12 Lunas Gewürztraminer, la última creación de El Grillo y la Luna

Un vino joven que captura la esencia de Somontano

Jueves 22 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 2128 veces

La bodega barbastrense El Grillo y la Luna, arraigada en la esencia familiar de la saga Calvo y orgullosamente asentada en la Denominación de Origen Protegida Somontano, inicia el año 2024 con una novedad que promete revolucionar la experiencia de sus más fieles seguidores, los denominados "Grillados", así como de nuevos aficionados y distribuidores de las cercanas provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel. Este nuevo vino, el 12 Lunas gewürztraminer, se suma a la ya consolidada y celebrada línea de vinos jóvenes de la casa: el 12 Lunas tinto, el rosado, el blanco compuesto por chardonnay y gewürztraminer, y el garnacha. Con una tirada limitada de 3.800 botellas, esta referencia exclusiva no solo amplía el abanico de opciones para el consumidor sino que reafirma el compromiso de la bodega con la innovación y la calidad.

José María Cidad, al frente de la gerencia, comparte la emoción que embarga al equipo de El Grillo y la Luna ante el lanzamiento de este gewürztraminer. Se trata de una apuesta por una variedad con una larga historia en el Somontano, que, a pesar de sus orígenes alsacianos, ha encontrado en esta región un segundo hogar. La elección de esta uva no es casual: responde a una demanda creciente por parte de sus clientes y a un deseo de la bodega de ofrecer vinos jóvenes, frescos y vivos, capaces de atraer a un público más amplio hacia los encantos vinícolas del Somontano. Este nuevo vino, que no ha pasado por barrica, destaca por su frescura y los exóticos aromas característicos de la variedad, con la intención de sorprender y deleitar a los paladares más exigentes.

La elaboración del 12 Lunas gewürztraminer sigue un proceso cuidadosamente diseñado para resaltar las cualidades únicas de esta variedad. La vendimia se realiza en las horas más frescas de la madrugada, un detalle que contribuye a preservar la intensidad aromática y la frescura de la uva. Posteriormente, la fermentación tiene lugar en depósitos de acero inoxidable a baja temperatura, una técnica que permite mantener el perfil aromático distintivo del gewürztraminer. Además, el vino reposa tres meses sobre sus lías, un método que le confiere una mayor complejidad y una textura sedosa en boca.

Alberto Santiago, director técnico de la bodega, enfatiza la singularidad de este vino: su color amarillo intenso con reflejos verdosos, su limpieza y brillo son solo el preludio de una experiencia olfativa donde se entremezclan sutiles aromas florales, frutales y especiados, típicos de la gewürztraminer en Somontano. En boca, se presenta como un vino enormemente aromático, con una acidez equilibrada que invita a seguir bebiendo, definiéndolo como fresco y divertido.

Este lanzamiento no es solo una expansión de la ya diversa gama de vinos de El Grillo y la Luna; es también un testimonio de la dedicación de la bodega por explorar y potenciar las características de una variedad de uva que, aunque foránea, ha sabido adaptarse y expresarse de manera excepcional en el terroir del Somontano. La edición limitada de 12 Lunas gewürztraminer está ya disponible para su adquisición a través de la página web de la bodega, acercando esta novedad tanto a los miembros de su club como a aquellos entusiastas del vino en busca de nuevas experiencias.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2128 veces