La primera bodega de Castilla y León con certificación de Viticultura Heroica

Jueves 13 de Mayo de 2021

Compártelo

Leído › 2901 veces

Actualmente menos de un 5% de bodegas en todo el mundo cumplen estos requisitos

Nacho Álvarez, enólogo

Viñedos a 700 metros sobre el nivel del mar, inclinaciones de hasta el 51% de pendiente donde la entrada de máquinas para trabajar el suelo es impracticable, variedades autóctonas y un paisaje que hipnotiza. Esto es lo que ha propiciado que Pago de Los Abuelos se convierta en la primera y única bodega de Castilla León con esta certificación otorgada por el Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña (CERVIM).

Este organismo internacional con sede en el Valle de Aosta (Italia) fue creado en 1987 bajo el amparo de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) con la finalidad de garantizar los intereses de la viticultura de montaña y en fuerte pendiente de diferentes regiones europeas.

Según sus normas, los viñedos deben situarse a más de 500 metros de altitud (exceptuando las mesetas) y sus pendientes con un mínimo del 30% de inclinación. También se valora la dificultad de acceso a la mecanización en el terreno, los viñedos de pequeño tamaño, a veces fraccionados y frecuentemente organizados en terrazas de cultivo, la climatología extrema y la belleza del paisaje.

Hoy en día hay menos de un 5% de bodegas en todo el mundo que cumplen estos requisitos, y Pago de los Abuelos es una de ellas.

Viñedo Borrunde (Pago de los Abuelos)

Ubicada en Puente de Domingo Flórez (Bierzo), Pago de los Abuelos es el proyecto personal de Nacho Álvarez (enólogo revelación en 2016 por Robert Parker por ser el autor del mejor godello del mundo), y está basado en la recuperación de viñedos en tierras olvidadas y con una filosofía propia donde la viticultura tradicional y artesanal forma parte de sus principios.

Nace por la ilusión del recuerdo y el cariño por unas tierras olvidadas para el mundo de la enología actual. Viñas que son un homenaje a todos aquellos abuelos que las plantaron, trabajaron y conservaron para que hoy las podamos disfrutar.

Elabora seis vinos; tres blancos, dos tintos y un rosado, todos ellos de parcelas muy especiales. Vinos auténticos, expresivos y únicos de esta bodega heroica.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2901 veces

Comenta