercados “del viejo mundo” se encuentran en una fase de cierta saturación, y cada vez más dependen de sus ventas al exterior. En estos mercados emergentes, nuevos productores como Chile, Argentina, Australia, Nueva Zelanda o Sudáfrica se han sabido adaptar mejor, transmitiendo una imagen fresca y moderna siempre apoyada en un marketing agresivo que se ha traducido en unos precios muy competitivos.

. Las expectativas del mismo son halagüeñas y se espera que el mercado siga creciendo según los factores que se estudian en el informe.

Sin embargo, no podemos dejarnos cegar por los grandes números que presenta la República de la India en general y el sector vitivinícola en particular.

Con una población superior a los 1200 millones de habitantes y un fuerte crecimiento del PIB en los últimos 10 años, el mercado del vino en India presenta numerosas dificultades.

Las diferencias entre los veintinueve estados y siete territorios de la unión que componen la República de la India se reflejan claramente en el sector vitivinícola, tanto en sus hábitos de consumo como en su sistema impositivo. Es por ello que cuatro estados concentran el 80% de la demanda, mientras que la producción está muy focalizada en el estado de Maharastra.

DOS EMPRESAS MANEJAN EL NEGOCIO DEL VINO EN INDIA

Desde el punto de vista de la estructura empresarial, la oferta del mercado Indio de vino está dominado por un pequeño grupo de empresas siendo Samant Soma Wines Ltd la líder del mismo. Igualmente, un pequeño grupo controla la demanda de vino importado siendo Brindco el líder destacado del mercado.

La República de la India presenta uno de los menores índices de consumo de vino a nivel mundial. Sin embargo, en los últimos años, los valores tradicionales están cambiando: viajes de negocio, académicos o de vacaciones, están acercando el mercado del vino a las nuevas generaciones.

Igualmente cada vez son más conocidas las propiedades saludables derivadas del consumo del mismo. Asimismo, la renta per cápita se eleva lenta pero constantemente y está surgiendo una incipiente clase media.

Pese a los esfuerzos promocionales realizados por asociaciones y empresas, el consumidor indio medio todavía no distingue entre las distintas cepas de vino existentes y habitualmente el precio y su disponibilidad son los dos principales factores decisorios en la compra del producto.

Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, el vino puede llegar a ser difícil de conseguir pues su distribución es competencia estatal y algunos estados no la permiten en su territorio.

En aquellos estados que sí la permiten, el vino de calidad puede ser comprado casi exclusivamente en hoteles de cinco estrellas, mientras que se pueden encontrar vinos de otras categorías en las “liquor stores”, establecimientos autorizados por el Gobierno para la venta de bebidas alcohólicas. Poco a poco, el sistema de distribución está cambiando y se van encontrando vinos en algunos supermercados como Le Marché el Food Bazaar o el 24 h.

EL VINO IMPORTADO, BIEN DE ALTO LUJO

El vino importado está considerado en India como un bien extremadamente de lujo: el sistema impositivo indio carga fuertemente las importaciones de vino, llegando a quintuplicar el precio del mismo como consecuencia del elevado arancel aplicable (150%) y de los numerosos impuestos especiales y diferentes cargas adicionales que gravan el producto a nivel estatal.

La carga impositiva sufrida por el vino en India, ha originado gran número de quejas ante organismos internacionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), no sólo por parte de los principales países exportadores de vino a India: EEUU, Francia, Italia, Chile, Argentina, sino también por la gran mayoría de importadores de bebidas alcohólicas del país.

Como consecuencia, los vinos de calidad son los que mejor han soportado estas cargas impositivas.

A pesar de la elevada carga impositiva que soporta el sector, éste ha experimentado tasas de crecimiento elevadas en los últimos años y nuevos actores se han incorporado al mercado indio. Las empresas españolas han incrementado, asimismo, su presencia en el mercado.

Sin embargo, su participación en el mismo dista mucho de estar a la altura de lo que la relación calidad precio de sus vinos se merece.

Dado que las expectativas de crecimiento siguen siendo favorables, las empresas españolas podrían beneficiarse de las oportunidades que se presentan siempre que realicen un esfuerzo de inversión y de promoción con expectativas de retorno a medio y largo plazo dado la complejidad del mercado.

Las perspectivas sobre una reducción arancelaria en el marco de un futuro acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea e India no son buenas. Tras siete años de negociaciones el tratado se encuentra en punto muerto. Se esperaba una reanudación de las negociaciones tras las elecciones generales de abril-mayo de 2014 en India. Sin embargo, el nuevo Gobierno del BJP salido de las urnas por una mayoría absoluta muy holgada ha indicado que no contempla reiniciar las negociaciones en el corto plazo y se encuentran en la actualidad revisando todos los acuerdos de libre comercio vigentes.

El Primer Ministro Modi está apostando más por acuerdos con países en desarrollo de la zona que con países ya desarrollados ya que su principal objetivo es incrementar las exportaciones y considera que con los primeros dicho objetivo se puede cumplir en tanto que con los segundos se producirá el efecto contrario.

Fuente: ICEX. Estudio realizado por Fernando Díaz-Zorita Gómez, bajo la supervisión de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Nueva Delhi

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta