Sangria: Todo lo que siempre quisiste saber de esta extraordinaria bebida

No existe una receta unívoca de la sangría, sino que existen infinidad de variantes y todas son mezclas de vino con otro tipo de bebidas

Escrito por

Lunes 01 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 2183 veces

Historia y orígenes

No existe una receta unívoca de la sangría, sino que existen infinidad de variantes y todas son mezclas de vino con otro tipo de bebidas. Algo que heredamos de la antigua Roma, donde el vino se mezclaba con agua y con especias para darle sabor.

El registro más antiguo que habla sobre la sangría deriva del diccionario del Padre Esteban Torres que explica que la sangría era una "bebida inventada por los ingleses que se toma mucho en las colonias inglesas y francesas de América". En las colonias españolas se la llamaba "limonada de vino". Los ingleses denominarían a esta bebida sangaree.

Pero la versad es que el origen de la sangría es objeto de muchas discusiones. Los franceses apuntan a que puede venir de la expresión sang-gris y que la bebida surgiría en las Antillas francesas.

También se apunta que el término puede derivar del portugués sangue, o del español "sangre" por su color.

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) no incorpora el término sangría hasta el 1803 cuando la define como "bebida que se compone de agua de limón y vino tinto"

En cualquier caso, lo que parece claro es que se hace referencia a la misma bebida compuesta por vino tinto, cítricos y azúcar. Se cree que los primeros en añadir frutas cortadas al vino especiado fueron los andaluces.

Beneficios

Desde reducir el riesgo de arterioesclerosis hasta equilibrar la flora intestinal. Si se consume de manera moderada, genera efectos positivos en el sistema cardiovascular, debido a la cantidad de vino y fruta que contiene y que ayuda a mejorar la oxigenación del tránsito sanguíneo.

De acuerdo con un estudio del Hospital Clínic de Barcelona y la Fundación para la Investigación del vino y la Nutrición (Fivin), su consumo moderado reduce el riesgo de padecer arterioesclerosis y reduce el colesterol.

Según el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC), el consumo moderado de vino es el responsable de un 20% de los efectos beneficiosos que tiene la dieta mediterránea.

El vino tinto ayuda a evitar la pérdida auditiva, protege la vista, favorece la salud cardiovascular y tiene una acción antibacteriana y antihistamínica . El vino tinto con el que se elabora la sangría contiene sustancias que protegen las células del envejecimiento.

Un artículo de Vinos Uvalca, s.l.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2183 veces