Vino para beber... y echar a la bañera

Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Leído › 3172 Veces

El vino es salud y placer cuando se bebe, pero también se puede utilizar en relajantes baños que aportarán beneficios al organismo y la piel

vino y baño

El té y las infusiones se consumen desde el siglo III a.C, se cree, porque el emperador chino Shen Nung ordenó hervir toda el agua para de este modo prevenir infecciones. A esa agua le cayeron varias hojas de un árbol de té silvestre y la combinación le pareció deliciosa. Los mismo ocurre con los baños: ya en la antigüedad, la archiconocida Cleopatra se bañaba en leche de burra y, con el paso de los años, los amantes han ido incorporando pétalos a sus rituales románticos.

Dos tradiciones milenarias que favorecen al cuerpo, pero, habida cuenta de los beneficios antioxidantes para la salud por su contenido en sales minerales y polifenoles ¿se conocen las propiedades que tiene el vino en la bañera? Toñi Leal, experta en belleza y Wellness Personal Assistant del hotel Royal Hideaway Sancti Petri considera que "hay una serie de productos que benefician a la piel y favorecen la relajación al bañarse con ellos. El vino se suelen usar en gastronomía y pueden repercutir positivamente a todos los niveles, mejorando el estado de salud tanto por dentro como por fuera".

La experta nos recomienda un baño de vino y, claro, acompañado de una buena copa de vino en mano. Este es, según Leal "el plan ideal para después de una larga y cansada jornada de trabajo".

El vino puede resultar tremendamente positivo en su justa medida, ayudando a perder peso, mejorando la actividad cerebral, aumentando las endorfinas, optimizando la salud dental y reduciendo el colesterol.

Pero, ¿como incluir el vino en el agua del baño?. No es necesario que abras un reserva del 97 para estimularte. Con un vino económico o, mejor aún, con esa botella que no te has acabado y lleva varios días en la nevera será más que suficiente.

Añade 4 tazas de vino tinto y una taza de miel a la bañera, que estará preparada previamente a unos 37º (tibia-fría). Las propiedades de este baño estimularán la producción de colágeno y elastina de la piel, además de combati el envejecimiento gracias a los polifenoles de la uva e impedir la acción de los radicales libres, estimular la circulación sanguínea y linfática, especialmente la de retorno de las piernas.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta