Baleares prohíbe la venta de alcohol a partir de las 21:30 horas

Multa de 1.500 euros por beber en la calle y límites horarios para su venta nocturna para acabar con el turismo de borrachera

Martes 14 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 1398 veces

El Govern de las Islas Baleares ha tomado una decisión significativa para modificar su estrategia frente al turismo de excesos mediante la actualización del Decreto ley 1/2020. Este decreto, renombrado como "por el turismo responsable y la mejora de la calidad de las zonas turísticas", busca adaptarse mejor a la realidad actual y responder de manera eficaz a los desafíos que enfrenta la región en términos de turismo y convivencia ciudadana.

La revisión del decreto ha sido el resultado de un proceso de consulta y colaboración con importantes sectores involucrados en el turismo en el archipiélago. Esta cooperación ha permitido identificar y aplicar ajustes clave que aseguren una mayor efectividad de las medidas ya existentes y la incorporación de nuevas disposiciones.

Entre los cambios más relevantes se encuentra la prohibición explícita del consumo de bebidas alcohólicas en las calles y espacios públicos de las zonas especificadas por el decreto. Esta medida excluye las terrazas y otras áreas que estén legalmente designadas para el consumo de alcohol. Quienes incumplan con esta norma enfrentarán sanciones económicas que oscilan entre los 500 y 1.500 euros, dependiendo de la gravedad del caso.

Esta modificación establece una restricción en la venta de bebidas alcohólicas, prohibiendo la misma en los establecimientos comerciales desde las 21:30 horas hasta las 08:00 horas del día siguiente. Esta medida se aplica para evitar que el consumo de alcohol en horarios nocturnos contribuya a situaciones de desorden público y molestias en las zonas turísticas, buscando así una atmósfera más tranquila y segura durante las horas donde tradicionalmente se podrían generar más excesos.

Adicionalmente, el decreto destinará una suma anual de hasta 4 millones de euros por municipio, procedentes del Impuesto del Turismo Sostenible, para financiar proyectos que mejoren la inspección, la seguridad y la promoción de un turismo responsable. Esto sumará un total de 16 millones de euros cada año, destinados específicamente a las localidades más afectadas por los problemas derivados del turismo de excesos.

La nueva zonificación también refleja cambios significativos, ajustándose a las solicitudes de los ayuntamientos de Calvià y Llucmajor para modificar las delimitaciones previas, mientras que se mantienen las zonas establecidas para Palma y Sant Antoni de Portmany. Este ajuste permite una aplicación más precisa y eficaz de las normativas.

Otro aspecto relevante es la prohibición a embarcaciones que realicen fiestas o eventos multitudinarios y que vendan alcohol, de acercarse a menos de una milla náutica de las zonas restringidas. Esta medida busca minimizar las molestias y los riesgos asociados con este tipo de actividades cerca de las costas más sensibles a los impactos del turismo masivo.

En cuanto a la gestión y supervisión de las normativas, se ha reestructurado la Comisión para el Fomento del Civismo en Zonas Turísticas, incluyendo a los consells insulars como miembros permanentes y ampliando la representación a sectores relevantes, tanto locales como internacionales. Además, se establece un deber de reporte anual a los consulados sobre las incidencias relacionadas con el incumplimiento de las normativas locales, fortaleciendo así el seguimiento y la transparencia en la gestión de los problemas asociados al turismo.

Finalmente, el cambio de nombre del decreto y la extensión de su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2027 subrayan el compromiso del Govern con la promoción de un turismo que no solo sea económicamente vital sino también sostenible y respetuoso con el entorno social y cultural de las Islas Baleares. Esta iniciativa refleja una estrategia bien pensada para preservar la calidad de vida en las zonas turísticas y asegurar que el turismo siga siendo un pilar fundamental de la economía local sin sacrificar el bienestar de los residentes.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1398 veces