Cómo llevar una botella de vino en la maleta para viajar

Vilma Delgado

Lunes 04 de Octubre de 2021

Compártelo

Leído › 2573 veces

Cuando viajamos es habitual llevar vino. Ya sea porque queremos llevar un regalo o porque compramos vino del lugar que vistamos para llevarlo a casa, es importante saber cómo llevar una botella de vino en la maleta. También nos podemos enfrentar a una mudanza y queremos llevar con nosotros al nuevo destino nuestra vinoteca personal.

Una preocupación que surge al transportar el vino es conseguir que llegue sano y salvo y sin que todo nuestro equipaje acabe manchado, con los inconvenientes que esto acarrea. La buena noticia es que se puede llevar vino en la maleta de forma segura siguiendo algunos trucos para evitar que se rompa.

Cómo envolver botellas de vino para viajar

No siempre vamos a ser nosotros los encargados de custodiar y transportar el vino. Si viajas en avión o contratas a una empresa de mudanzas, lo más probable es que tengas que dejar en manos ajenas tus botellas.  Por eso es fundamental conocer las distintas opciones y cómo envolver botellas de vino para viajar.

Embalaje casero

Si estás de viaje y compras vino es lógico que no cuentes con embalajes diseñados para el transporte de botellas. ¿Cómo llevar botellas en la maleta? Con un poco de maña y cuidado, se pueden usar elementos que ya lleves en tu equipaje para solventar esta situación.

En primer lugar, debes saber que las partes más frágiles y con más riesgo de rotura de la botella son el cuello y la base. Si solo puedes usar cosas ya lleves en la maleta, busca alguna toalla, sudadera o prenda que sea gruesa y mullida y envuelve la botella.

Los calcetines son muy útiles para crear una primera capa de protección. Mete el conjunto dentro de al menos dos bolsas de plástico bien cerradas. Así, si la botella se rompe, verterá menos líquido en el resto de los enseres. Hay quien recomienda meter las botellas dentro de una bota, pero es muy fácil que acaben rotas.

Si haces el viaje en coche, tren u otro transporte que te permita llevar contigo la maleta, aprovecha esta ventaja. Lleva las botellas contigo para minimizar los golpes.

En muchas tiendas especializadas saben cómo transportar vino sin que la botella sufra y cuentan con packaging diseñado para este fin. Este servicio puede suponer un coste adicional, aunque pequeño si lo comparamos con una botella rota y un equipaje manchado e inservible.

Embalajes económicos

Si llevas las botellas desde casa, lo mejor es que las envuelvas usando plástico de burbujas. Envuelve el vino en varias capas y refuerza las zonas del cuello y la base. Ten la precaución de meter luego las botellas en bolsas de plástico cerradas. Además del plástico de burbujas, existen en el mercado kits de embalaje de cartón diseñados para transportar vino y que son muy útiles y fáciles de comprar en internet.

Precauciones

Además de envolver bien la botella, estos consejos te ayudarán a mantenerla intacta:

No metas las botellas junto a objetos rígidos. Pueden golpearse y romperse. Mejor guarda bien el vino entre la ropa o las toallas.

No guardes más de tres botellas por maleta o dos si la maleta es pequeña, hay más posibilidad de que choquen entre ellas.

Si tienes la opción, compra packs de vino preparados para viajar, supone una protección extra.

Protege el resto de tus pertenencias. Ten especial cuidado con aparatos electrónicos y ropa que no quieres que se manche. Envuelve el resto de los objetos en bolsas de plástico, más vale ser precavido.

¿Se puede transportar vino en el avión?

Se puede, pero dependiendo del país existen distintas normativas.

Te recomendamos que ponderes bien si merece la pena comprar vino para llevar en el avión. Compensa en el caso de que sean vinos de bodegas pequeñas que no exportan, añadas difíciles de encontrar o encargos. En algunos casos es mejor adquirirlo en el duty free del aeropuerto.

Por norma general, se puede transportar vino en el avión dentro del equipaje que va en bodega, es decir, en la maleta que facturas. Consulta las restricciones de cada compañía e incluso del país que visites. El alcohol se considera una sustancia peligrosa y por eso es mejor asegurarte bien. Además, si sobrepasas cierta cantidad, tendrás que pasar por aduanas.

Maletines especiales

¿Cómo llevar vino en la maleta si lo hago habitualmente? En el caso de que viajes con asiduidad y transportes vino, quizá te interese invertir en un maletín de embalaje para vinos. El mayor inconveniente es su precio, a partir de 80 o 90 euros y que tendrás que viajar con un bulto extra.

La gran ventaja es que no tendrás que preocuparte más de cómo envolver una botella de vino para viajar en avión o en cualquier transporte. Estos maletines están reforzados y acolchados, tienen capacidad para varias botellas y llevan ruedas para más comodidad.

 

Ya sabes cómo llevar una botella de vino en la maleta con opciones más o menos caseras. Lo importante es considerar si merece la pena ese transporte e informarte bien de las condiciones y restricciones si viajas en avión o a otros países.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2573 veces

Comenta