XVIII Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2020 premia a Monte Xanic

Escrito por

Miércoles 25 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 1186 veces

En la edición XVIII del Concurso Internacional de Vinos Bacchus, convirtió a Madrid en la capital del vino. Este es uno de los concurso más importantes en la Península Ibérica y unos de los más influyentes en el mundo, y está respaldado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino y la Unión Española de Catadores, de la cual México forma parte.

Su importancia es tan grande, que ningún evento vinícola de los que se celebran en España consigue reunir durante cuatro días a tantos expertos catadores que conforma el panel de jueces de Bacchus, además de más de un centenar de periodistas especializados, sommeliers y enólogos, que se reúne para catar a ciegas vinos procedentes de todo el mundo, y elegir entre ellos a los mejores.

Que un vino sea galardonado con una medalla Bacchus es un gran honor, pues es el reconocimiento a todo el proceso que implica su producción, al esfuerzo de las personas que están comprometidas en elaborar un vino memorable.  Entre los vinos premiados, destaca Monte Xanic, la única bodega mexicana en conseguir una medalla GRAN BACCHUS DE ORO PARA su vino GRAN RICARDO 2017, con lo que se reafirma que este vino es el mejor que se produce en México.

Sumándose a este éxito, MONTE XANIC SELECCIÓN 2017 y MONTE XANIC CALIXA BLEND 2018 han sido premiados con un BACCHUS DE ORO en el XVIII CONCURSO INTERNACIONAL DE VINOS BACCHUS, colocando tres líneas en sus diferentes gamas en el podio de los galardonados. Monte Xanic Calixa Blend es un vino de gran carácter, de tonalidad azulada y un color cereza intenso. En nariz es muy perfumado y con notas frutales, donde destacan los frutos rojos y silvestres como moras, grosellas, frambuesas, pimienta negra, vainilla, cacao, y notas de roble. Es boca es estructurado y suave, refrescante, elegante y sedoso.

Gran Ricardo expresa el terruño del Gran Valle de Guadalupe y del Valle de Ojos Negros, Baja California. Es limpio y brillante a la vista, una hermosa tonalidad violácea y color cereza intenso, con capa cerrada. En nariz, nos sorprende su perfil aromático complejo y elegante, con marcadas notas florales de lilas y violetas, aromas de madera, cacao, lácteos, pimienta negra, clavo, vainilla, nuez moscada, tostados, granos de café, regaliz y balsámicos, mientras que en boca es de ataque suave, con gran volumen que envuelve todo el paladar, de acidez fresca y alcohol cálido, con taninos dulces y presentes que le dan un cuerpo aterciopelado, el retrogusto en boca es de grosellas, vainilla y almendras tostadas. Marida delicioso con cortes finos de carne, roast beef, cordero, carnes de caza como jabalí y venado, quesos maduros, salmón y guisos con legumbres con fineza, distinción, personalidad propia e inigualable calidad.

Calidad, Innovación y Consistencia han llevado a Monte Xanic a ser una de las bodegas mexicanas más reconocidas y premiadas en México y en el mundo. Es la vinícola mexicana líder con mayor infraestructura tecnológica en México, pionera en procesos de producción e innovación, por lo que en diciembre de 2019, recibió  el ISO 9001: 2015 en los procesos de cosecha y producción de vinos y degustación, confirmando que sus vinos son de talla mundial.

Un artículo de Deby Beard

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1186 veces

Comenta