121.763 Seguidores !

¿Sabes cuál es el mejor día de la semana para comprar, o vender, tu vino?

José Antonio Sanjurjo

Viernes 23 de Noviembre de 2018

Leído › 2271 Veces

Los mercados del vino se mueven. Más aún de lo que parece. Como en otros muchos sectores, el comercio online acelera todos los procesos y solo quien preste atención a todos los movimientos y sepa interpretarlos podrá sacarles provecho. El uso del Big Data como el que ofrece vinos.wine aporta grandes soluciones

"El lunes es el día de la semana en que se genera un mayor número de cambios de precios, pero son los viernes cuando estos cambios son de mayor calado". Este es un buen ejemplo de conclusiones útiles que se obtienen del análisis del mercado online de vinos. Lo expone Antonio Labián, responsable del comparador vinos.wine, que rastrea de forma continua la oferta de 248 tiendas y acumula unos 60 millones de registros de precios de vinos.

Todo ese barullo de datos en sí mismo no sirve de mucho. Pero sí es muy aprovechable su explotación y adecuada evaluación. Bien gestionada, es información que puede orientar hacia el acierto las decisiones tanto de las bodegas como del propio consumidor final de vinos. "Las conclusiones de los análisis en ocasiones no pasan de la mera anécdota, pero otras muchas veces constituyen el conocimiento que permite innovar y adaptarse al entorno cambiante", explica Labián.

El comparador de vinos vinos.wine, que monitoriza desde los grandes supermercados hasta pequeñas vinotecas con venta por internet pasando por las principales tiendas online del sector, se convierte por tanto en una herramienta de trabajo muy aconsejable para los departamentos de marketing y ventas de productores y distribuidores de vinos. En su día a día, la llamada inteligencia de precios es una brújula perfecta para tener siempre el precio más adecuado y para detectar cualquier tipo de anomalía en el mercado.

Por supuesto, también el consumidor final se ve muy beneficiado por el trabajo del comparador de vinos. Vinos.wine permite encontrar una diferencia media de precio del 25% para un mismo vino. En algunos casos, especialmente en el segmento superior a los 20 euros por botella, la disparidad llega hasta al 40%. Lo mejor, además de la total fiabilidad de los datos, es que la consulta es rápida y sencilla, con precios actualizados y bien organizados.

Además, la creciente utilización del Big Data por parte de bodegas y comercializadores de vinos resultará a medio plazo provechosa para quien compra vinos, puesto que sirve para impulsar la competencia y afinar los precios, desarrollar nuevas ofertas o prevenir y atajar casos de fraude.

LOS PRINCIPALES USOS DEL BIG DATA

  • EVITAR CONFLICTOS ENTRE CANALES DE VENTA

De este modo, una de las aplicaciones más destacadas que las bodegas hacen de vinos.wine es comparar su funcionamiento en las ventas online con su canal de venta más tradicional: el de Hoteles, Restaurantes y Cafés (HORECA) con comerciales a pie de calle, que representa aproximadamente la mitad de las ventas minoristas en el mercado nacional.

La principal utilidad es evitar conflictos entre ambas vías de venta, dado que a menudo se daban situaciones en las que las páginas online tiraban los precios por debajo del recomendado, prácticamente al nivel del canal HORECA, causando una mala impresión.

Con el Big Data de vinos.wine, que mejora día a día sus procesos y algoritmos, los distribuidores pueden evitar esta fricción porque pueden acceder a toda la información sobre el precio al que se venden online sus vinos. Los datos se generan además prácticamente en tiempo real porque el comparador efectúa una actualización diaria de los registros, e incluso más en los casos de tiendas que varían sus precios varias veces al día. En resumen, se trata de una herramienta para controlar el canal online de forma similar a otros canales de venta.

  • ACIERTO EN EL ESTABLECIMIENTO DE PRECIOS

Otro ámbito en el que las áreas de ventas y marketing podrán dejar de dar palos de ciego es el de la fijación de precios. Al cruzar los datos de ventas online proporcionados por vinos.wine con los propios de las ventas de productores y distribuidores, se puede optimizar la política de precios. Un ejercicio muy útil y productivo es evaluar la sensibilidad que tiene la demanda ante los cambios de precio.

  • NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

También muy demandado resulta el uso del Big Data para buscar nuevas oportunidades comerciales. Tanto bodegas como distribuidores pueden comprender de forma más global las acciones de la competencia y tomar decisiones al respecto. Ver cuándo realizan promociones o en qué tiendas incluyen sus productos sirve para detectar las nuevas oportunidades de venta y las opciones de mejorar las existentes.

  • DETECCIÓN DE FRAUDE, FALSIFICACIONES Y DUMPINGS

No menos relevante resulta la capacidad de los datos de vinos.wine para detectar fraudes, falsificaciones o casos de dumping. La falsificación es un problema cada vez más extendido, sobre todo en el segmento de los vinos más exclusivos. Recientemente llegó a afectar a una de las bodegas más emblemáticas de España, que realiza parte de sus ventas vía online. Con la información de vinos.wine, que sistematiza todas las tiendas online, se localizan con cierta facilidad casos sospechosos de venta, como una tienda que resulte totalmente desconocida para el productor o que ofrezca precios extraños. Del mismo modo se aprecian posibles casos de dumping o ventas del producto a pérdidas, que además de ser ilegales dañan la imagen de la bodega. Evitarlos beneficia tanto al productor como al cliente.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta