“Son las experiencias las que determinan que un vino sea perfecto”

Isabel Blanco

Lunes 27 de Septiembre de 2021

Compártelo

Leído › 2385 veces

Autor del blog ‘La Casa de Baco’, protagonista de Wine Rider Enoturismo sobre ruedas y apasionado del vino, David Manso publica su primer libro.

'En busca del vino perfecto', descubre curiosidades sobre el vino y su cultura con un lenguaje sencillo y cercano para que todas las personas que sientan curiosidad puedan tener un primer contacto con este ámbito. Como el propio comunicador explica, el libro se apoya en sus experiencias personales para hacer un recorrido que le llevará a descubrir sus vinos favoritos.

¿Cómo está siendo la acogida del libro 'En busca del vino perfecto'?

El libro se empezó a vender en junio, justo el mes en el que inicié el viaje de los viñedos olvidados por el norte de España. Por tanto, aunque la acogida ha sido muy positiva, lo cierto es que han coincidido dos meses de verano y ello ha ralentizado, junto con la situación sanitaria, las presentaciones. De cualquier forma, los pedidos han sido numerosos, me han solicitado entrevistas en diferentes medios de comunicación y he recibido muchas consultas interesándose por él. Las impresiones de los que ya lo han leído han sido satisfactorias resultándoles útil e instructivo.

El libro se vende en la editorial, Letrame, a través de su página web, también se puede pedir en mi web de (La Casa de Baco), por Amazon, La Casa del Libro o a mí directamente por mis perfiles en redes sociales. Otra opción es la descarga en formato ebook.

¿Cómo vivió el proceso creativo de este primer libro?

Soy una persona que constantemente está buscando nuevos proyectos y hace tiempo que quería transmitir mis conocimientos y experiencias, es decir, recopilar lo aprendido durante estos últimos tres años en una única publicación. Mi objetivo era crear un libro para todas aquellas personas que quieran acercarse al mundo del vino y su cultura, para ello he apostado por un lenguaje muy sencillo y he entremezclado anécdotas, curiosidades y experiencias que amenicen su lectura. A lo largo del libro van apareciendo mis diez vinos perfectos de la mano de mis experiencias, al mismo tiempo, que doy pie a la explicación de curiosidades.

Por ejemplo, ¿alguna curiosidad o anécdota que destaquen en el libro?

En él, entre otras curiosidades, explico el origen del lacre durante el reinado de Fernando VI y explico porque las botellas tradicionalmente van lacradas. En cuanto a anécdotas, sin entrar demasiado en los detalles que revelan en el libro recuerdo una visita con un grupo de amigos en la que charlando distendidamente con el propietario de la bodega, nos invito a probar una botella del año anterior del que estábamos catando, algo no previsto y que surgió de manera espontánea. Esto dio pie a que conociese uno de mis vinos perfectos.

¿Qué características tiene, en su opinión, un vino perfecto?

Para mí un vino perfecto depende del momento en el que lo consumas, de cuál es el contexto en el que lo consumes, es decir, más allá de que el vino te guste creo que depende del ánimo con el que lo recibas. Un vino consumido en casa viendo una película no tendrá la misma percepción que si lo tomas con tu pareja sentado al borde del mar. En definitiva, para que el vino sea perfecto, además de tener unas características, tiene que estar envuelto en una experiencia.

En el libro van apareciendo diez vinos perfectos, que he elegido por mis experiencias y gustos, sobre los que profundizo con pequeñas notas de cata.

¿Qué diría que aporta el libro a nivel de lectura en comparación con lo que ya existe en el mercado?

Es una introducción al vino con un lenguaje muy sencillo y directo, en el sector del vino siempre se está comentando que la comunicación del vino es compleja, muchas de las personas que dicen que no entienden de vinos está motivado precisamente por el uso de un lenguaje técnico que les produce cierto desinterés e incomprensión, el libro está  dirigido a ese tipo de personas, el vino hay que cogerlo sin miedo, el vino está hecho para disfrutar, para que abras una botella, tomes una copa y lo disfrutes. Con la lectura de este libro lo que pretendo es que esas personas que tienen miedo al vino o que no tengan conocimientos, tengan un pequeño aporte y conocimientos sobre él y de su cultura para pasar a ese siguiente nivel, que les lleve a empezar a conocerlo e incluso a llegar a apreciarlo. Que únicamente no se limite a dar un trago y a un me gusta o no me gusta. Si tenemos unos pequeños o ligeros conocimientos de qué tipos de vinos hay, tipos de crianzas, cuando lees una etiqueta de vino, que te transmite esta, que te puede contar, puedes descubrir si el vino lo ha elaborado la propia bodega o es un "por para", qué tipo de uva o uvas lleva, y con la información obtenida a su lectura puedas decir: "este vino me gusta o no me gusta por esto", y puedas establecer tus propios criterios, esa es la idea de aporte que quiere dar el libro respecto a otros libros.

Este año se cumplen cuatro desde la primera publicación del blog 'La casa de Baco', ¿cuál es el balance?

Son cuatro años en los que he ido adquiriendo conocimiento pasito a pasito. Realmente a mí me gusta el vino desde la mayoría de edad y la cultura del vino siempre ha estado muy presente en mi familia, incluso tengo familiares en la zona de Toro que son viticultores. Mi padre es de una generación que tradicionalmente come todos los días con su vaso de vino, por tanto el vino y su cultura siempre me ha acompañado, han estado presentes en mí como algo a conocer y a respetar a su consumo. Cuatro años atrás inicié esta andadura progresiva, he recorrido muchas bodegas, asistido a muchas catas, me he esforzado por escuchar y aprender de grandes profesionales y sin parar de embarcarme en proyectos nuevos. Para mí 'La casa de Baco' siempre será el inicio, el origen...es una semilla que he ido regando, ha ido creciendo, y que con el tiempo sigue dando sus frutos. En definitiva, el balance para mí es muy positivo y estoy muy agradecido a todos los lectores porque ellos son los pilares que la sostienen.

¿Cuáles son las conclusiones que ha extraído de la Ruta de los Viñedos Olvidados que ha realizado este verano por el norte de España?

En general, estoy muy satisfecho con esta ruta porque aunque ya había hecho antes otras salidas, esta han sido 1.000 km. Siempre que se viaja se conocen lugares y se crece en lo personal y en lo profesional gracias a esos conocimientos.

En este caso, aunque las zonas ya las conocía, el aporte no solo ha sido desde el punto de vista de su viticultura, también del enoturismo y de la cultura que acompaña al vino. Ha sido muy interesante porque fue una experiencia muy completa respecto a la enología, la gastronomía, el enoturismo y me ha brindado la oportunidad de intercambiar opiniones y conocer estas zonas y a su gente. Me reconforta saber que no están tan olvidadas, y es gracias a las personas que siguen luchando por mantener esa tradición. Si a todo esto se suma la experiencia de viajar en moto, las rutas y la propia aventura, para mi es uno de los mejores viajes de enoturismo que se puede realizar.

Respecto a los vinos, me he encontrado con elaboraciones de gran frescura que se cultivan en unas condiciones complicadas, lo que obliga a los viticultores a luchar contra los elementos y a trabajar duramente. Los vinos suelen tener una acidez óptima, con un grado de alcohol bajo,son vinos fáciles de beber. En definitiva, he descubierto vinos muy variados, con su propia identidad y de gran calidad.

Isabel Blanco
Licenciada en Periodismo. Máster en Dirección de Comunicación Corporativa.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2385 veces

Comenta