¿Quién dijo que del 2020 no pudiera salir algo bueno?

Carmen Fernández

Lunes 26 de Octubre de 2020

Compártelo

Leído › 2392 veces

Nos encontramos con un vino que engancha y nos hace exclamar esa expresión que da nombre a este vino vino

Y no solo algo bueno, algo F***ing bueno.  Eso al menos es lo que pensaron los responsables de Winery On Creations cuando concibieron su nueva creación F***ing Good Wine! Un vino que, a decir de su enólogo y cocreador, Pablo Cortés "Surgió en los momentos de tensión e incertidumbre que supimos canalizar hacia una idea que expresaba nuestras ganas de volver a disfrutar, y volver a compartir con el mundo los buenos ingredientes que hacen especiales a los vinos de Winery On Creations."

Durante este tiempo en que nuestras rutinas se alteran, los ritmos y ciclos vitales se vuelven casi del revés, los fundadores de Winery On Creations no pararon de darle a la cabeza. "Esta circunstancia excepcional de dudas y rotura absoluta del ritmo habitual de vida nos trajo tiempo para abordar la creación de un nuevo vino que también rompiese ciertos esquemas, y diera de qué hablar". nos cuenta Pablo Cortés.

Un vino que nace de la esencia misma de la ruptura, que busca la provocación y que se inspira en la tensión y los sentimientos más viscerales y humanos, que surgen siempre en circunstancias que escapan a nuestro control. Visualmente nos encontramos con un vino que comparte valores con el movimiento de los años 70, con el punk y el movimiento underground.

Con esos principios tanto el continente como el contenido no pueden dejarnos indiferentes. Como todos los vinos de la familia Winery On Creations nos encontramos con un packaging tremendamente cuidado, obra de su Directora Creativa, Karel Eissner, con una etiqueta que nos atrapa la mirada y el tacto, donde siempre encontraremos algo que nos llama la atención.

Pero, por encima de todo, nos encontramos con un vino que engancha y nos hace exclamar esa expresión que da nombre al vino, y que sus creadores dejan a la libre interpretación de cada uno: feeling good wine, freaking good wine, fucking good wine... según el momento y la persona, nos encajará uno u otro adjetivo.

Escandalosos, sutiles, frescos y para todos

"Un vino para cada momento, para cada persona, divertido y sin pretensiones". El enólogo de Winery On Creations nos comenta que este vino ha sido creado para la diversión y el disfrute de quien lo bebe. Lejos de pretensiones, se trata de un vino versátil con un perfil afrutado y fresco en cada una de sus tres variedades: tinto, blanco o rosado. "Es ideal para el que busca sorprenderse con algo nuevo, para el consumidor que le gusta jugar con los vinos, descubrir cosas nuevas y probar diferentes elaboraciones", nos cuenta Pablo Cortés.

Los nuevos vinos de Winery On Creatins han sido elaborados con las mejores uvas de la D.O Yecla. El tinto es la expresión más clara de la Monastrell, una explosión de fruta roja en boca, suave y largo en boca, con unas sutiles notas de balsámicos y vainilla.

Para el blanco Cortés se ha decantado por la versátil Verdejo, fresca  e intensa a la vez, afrutada  y con toques tropicales. Finalmente el rosado también se ha elaborado con la Monastrell,  lo que nos permite disfrutar de un vino afrutado con notas de chuchería y fresas silvestres que no invitan a seguir disfrutando de nuestra copa.

Una completa colección de vinos delicados, elegantes y veganos que sus creadores han concebido para disfrutar cómo y donde quieras. Solo tú eliges el momento y la expresión que inspira esta nueva marca de la familia Winery On Creations.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2392 veces

Comenta