¿Qué es la OIV?

Escrito porAarón Guerra

Miércoles 22 de Diciembre de 2021

Compártelo

Leído › 3064 veces

La Organización Internacional de la Viña y el Vino es una institución que se ocupa de determinados aspectos fundamentales de la viticultura y la producción del vino. Del mismo modo, se encuentra definida como una organización intergubernamental de carácter científico y técnico, con habilidad reconocida en el sector de la viña, el vino, las bebidas a base de vino, las uvas de mesa, las uvas pasas y otros productos derivados de la vid.

La OIV desempeña determinadas funciones, entre las cuáles se encuentran: información, asesoramiento, armonización, normalización y apoyo en el sector vitivinícola. Para lograr sus objetivos se desarrolla un trabajo constante con un amplio programa de más de mil expertos de todo el mundo.

Origen de la OIV

Se inicia en el año 1874, tras el desastre provocado por la filoxera. Este bichito se alimenta desde la raíz, dejando prácticamente inservible toda la planta. Se trata de uno de los peores años ya que se destruyó casi toda la viticultura europea. Por este motivo, los viticultores de países como Francia, Italia, Suiza, Austria y Alemania se reúnen en un Congreso en Montpellier para buscar una solución de manera conjunta.

La idea de una organización internacional no surge fácilmente. Tras muchos intentos, el 29 de noviembre de 1924 aparece con la firma por parte de España, Túnez, Francia, Portugal, Hungría, Luxemburgo, Grecia e Italia se forma la "Oficina Internacional del Vino" (OIV) en París.

Sin embargo, no adquiere una existencia real hasta que al menos cinco países hayan depositado sus ratificaciones. Esto ocurre después de tres años, las ratificaciones necesarias se alcanzan en 1927 y se celebra la sesión constituyente del 5 de diciembre del mismo año. Se consigue reunir a los delegados en el Salón del Reloj del Ministerio de Relaciones Exteriores francés para la primera sesión de trabajo de la "Oficina Internacional del Vino". Sin embargo, por decisión unánime se pasa a denominarse la “Oficina Internacional de la Viña y el Vino”.

Estructura de la OIV

Principalmente, esta estructura cuenta dos tipos de órganos totalmente distintos pero se encuentran relacionados entre sí. Todos ellos se llevan a cabo gracias a determinados cargos electos de la OIV (presidente, dos vicepresidentes, director general, además de presidentes y vicepresidentes de las comisiones y las subcomisiones).

  • Asamblea General: toman decisiones importantes de la organización, adoptan nuevas soluciones y aprueban presupuestos y del Plan Estratégico, además de elegir a sus cargos electos.
  • Comité Ejecutivo: aconsejan determinadas decisiones a la Asamblea General y es el órgano supervisor de las estructuras científicas de la organización. En él, se desempeñan múltiples funciones: desarrollar recomendaciones sobre los presupuestos, designar a los secretarios científicos de las comisiones y las subcomisiones, y conceder la calidad de observador.
  • Comité Científico y Técnico: toman decisiones de carácter científico y técnico (Plan Estratégico quinquenal o propuesta de temas para el Congreso Mundial de la Viña y el Vino). Cuando se deciden, se comunica a la Asamblea General para su aprobación final.
  • Mesa Ejecutiva: su principal labor es actuar como mediador entre el Comité Ejecutivo y el director general. Además, busca que las orientaciones de la Asamblea General y el Plan Estratégico sean las mismas.
  • Comisiones y Subcomisiones: se encargan de analizar todas las preguntas y los diferentes temas de su ámbito de competencia que surgen en los trabajos de la organización.
  • Grupos de Expertos: estudian asuntos científicos y técnicos dentro del marco del Plan Estratégico y dependen de una u otra comisión en base del diferente ámbito del que se encargan.

Quiénes son los Estados miembros de la OIV

En la actualidad, la organización se compone de un total de 48 Estados miembros de los cinco continentes, lo que representa el 86 % de la producción mundial y el 71 % del consumo mundial de vino. Todos los miembros reconocen la importancia de la colaboración y la armonización en el sector vitivinícola.

  • Alemania
  • Argelia
  • Argentina
  • Armenia
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaiyán
  • Bélgica
  • Bosnia y Herzegovina
  • Brasil
  • Bulgaria
  • Chile
  • Chipre
  • Croacia
  • Eslovaquia
  • Eslovenia
  • España
  • Francia
  • Georgia
  • Grecia
  • Hungría
  • India
  • Israel
  • Italia
  • Líbano
  • Luxemburgo
  • Malta
  • Marruecos
  • México
  • Moldavia
  • Montenegro
  • Noruega
  • Nueva Zelanda
  • Países Bajos
  • Perú
  • Portugal
  • Reino Unido
  • República Checa
  • República del Norte de Macedonia
  • Rumanía
  • Rusia
  • Serbia
  • Sudáfrica
  • Suecia
  • Suiza
  • Turquía
  • Uruguay
  • Uzbekistán

Normas vitícolas de la OIV

Estas normas se refieren a la producción vitícola para la producción del vino, además de la fabricación de uvas de mesa y pasas. Algunas de las más destacadas son:

  • Ficha general descriptiva de las variedades de la planta del vid.
  • Lista de descriptores para las diferentes variedades y especies.
  • Se define el “terroir” vitivinícola como el espacio sobre el cual se desarrolla un conocimiento bastante amplio sobre las interacciones que transcurren entre un medio físico y biológico y las prácticas vitivinícolas que son aplicadas.
  • Se dirigen a una viticultura sostenible y basadas en metodologías de zonificación vitivinícola a nivel de suelo y del clima.
  • Procedimiento para la selección clonal de la vid.
Un artículo de Aarón Guerra
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3064 veces

Comenta