El Ministerio destina ayudas de 21,4 millones de euros para cosecha en verde

Ajustando la producción de vino en España para el 2024

Martes 20 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1879 veces

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, acaba de anunciar la reciente activación de la cosecha en verde para los viñedos de uva destinada a la producción de vino en España. Con una asignación presupuestaria de 21,4 millones de euros, esta iniciativa se enmarca dentro de la Intervención Sectorial del Vino (ISV), que es parte del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) y responde a la solicitud de cuatro comunidades autónomas. Su principal objetivo es contribuir a equilibrar el mercado del vino, anticipándose a los desafíos que podrían surgir de una sobreoferta de uva, lo que a su vez podría afectar negativamente la rentabilidad de los viticultores.

Esta medida no es nueva, ya que se activa por segundo año consecutivo, evidenciando la importancia de ajustar la producción a la capacidad de almacenamiento y comercialización anticipándose a la campaña siguiente. La sobreproducción de uva para vinificación es un desafío recurrente que puede desestabilizar los precios en el mercado, afectando no solo a los viticultores sino a toda la cadena de valor del vino. La cosecha en verde, que implica la eliminación de racimos de uva antes de que estos maduren completamente, se presenta como una solución estratégica para gestionar el volumen de producción y asegurar que la oferta se mantenga en línea con la demanda.

Las comunidades autónomas implicadas deben ahora publicar las convocatorias de ayudas para esta práctica y establecer un plazo para la presentación de solicitudes, que finalizará el 30 de abril de 2024. La ejecución de la cosecha en verde tiene como fecha límite el 15 de julio de 2024, estableciendo un marco temporal claro para su implementación. Además, estas regiones deben comunicar al Ministerio los detalles sobre la forma de pago, los límites máximos o baremos estándar y los criterios de prioridad que aplicarán, todo esto antes del 1 de marzo de 2024.

Este enfoque proactivo hacia la gestión de la producción vitivinícola resalta la importancia de la planificación y la adaptación en un sector caracterizado por su sensibilidad a las fluctuaciones del mercado y las condiciones climáticas. La cosecha en verde, aunque pueda verse como una medida drástica, es una herramienta valiosa para asegurar la sostenibilidad económica de los viticultores y la estabilidad del mercado del vino en España.

La iniciativa también refleja un compromiso continuo con la innovación y la adaptación en el sector agrícola, alineándose con los objetivos más amplios de la PAC de promover una agricultura sostenible y competitiva en la Unión Europea. Al ajustar la oferta a las expectativas de mercado, se favorece no solo la calidad del producto final, sino también la percepción del vino español tanto en mercados nacionales como internacionales.

En resumen, la activación de la medida de cosecha en verde para el ejercicio 2024 es una muestra clara de la dinámica y la resiliencia del sector vitivinícola español. Frente a los desafíos de la sobreproducción y sus posibles efectos adversos, esta medida ofrece una vía para mantener el equilibrio del mercado, asegurando así la rentabilidad de los viticultores y la calidad del vino español. Será interesante observar cómo se implementa esta estrategia en las diferentes comunidades autónomas y su impacto final en la campaña vitivinícola del próximo año.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1879 veces