Contracción histórica en el comercio mundial de vino

La mayor caída registrada en la serie histórica sacude el comercio mundial de vino

Viernes 02 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 4094 veces

El comercio mundial de vino atraviesa un periodo de notable contracción, evidenciado por una disminución del 7,2% en términos de volumen en el interanual a septiembre de 2023, lo que representa la mayor caída registrada en la serie histórica, situando la cifra en 9.945 millones de litros, según datos de aduanas de distintos países, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

Este retroceso se inscribe en un contexto global marcado por una serie de desafíos económicos y geopolíticos, que incluyen tensiones políticas, conflictos bélicos, una inflación en ascenso, imposición de aranceles al comercio internacional de vino, crisis en el sector del transporte, incremento de costes y una generalizada subida en el coste de vida. Estos factores han contribuido a que el comercio mundial de vino retroceda a niveles no vistos en la última década.

Durante un tiempo, el valor de las exportaciones mundiales de vino logró mantener una tendencia al alza, en parte impulsada por la fuerte inflación, pero también gracias al buen desempeño de los vinos de mayor valor añadido. Sin embargo, los datos interanuales a septiembre de 2023 muestran un descenso del 2,1% en el valor de las exportaciones, alcanzando los 36.537 millones de euros, marcando así el primer retroceso desde el periodo interanual a marzo de 2021, que estuvo notablemente afectado por las restricciones comerciales derivadas de la pandemia de COVID-19. Comparado con el periodo interanual a septiembre de 2022, el comercio mundial de vino ha visto una reducción de 768 millones de litros y 802 millones de euros, registrando un incremento en el precio medio del 5,4% hasta los 3,67 euros por litro.

Analizando la evolución mes a mes, el comercio mundial de vino experimentó 26 meses consecutivos de crecimiento en términos de valor, desde febrero de 2021 hasta marzo de 2023. Sin embargo, este sector ha enfrentado seis meses consecutivos de descensos, de abril a septiembre de 2023, con caídas particularmente pronunciadas en agosto (-12,5%) y septiembre (-17%). En términos de volumen, el único mes que registró un crecimiento fue marzo de 2023, con un leve ascenso del 2,5%, mientras que agosto y septiembre experimentaron descensos cercanos al 15%.

En lo que respecta a los tipos de vino, todos experimentaron caídas en volumen, siendo el vino envasado el que más cuota perdió, aunque sigue liderando claramente tanto en volumen, representando el 52%, como en valor, con el 67% del total. El granel ocupó el segundo lugar en términos de volumen, con el 32,4% del total, mientras que el espumoso se situó segundo en valor, con el 24,4%. A pesar de partir de bases más pequeñas, el formato bag-in-box sigue ganando importancia en el mercado internacional.

En el panorama de los principales exportadores mundiales de vino, que en conjunto representan más del 85% del comercio global, solo Nueva Zelanda y, en menor medida, Portugal, registraron un crecimiento en volumen en el interanual a septiembre de 2023. Italia y España, los dos mayores exportadores, vieron caídas en volumen, aunque Italia consolidó su liderazgo mundial, mientras que Francia, a pesar de perder cuota, mantuvo un liderazgo indiscutible en valor debido a su precio medio significativamente superior. Por otro lado, las exportaciones de Chile, Argentina, Estados Unidos, Sudáfrica y Australia experimentaron importantes descensos.

Este panorama complejo para el comercio mundial de vino refleja la influencia de factores macroeconómicos y geopolíticos en el sector, así como la capacidad de adaptación y la estrategia de los distintos países exportadores frente a los desafíos del mercado global.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4094 veces