Impulsan el proyecto de 6 enólogos con el programa Vinventions Angel

Martes 12 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 6119 veces

Ha otorgado 15.000 € con el reconocimiento de seis proyectos de vino repartidos entre toda la geografía española

Vinventions impulsa a seis enólogos sostenibles en la primera edición de los Vinventions Angel, el programa de patrocinios que apoya la innovación y la sostenibilidad dentro del sector del vino.

Tras la primera convocatoria lanzada el pasado mes de diciembre y cerca de 35 proyectos de vino participantes, el programa de patrocinios Vinventions Angel ha repartido entre los seis mejores proyectos la cantidad de 15.000 euros, además de asesorar en la gestión del embotellado con la tecnología de la marca Wine Quality Solutions, y ofrecerá más de 60.000 cierres de vino para tapar los nuevos vinos de la vendimia 2020, así como la ayuda de marketing para hacer realidad cada uno de los proyectos y darlo a conocer al mercado.

Este nuevo programa nace del propósito y compromiso firme de Vinventions con la sostenibilidad y la reducción de la huella ambiental, con un importante objetivo de contribuir positivamente a construir un sector del vino más sostenible.

Para este programa, Vinventions cuenta con la alianza de Wine is Social, comunidad de vinos online y distribuidora, donde reputados sommeliers como César Cánovas, Raúl Igual, David Seijas, Manu Jiménez o el Master of Wine, David Forer, catarán los vinos y se presentarán al público una vez estén listos para la comercialización.

Sébastien Andrés, director de España y Portugal de Vinventions, señala de esta iniciativa que: "estamos muy orgullosos de promover las alternativas sostenibles y colaborar con nuevas generaciones de productores de vino, sobre todo, por la pasión que respiran por innovar. Y nos alegramos que muchos de los proyectos enviados tengan también una gran sensibilidad por el packaging. Muchas veces se deja este aspecto como el último, pero no por ello menos importante para que el vino llegue en perfectas condiciones a las manos del consumidor. Todos los participantes priman los cierres reciclables, sostenibles y seguros para evitar desperdicios de toda botella. Hay una mayor concienciación hacia las soluciones más sostenibles, basadas en la economía circular, sin perder de vista la calidad necesaria para la conservación y la crianza en botella de los vinos. Esperamos que en estos momentos difíciles que nos toca vivir, este reconocimiento les sea de gran ayuda y un fuerte impulso a sus proyectos".

Los ganadores del programa Vinventions Angel:

Totó Marqués con su proyecto Prades 950 (Prades, Tarragona)

Totó Marqués es una bodega familiar, con viñedos propios con el certificado ecológico CCPAE, que desde 2015 se dedica al cultivo y elaboración de vinos tintos en Poboleda, Priorat. Recientemente, se han iniciado con un proyecto vitivinícola en Prades, un municipio de los pocos de Cataluña catalogado como pueblo con "encanto", perteneciente a la comarca del Baix Camp, y situado a unos 950 metros de altura.

Este proyecto, "Prades 950", nace con especial sensibilidad al escenario del cambio climático y su mitigación. Empezaron con la plantación de 4 hectáreas de viñedo en 2008, en una finca que está situada en el centro del bosque de Poblet, en las laderas de las Montañas de Prades y en suelos de licorella. Un espejo de sus parcelas en el Priorat. Existen datos que en la misma finca los monjes del monasterio de Poblet cultivaban uvas ya antes de la filoxera.

Su plan de acción se basa en recuperar zonas de cultivo hacia mayores altitudes y la recuperación de variedades de uva, priman el riego y la gestión del suelo sostenible. Reutilizan subproductos del proceso de elaboración para la mejora de la biodiversidad y la materia orgánica del suelo, y utilizan el tipo de enología y la tecnología más sostenible para mejorar la huella ambiental, así como la producción de su vino con base a materiales reciclables (el 100% de los productos de packaging y comercialización son reciclables: etiquetas, cajas, botellas, tapones...).

Con el programa Vinventions Angel se ayudará a Totó Marqués con el acondicionamiento de la viña, a aprovechar los residuos de poda y el uso de materiales reciclables para la expedición de sus nuevos vinos blancos.

Toledo & Ajenjo con el proyecto #garagewine (Quintanar de la Orden, Toledo)

Una de las particularidades más importantes de este proyecto es la elaboración de vinos monovarietales, de variedades autóctonas, locales y minoritarias; optando por un concepto de vino innovador, pero volviendo a los orígenes del vino tradicional de la zona.

Se recuperan variedades locales como el Cencibel, Brujidero, Tinto de la pámpana blanca, Tinto Velasco, Airén, Verdoncho y Garnacha tintorera, con la localización de cepas muy viejas y muy poco dadas por su zona. La elaboración de los vinos sostenibles no la acotan únicamente a la viticultura orgánica y enología sostenible, sino que además de los tratamientos ecológicos en viñedos, a la bodega, al hábitat, también desarrollan acciones sostenibles para el ecosistema y la sociedad, fomentando el empleo local y diversas actividades para la explotación del enoturismo y repercutir de forma positiva a la economía local.

Con el programa Vinventions Angel se ayudará a la bodega a continuar con las técnicas más avanzadas de vinificación, asegurando el correcto tratamiento de los alimentos sin que pierdan sus propiedades organolépticas tras el proceso de elaboración y embotellado.

Bodega Lagravera (Alfarrás, Lérida)

El proyecto en sí de Lagravera es sostenible desde su base, ya que en su creación con la plantación de la finca "vinya Núria" representa la recuperación de un espacio yermo donde había una antigua gravera, para dar paso a la vida con los viñedos, y todo el ecosistema alrededor de ellos. Todos los trabajos realizados están dentro del marco de la agricultura ecológica desde sus inicios, y biodinámica a partir de 2012, ostentando el certificado Demeter ya en 2014. Algunas de las variedades descubiertas e investigadas por esta bodega, representan opciones claras de variedades adaptadas, con menos grado alcohólico, más equilibradas en acidez, como una gran opción natural y autóctona para la lucha contra el cambio climático. Desde hace años colaboran con DARP e INCAVI para desarrollar un programa de biodiversidad cultivada, que promueve la búsqueda de los alimentos más sostenibles del mundo para incentivar su cultivo.

Actualmente trabajan una de las metodologías claves para la protección natural de sus viñas: la fitoterapia. Usan plantas cultivadas por ellos, y agua de lluvia que recogen en la finca para cerrar al máximo el número de insumos. Durante este año quieren innovar con la aplicación en sus mejores parcelas de nuevas plantas, rizomas, raíces y otros en formas nuevas de extracción con destilación en forma de aceites esenciales e hidrolatos, y con métodos ya utilizados como la infusión o la decocción de algunas plantas nuevas.

En esta línea, con el programa Vinventions Angel se destinará el premio a adquirir un nuevo alambique para la destilación y la plantación de nuevas plantas en su finca para continuar con sus trabajos de reducción del uso de químicos en general, y en especial este año, centrando esfuerzos en reducir el azufre en viña mediante estas nuevas aplicaciones.

Finca Volvoreta con el proyecto de Bodega l'Amphore (Sanzoles, Zamora)

Finca Volvoreta es pionera en aplicar prácticas de agricultura ecológica y biodinámica en Toro, con un cultivo respetuoso con el ecosistema y enología poco intervencionista, de forma que tratan exhaustivamente todas las prácticas de reducir o eliminar la contaminación del aire, de la tierra y del agua.

Concretamente en su nuevo proyecto L'Amphore, elaboran vinos de Tinta de Toro en tinajas de barro, fermentando en ellas enterradas en el mismo viñedo de donde nacen. Así combinan la potencia tradicional de la variedad Tinta de Toro de viñedos centenarios, con una sublime elegancia y complejidad. Solo elaboran con aquellos vinos que mejorarán al estar en contacto con las tinajas y que estas no le aporten sabor ni aroma, solo finura. Aquí el tiempo es el factor más importante, ya que estos vinos tienen un potencial de guarda extraordinario.

Desde bodega explican que la experiencia con las tinajas de 200 litros ha demostrado el excelente potencial de estos vinos elaborados de esta manera, y experimentando con volúmenes más grandes quieren poner en valor la artesanía de la tinaja. "Somos afortunados en España de encontrar tinajas auténticas, de manos de buenos artesanos y nos enfrentamos que no hay un relevo generacional en nuestra zona".

Con el programa Vinventions Angel se ayudará a adquirir tinajas de mayor volumen (500 l. y 1000 l.) y demostrar el carácter especial y finura que consigue la Tinta de Toro en estos recipientes.

Mas Vida (Cistella, Gerona)

En Mas Vida, una pequeña bodega con una situación privilegiada en el Alto Ampurdán catalán, entienden que para hacer vino ecológico hay que ir más allá de dejar de utilizar sistémicos y herbicidas. Por eso, se esfuerzan para conseguir un suelo más vivo cada día y una biodiversidad en todas sus fincas con el cultivo de la viña, la olivera y el bosque. El principal reto de este proyecto es demostrar que es posible elaborar un vino con un impacto positivo para las personas y al mismo tiempo para el medioambiente.

Con el programa Vinventions Angel van a elaborar un vino experimental de impacto positivo, tanto a nivel medioambiental como a nivel nutricional, que demuestre que con la agricultura regenerativa y la manera de procesar el vino (enología + packaging/distribución de proximidad) se pueden hacer vinos buenos para quien los beba y para el planeta.

Titerok-Akaet (Isla de Lanzarote, Canarias)

Este nuevo proyecto se inicia en Lanzarote con la idea de recuperar y mantener parcelas antiguas con gran heterogeneidad varietal y gran variabilidad de suelos y paisajes. Esta heterogeneidad es una cualidad del viñedo canario que hay que preservar adaptándola, la viña a su manera de trabajo e integrándola en el entorno, haciendo uso de técnicas sostenibles que se adaptan a los nuevos problemas en la agricultura como el cambio climático o nuevas enfermedades. Y reflejando todo este trabajo en el vino, para conseguir auténticos vinos de terroir 100%.

En la primera parcela que adquirieron hay cinco de las variedades de uva más cultivadas en Lanzarote: Malvasía volcánica, Listán blanco, Listán negro, Diego y Moscatel. Aplican una viticultura respetuosa mediante herramientas de control biológico y uso de elementos naturales en el control fúngico. Titerok-Akaet ve la primera luz en 2017 con la elaboración del primer vino con uva de esta parcela, en el Valle de Malpaso. En la vendimia 2018 elaboran un monovarietal de Malvasía volcánica de la zona de la Geria. En la última vendimia suman un nuevo vino de la zona de Yé-Lajares, al norte de la isla.

Este año empezarán a trabajar una parcela en la zona de La Geria, en El Tablero. Una parcela de Malvasía volcánica de vides centenarias en recuperación. El proyecto permite demostrar todo el potencial del suelo, del clima y de las variedades de Lanzarote. Además de su gran conciencia social para generar riqueza en zonas con despoblación.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6119 veces

Comenta