¿Por qué los trabajadores del vino en algunas zonas de Australia se niegan a cosechar este año?

Escrito por

Jueves 15 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 1368 veces

Debido a las restricciones de COVID que impiden que los enólogos del hemisferio norte participen, la escasez de mano de obra durante la elaboración del vino en Australia se está extendiendo más allá de los viñedos.

vino australiano

El director ejecutivo de la Asociación Australiana de la Industria del Vino, Brian Smedley, declaró a diferentes medios que si bien algunos extranjeros suelen realizar trabajos manuales y de recolección de uvas a corto plazo en las bodegas, generalmente hay trabajadores más cualificados, como enólogos que viajan desde el hemisferio norte a Australia, que no están allí ahora mismo por culpa de la pandemia. Además, las condiciones suaves alargan la temporada de cultivo, lo que permite a los productores de vino aumentar los rendimientos que provoca más demanda de mano de obra.

Smedley dijo también que tienen muchos puestos vacantes para diferentes trabajos a lo largo de la cadena de suministro. Además los déficits en la mayoría de las áreas son de dos dígitos. Por otro lado, los conocimientos impartidos a los enólogos residentes y las habilidades de los expertos de la zona, que suelen viajar a Europa y Estados Unidos a Australia en primavera, parecen no ser suficientes este año.

Sin embargo, dijo que las temperaturas relativamente suaves y las noches frescas que toda la región vinícola del área ha experimentado en las últimas semanas es una bendición disfrazada. En realidad, Smedley señala que están padeciendo múltiples paradas y arranques en el trabajo, lo que significa que lleva más tiempo que en años anteriores, haciendo que sus problemas laborales se hayan resuelto hasta cierto punto, pero no es lo ideal, ni de lejos.

Buscando nuevos mercados

El Ministerio de Comercio de China (MOFCOM) ha anunciado una decisión final sobre investigaciones antidumping y compensatorias contra la exportación de vinos embotellados australianos a China, cuyo período de prórroga comenzará el 28 de marzo. En noviembre comenzaron a introducirse tarifas temporales del 116% al 218%, que ahora operarán por al menos otros cinco años.

El nuevo impacto arancelario coincide con el fin de los subsidios de JobKeeper, pero Smedley dijo que esto se compensa parcialmente con un período de producción anticuado y ajetreado y la reciente relajación de las restricciones que se mantenían hasta la fecha.

En términos de viajes corporativos, pasaron del 50% al 75%, y saben que en general hay mucha actividad los fines de semana, aunque los días entre semana no están tan ocupados, lo que a menudo indica que la empresa está haciendo todo lo posible, según señala Smedley.

Si algunas empresas tienen fuentes de ingresos diversificadas, obviamente enfrentarán un modelo de ingreso al mercado chino y encontrarán grandes dificultades. Los datos de exportación de la Asociación Australiana del Vino para el primer trimestre de 2021 se publicarán a finales de abril o principios de mayo, lo que demuestra mejor el impacto de los aranceles de China, que entraron en vigencia el 28 de noviembre del año pasado.

Sin embargo, los datos publicados por la Asociación Australiana del Vino la semana pasada mostraron que la disminución de la producción durante las dos primeras cosechas aumentó la capacidad de la industria vitivinícola nacional para almacenar el excedente de vino no vendido.

El Australian Wine: Production, Sales and Inventory Report, publicado el 30 de marzo, mostró que la producción nacional de vino para el pasado 2020 fue de poco menos de 1.100 millones de litros, un 10% menos que el promedio de 10 años y la más baja desde 2007.

Las ventas totales de vino australiano en el año fiscal 2019-20 fueron de poco más de 1.200 millones de litros, de los cuales el 40% se vendió a nivel nacional y el 60% se exportó. Como resultado, la Asociación Australiana del Vino estima que las existencias de caldos australianos y otros productos de uva cayeron alrededor de 70 millones de litros (4%) a 1.7 mil millones de litros, el nivel más bajo desde 2011-2012.

Un artículo de María Torres
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1368 veces

Comenta