Cómo preparar ciruelas en almíbar de vino

Manuel Rivera

Viernes 20 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 1260 veces

Las conservas de fruta caseras, siempre que estén bien hechas, son una forma perfecta de disfrutar de las frutas de temporada durante todo el año.

Las ciruelas en almíbar de vino son muy sencillas de preparar, se pueden aromatizar de muchas formas y dependiendo del vino elegido, tendrás muchos matices de sabor y aromáticos. Te explicamos paso a paso la receta de las ciruelas en almíbar de vino para que te animes a prepararla en casa. 

Ingredientes

  • 1 kilo de ciruelas
  • 750 mililitros de vino 
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 piel de naranja
  • 1 rama de canela

Dificultad 

Muy fácil

Tiempo de elaboración

45 minutos

Ciruelas en almíbar: ¿cómo se preparan?

Elegir las ciruelas y el vino

Para esta receta es importante escoger ciruelas que no estén demasiado maduras. Mejor si están tersas y crujientes. No te preocupes por la acidez, ya que se rebaja mucho con el almíbar. 

Dependiendo del color de las ciruelas, puedes jugar con el vino.

  • Las ciruelas amarillas quedan perfectas con un vino blanco joven con acidez equilibrada o un almíbar de vino dulce como un moscatel. 
  • Las ciruelas verdes también combinan bien con los blancos y dulces de colores más claros. Prueba con un Pedro Ximénez o un cream. 
  • Las ciruelas rojas combinan con un almíbar de vino tinto, joven y afrutado de variedades que presenten aroma a ciruela como la cabernet sauvignon o merlot. Si prefieres un almíbar de vino dulce, opta por un Oporto o un vino de uvas pasificadas. 

Prepara el almíbar

Independientemente del tipo de vino utilizado, el almíbar se prepara de igual manera. Solo debes ajustar la cantidad de azúcar dependiendo del dulzor del vino. La cantidad de azúcar indicada en la receta es para preparar un almíbar de vino tinto. 

En un caso lo suficientemente hondo para cubrir las ciruelas, pon el vino a cocer a fuego suave con el azúcar, la rama de canela y la peladura de naranja.

Las especias se pueden cambiar a tu gusto, también va bien el anís estrellado o la cáscara de otros cítricos.

Cuece durante dos minutos removiendo para que el azúcar se disuelva del todo. 

Cuece las ciruelas

Lava las ciruelas y quita el rabito si lo llevan. Sumerge las ciruelas en el cazo y deja cocer a fuego lento durante 35 minutos, dando la vuelta de vez en cuando con cuidado de no romperlas. Si no se llegan a cubrir del todo, añade más vino o un poco de agua. 

Si la ciruela está muy madura, reduce el tiempo de cocción. 

Reduce el almíbar

Pasado ese tiempo, retira las ciruelas y reduce un poco el almíbar. Ten cuidado de no espesar demasiado, ya que al enfriarse espesa aún más y no interesa que se quede demasiado densa. 

Sirve las ciruelas en almíbar

Estas ciruelas se pueden servir frías o templadas acompañadas de helado de vainilla, nata, yogur griego o queso fresco. 

Si quieres embotarlas, mete las ciruelas todavía calientes en botes de cristal previamente esterilizados. Mete los botes tapados en una olla y protegidos con trapos. Cubre totalmente con agua y lleva a ebullición durante 15 minutos. Tendrás ciruelas en almíbar listas para consumir en cualquier momento. 

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1260 veces

Comenta