Sei Solo, vinos con el sello Javier Zaccagnini y de su hijo Michael

Para desarrollar este proyecto personal vendió sus acciones de AALTO y OSSIAN y junto a su hijo Michael se estableció en Roa de Duero

Miércoles 15 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 3351 veces

SEI SOLO es un proyecto que comienza andar por el año 2007, a partir de cuatro pequeñas parcelas de viñedo muy viejo (más de 60 años de edad) que adquieren en el 2004 en un pueblo de la Ribera del Duero: La Horra. Javier Zaccagnini, fue director del Consejo Regulador de Ribera del Duero durante 6 años tras los cuales, en 1999, fundó bodegas AALTO junto a Mariano García y otros socios y posteriormente, en 2005, fundó Bodegas Ossian en la D.O. Rueda.

En 2007 inició las pruebas de lo que sería años más tarde SEI SOLO, buscando una manera distinta de elaborar la Tempranillo de la Ribera del Duero para conseguir potenciar la fruta, finura y elegancia, aun si esto suponía menos estructura tánica y menos corpulencia. La primera añada salió al mercado en 2011.

Para desarrollar este proyecto personal, vendió sus acciones de AALTO y OSSIAN y junto a su hijo Michael – hoy director técnico de la bodega se estableció en Roa de Duero dedicándose desde 2018 en exclusiva a SEI SOLO. Para conocer más en profundidad sesta bodega y del momento vitivinícola que esta viviendo, dialogamos con Michael Zaccagnini ,quien ha tomado el timón de la misma. dejo su padre una eminencia del mundo del vino Javier fallecido en el 2023, Michael

¿Cómo ha ido la vendimia en el 2023 y como se presenta el 2024, perspectivas?

Esta añada 2023 ha sido bastante complicada en Ribera del Duero en general, ya no por la evolución de la añada, que en nuestras parcelas ha sido buena, si no por la climatología que se produjo al comenzar septiembre. Creemos que las altas temperaturas durante el verano, que no bojaban lo suficiente por las noches como es habitual en la zona, redujeron la producción de azúcar. Por lo que los parámetros analizados durante la etapa previa a comenzar la campaña nos daban diferentes a lo habitual y a la experiencia gustativa. Esto acompañado con las lluvias intermitentes, dificultaron la posibilidad y la decisión del momento de vendimia. En Sei Solo estamos satisfechos con las decisiones tomadas, nuestra viticultura y el trabajo que realizamos en bodega completará esta campaña, con el objetivo de producir un vino elegante, con acidez y que preserve la fruta. Estamos en noviembre 2023, todavía es pronto para valorar la próxima cosecha. Pero con la producción de este año, que en nuestro caso ha sido más elevada que años anteriores, creemos que la próxima será de menor rendimiento.

¿Cómo fueron las anteriores cosechas?

Todas las campañas son diferentes, cada una con sus propios retos. Estamos especialmente orgullosos con la 2021, que es la que tenemos en el mercado, ya que la climatología acompañó a todas nuestras parcelas hasta la vendimia. Habiendo realizado mejoras en las instalaciones, Michael pudo controlar con mayor precisión las temperaturas durante la fermentación para acompañar al mosto en el proceso de transformación preservando la fruta y la acidez como es filosofía en Sei Solo. Cada una es una experiencia única que aprovechamos siempre para realizar pruebas de elaboración, crianza, etc. en pos de la calidad de nuestros vinos presentes y futuros.

¿Qué credencial presentan las tiendas especializadas en la venta de vinos?

Sin duda es un punto importante del recorrido bodega-cliente final, ahora mismo muchas tiendas están fomentando las catas de gustativas por zonas, variedades, además de realizar eventos con bodegas en conjunto para potencial ese perfil "eno turístico" pero más cercano. Ya que las bodegas no solemos estar muy cerca de las ciudades! Nosotros queremos transmitir nuestro proyecto de manera muy personal y esto lo intentamos hacer en todas las etapas y niveles de la cadena de distribución.

¿Cómo llegaste al mundo de los vinos?

Desde mi joven gracias a la afición que procesaba mi padre Javier Zaccagninini por el mundo del vino y sobre todo por esta tierra de la Ribera del Duero, región en la que se ha convertido en un nombre para la historia de la Denominación, fue quien me transmitió su pasión, para que yo continuase con su obra y poder seguir ofreciendo los vinos de alta calidad que elaboramos.

Mi padre, es la razón de este proyecto, además de ser el fundador y en la actualidad soy Director además del encargado de hacer el vino (Director técnico desde 2015).

El ímpetu que demostraba cada día mi padre ha sido una constante desde sus comienzos, en Vinoselección, llegando a Director del Consejo Regulador de Ribera del Duero y luego fundando bodegas como Aalto (con Mariano García) y Ossian (con Ismael Gonzalo), para posteriormente comenzar su proyecto personal: Sei Solo. Esto indudablemente me lo ha pasado a mí, sirviéndome mucho los conocimientos que él me aporto y que hicieron que yo me decantase por la especialidad de enología, con mis conocimientos y poco a poco mi experiencia en varias vendimias en el extranjero (Borgoña, burdeos y Nueva Zelanda), he ido formándome para integrarme y asumir responsabilidades en el equipo que ahora estamos al enfrente de la bodega.

¿Qué fue lo que te hizo que apostases por dedicarte al mundo vitivinícola?

Mi padre, te contagiaba su entusiasmo, su manera de hacer y buscar sobre cualquier tema, sobre todo la pasión por el vino. Sei Solo es una bodega familiar.

¿Qué es lo más importante a la hora de elegir un buen vino?

La contestación está en la pregunta: un buen vino. Sin duda para comprar el precio es un factor, pero aparte del precio sería conveniente la asesoría y/o investigación para guiarte y descubrirte nuevas referencias.

¿Cómo te gustan los vinos?

Elegantes.

¿Qué destacarías del mundo del vino?

La diversidad, pero sobre todo el compañerismo, el sentimiento de hermandad entre bodegas.

¿Cuándo echó a andar vuestra Bodega?

A pesar de que el proyecto comenzase en 2007, diríamos que comenzó a andar en 2013 con la primera salida al mercado (la añada 2011).

¿Cuántas personas están vinculadas a este proyecto?

En nómina somos tres, pero de corazón este proyecto lo forman muchísimas más.

Y ahora, ¿cuáles van a ser vuestros siguientes pasos?

Consolidar, para poco a poco crecer lo que el mercado nos permita.

¿Cuál es el concepto y la filosofía y de vuestra bodega?

Sei Solo, nace buscando una manera distinta de elaborar la Tempranillo de la Ribera del Duero de modo que sobresaliese la fruta, la finura y la elegancia, aun si esto suponía menos estructura tánica y menos corpulencia.

Hábleme de las referencias de vuestra bodega? Elaboración, variedad de uvas, viñedos, tratamiento, condiciones, etc.

Nuestros vinos se basan exclusivamente en la variedad Tempranillo: uvas muy viejas para

SEI SOLO, todas procedentes de majuelos excepcionales de La Horra; y uvas viejas y jóvenes de La Horra más uvas de excelentes viñedos en Moradillo y Gumiel de Izan para PRELUDIO DE SEI SOLO.

La vendimia es siempre manual en cajas de 15 kg, siendo los racimos inspeccionados 100% en mesa de selección. La fermentación alcohólica se efectúa en depósitos de acero inoxidable de distintos tamaños para adaptarlos a las viñas, la maloláctica se efectúa en barrica para SEI SOLO y en barrica y depósito para PRELUDIO.

Ambos vinos tienen una crianza de entre 16 y 20 meses en barricas que son de 600 litros, para preservar la fruta y la elegancia y no conferir excesivo gusto a madera a nuestros vinos. Embotellamos nuestros vinos sin clarificar y con un filtrado muy suave tan solo para eliminar pequeñas impurezas. Tras embotellarlos damos, antes de comercializarlos, al menos seis meses de reposo en botella en las condiciones idóneas de nuestra bodega para que ganen en redondeo, equilibrio y finura.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3351 veces