Dónde comer en Haro: ruta de vinos y tapas

Vilma

Martes 26 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 1245 veces

Comer en Haro disfrutando de sus tapas y pinchos y de los excelentes vinos riojanos es uno de los máximos placeres para todo amante del enoturismo. Que el turismo del vino está de moda, y parece que para quedarse, es algo indiscutible, y disfrutarlo en esta bella y animada localidad riojana, cuna de centenarias bodegas, es una cita ineludible para quien guste de la buena mesa.

En este post vamos a conducirte por la mejor ruta de vinos y pinchos de Haro, prestando una especial atención a la zona de La Herradura, donde el tapeo es todo un arte.

La Herradura: clásica zona de tapeo

Cuando se habla de salir de tapas y pinchos por Haro hay que hablar de forma obligatoria de La Herradura. Situada entre las calles San Martín y Santo Tomás, debe su forma a la forma de herradura que tiene esta trama urbana.

La Herradura se encuentra en el corazón del casco histórico de Haro, y cuenta con una alta concentración de bares donde dar gusto al paladar. Puede decirse que es el equivalente harense de la mítica calle Laurel de Logroño.

¿Por dónde empezar?

Es difícil elegir dónde comer en Haro, tal es la calidad de su oferta gastronómica. Así que haremos una pequeña selección de los bares de tapeo más populares de La Herradura, en las que tienes garantizado el disfrute con sus suculentas y copiosas raciones, bien regadas con los mejores vinos de Haro. ¡Buen provecho!

Taberna de vinos Chamonix

Situado en el 14 de la calle Santo Tomás, es todo un clásico entre los bares de tapeo de Haro. De estilo clásico, todo su ambiente tiene el aroma de la montaña, con esquís colgados en la pared y una foto del Montblanc presidiendo el local.

Todos sus pinchos y vinos llevan la marca riojana. Su tapa estrella es el champi a la plancha, aunque la sepia a la plancha y sus pinchos morunos no se queden atrás.

Si lo que prefieres es comer o cenar de bocadillo, no puedes dejar de pedir las exquisitas hamburguesas caseras del Chamonix, una auténtica institución en la localidad riojana.

Bar Pasadizo

Situado en la Plaza de la Iglesia, en la confluencia de las dos principales calles de La Herradura, se encuentra el Bar Pasadizo, que cuenta con una larga barra llena de pinchos que alimentan solo con mirarlos. Sus torreznos de Soria son una de las grandes exquisiteces que puedes comer en Haro.

La calidad del producto no está en este caso reñida con su precio económico. El Bar Pasadizo tiene muchas rentables ofertas: un pincho con un vino de Ábalos por un precio de risa, packs que combinan un surtido de pinchos con una botella de vino o pinchos gratis con vinos de crianza.

Lógicamente, el bar siempre está hasta la bandera.

Asador Restaurante Jarrero

Jarrero es el otro gentilicio de los harenses, así que ya te puedes imaginar que te encuentras en un local de solera, con toda la tradición de la villa.

En plena calle de San Martín, este bar y restaurante cuenta con un cómodo y acogedor comedor interior, y entre semana ofrece unos estupendos menús a muy buenos precios.

Con una cocina casera de arte y oficio, tiene como especialidades las patatas bravas y los pimientos rellenos, aunque sus zapatillas de jamón serrano y queso y sus champis bien se merecen un pase.

Mesón Los Berones

Volvemos a la calle Santo Tomás para conocer el Mesón Los Berones, una clásica y acogedora casa de comidas donde darse un buen homenaje gastronómico.

Con un estilo rústico, lleno de motivos del mundo del vino y la labranza, sus zapatillas son consideradas las mejores que puedes comer en Haro. Las zapatillas son tostadas de pan untadas con tomate natural y una loncha de jamón serrano (también puedes pedirla con queso añadido, más suculenta todavía).

Si prefieres sentarte a una buena mesa

Haro no solo te ofrece la posibilidad de disfrutar de sus tapas y pinchos; también cuenta con unos excelentes restaurantes de mesa y mantel, si lo que quieres es disfrutar de los manjares y del vino con un mayor sosiego, con una buena sobremesa final. Veamos unos ejemplos.

El Rincón del Noble

Un histórico de Haro, ideal para las celebraciones familiares. En El Rincón del Noble cuentan con diferentes menús degustación, así como una carta de clásicas raciones y generosos platos, entre los que destacan delicias como las chuletillas de cordero, las alcachofas con almejas o el bacalao a la riojana.

Sin duda, uno de los restaurantes imprescindibles donde comer en Haro, con una calidad que entusiasma a los mejores gourmets.

Está situado en la calle Martínez Lacuesta.

Arrope

Sito en la calle Virgen de la Vega, su planteamiento culinario parte de la cocina tradicional, a la que aporta unos interesantes toques innovadores.

El Arrope es uno de los lugares considerados fetén por los amantes del vino, ya que no solo cuenta con una excelente y abundante bodega, sino que ofrece la posibilidad, previa reserva, de realizar una cata con sumiller, o un maridaje de los platos con distintos vinos.

 

Que esta localidad riojana sea uno de los destinos más populares de enoturismo no es algo casual. Comer en Haro manjares típicos de La Rioja, maridados con los mejores vinos de la tierra, es algo que ningún aficionado al mundo del vino y de la buena mesa puede dejar de hacer al menos una vez al año. Y si quieres aún más diversión, todos los 29 de junio se celebra la Batalla del vino de Haro, fiesta de Interés turístico nacional.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1245 veces

Comenta