La Bobal de la Manchuela esconde los secretos de la mejor vid roja

Carmen Fernández

Jueves 03 de Diciembre de 2020

Compártelo

Leído › 2847 veces

La bodega ecológica Vega Tolosa recolecta en exclusiva para una farmacéutica francesa las hojas de sus viñedos centenarios de esta variedad de uva, que por sus altas concentraciones de componentes beneficiosos para la salud, la convierten en la variedad ideal para las elaboraciones médicas

Que el vino tiene beneficios para nuestra salud es ya de sobra conocido pero quizá lo es mucho menos que también las hojas de la vid pueden tener interesantes usos en la medicina, en concreto las hojas de la vid roja. De la mano de Mariluz Tolosa, la gerente de la bodega ecológica y vegana, Vega Tolosa,  descubrimos por qué una farmacéutica francesa recoge en exclusiva las hojas de la variedad bobal cultivadas en esta bodega de Casas Ibáñez, en Albacete, en los dominios de la denominación de origen Manchuela.

Unos viñedos centenarios plantados en el Valle del Cabriel, declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO en los que descubrimos una viña cultivada en un entorno entre pinos, encinas y plantas aromáticas autóctonas. Esta circunstancia, unida a que nos encontramos frente a un proyecto familiar profundamente respetuoso con la biodiversidad del entorno y con la sostenibilidad de la bodega, han convertido a Vega Tolosa en el lugar ideal para obtener la vid roja en las mejores condiciones. De estas hojas las farmacéuticas extraen los fito nutrientes beneficiosos para nuestra salud con los que se elaboran complementos alimenticios que nos ayudan a mejorar nuestra salud cardiovascular y productos cosméticos para luchar contra el envejecimiento celular.

Rica en propiedades saludables

Y es que el principal atributo medicinal que posee la hoja roja de vid es el de favorecer la buena circulación sanguínea. Entre sus componentes más apreciados están  las sales minerales, vitamina C y muchos fito nutrientes: ácidos fenólicos como el ácido clorogénico; taninos; flavonoides como la rutina; la quercetina o los antocianósidos, responsables de las tonalidades rojas, azules y moradas, y un tipo de flavonoides muy interesantes ya que tienen un poder antioxidante extraordinario. El resveratrol también es muy apreciado dentro de la farmacología por sus múltiples beneficios para la salud y lo podemos encontrar en los productos antienvejecimiento. Todas estas características hacen que la vid roja se use desde hace ya tiempo por sus propiedades vasoprotectoras y astringentes. Es decir, está considerada tradicionalmente entre las plantas medicinales con beneficios cardiovasculares que mejoran la circulación sanguínea de vasos y capilares.

Pero, ¿qué es lo que hace tan interesante las hojas de la vid de Bobal y, especialmente, las de Vega Tolosa? Su gerente nos explica que hace seis años asistieron a un feria de vinos ecológicos en Alemania donde les visitaron en el stand una empresa farmacéutica francesa interesada en visitarles en España y recoger unas muestras de hojas para su análisis. "Por supuesto que aceptamos, hicieron los análisis y los resultados fueron sorprendentes ya que la variedad Bobal es una de las que más propiedades contiene", explica Mariluz Tolosa.

A partir de ahí comenzó la colaboración que hoy continúa con tanto éxito. Al igual que el resto de los trabajos que se llevan a cabo en los viñedos de Viña Tolosa, la recogida de las hojas también se hace de forma manual. "Al finalizar la vendimia manual de los viñedos viejos de Bobal, al principio del otoño, las hojas cambian su color de verde a rojo intenso. Es la señal que nos indica cuándo hay que recolectarlas". La fecha nunca será la misma, ya que viene acondicionada por el adelanto o retraso del crecimiento de la viña a lo largo del año, según nos explica Tolosa, que destaca que solo se recoge la Bobal ya que otras variedades típicas de Manchuela, como el Macabeo o la Tempranillo no cambian su color de verde a rojo y no son las mejores para su uso medicinal.

"Solemos recolectar alrededor de 40.000 kilos de hojas, con unos rendimientos de 500 kilos por hectárea, según el año. Para ello es necesario mucha mano de obra ya que el proceso es totalmente manual", explica Mariluz, que incide que en este proyecto familiar, "empleamos en torno a 30 personas, las mismas que han llevado a cabo la vendimia y que, una vez terminado ese trabajo, empiezan a recolectar las hojas."

Enoturismo

Y es que todos los viñedos de Vega Tolosa, y todos sus vinos, están certificados como ecológicos, lo que les permite alcanzar unas cualidades altamente apreciadas y que han hecho que Vega Tolosa sea la única bodega española en la que esta empresa farmacéutica recogen las hojas de la Bobal,  las únicas de color rojo.

En Vega Tolosa descubrimos, además, que la sostenibilidad es esencial en todos los procesos que acompañan la elaboración de sus vinos: desde el uso de la energía solar hasta la generación de su  propio nitrógeno para inertizar los procesos de elaboración, o el empleo de equipos de ozono para higienizar todo la bodega. Todo ello singulariza un proyecto que, además, podemos conocer a través de sus visitas enoturísticas, recorriendo parte de sus 200 ha. de viñedo propio, cultivados bajo los parámetros del cultivo ecológico certificado, en un paraje privilegiado dentro de la Manchuela.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2847 veces

Comenta