La cosecha mundial más baja del siglo moverá al alza los precios del vino

Martes 17 de Octubre de 2017

Leído › 4927 Veces

Se proyectan 145 millones de hectolitros en la UE para la actual campaña un 14% menos

La cosecha mundial más baja del siglo presiona al alza a las cotizaciones del vino -en consonancia con los fuertes repuntes que han beneficiado a la materia prima, la uva, en diferentes países, como España- y está por ver hasta dónde llegarán los precios y qué política de márgenes secundan los supermercados.

En nuestro país, los precios del granel no han dejado de subir durante las últimas semanas y todo apunta a que la tendencia continuará, a tenor de los inventarios globales.

La escasez provocará un quebradero de cabeza a algunas bodegas, cuya estrategia comercial y de mercado y respuesta a los compradores se verá condicionada por las disponibilidades que tengan, tanto de vinos jóvenes del año, como de crianzas o reservas almacenados.

Según ha recordado esta semana la organización que agrupa a las organizaciones agrarias y de cooperativas europeas, el COPA-Cogeca, Francia e Italia son los dos países productores más afectados de la Unión Europea (UE) por las reducciones de producciones debido a las adversidades climáticas que han dominado el ejercicio.

En el primer caso, su vendimia alcanzará los 37 millones de hectolitros, el 18% menos que el año anterior. En Italia, se estima una vendimia de unos 40 millones de hectolitros, con una disminución del 26% respecto al año 2016.

Sobre España, el Copa-Cogeca estima 36 millones de hectolitros, lo que supone un descenso del 20 % mientras que Portugal será el único país de la UE donde se produce un aumento, que la organización cifra en el 10%.

En líneas generales, proyecta 145 millones de hectolitros en la UE para la actual campaña 2017-2018, aproximadamente, debido esencialmente a las condiciones meteorológicas adversas y a los efectos del cambio climático, es decir, un 14 % menos, opina el Copa-Cogeca.

Respecto a la calidad del vino, "se espera muy buena en toda Europa, lo que permitirá obtener un vino excelente", especifica.

España no escapa a esta tendencia y, tal y como explica el Gobierno de La Rioja, finalizada prácticamente la vendimia, "la actividad se centra ahora en las bodegas, en las que se espera obtener un vino de calidad gracias a la sanidad y buena evolución de los viñedos".

"Todo apunta, sin embargo, a que será la cosecha más corta en lo que llevamos de siglo, afectada por las heladas que incidieron en la mitad occidental de la Denominación y por la sequía", detalla la misma fuente oficial.

En concreto, el balance provisional de la cosecha de 2017, sitúa la producción total en torno a los 349 millones de kilos de uva, estima el Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

Los resultados han sido muy satisfactorios respecto a la calidad de los vinos elaborados, en lo cual ha resultado clave realizar una vendimia selectiva en todo el conjunto del territorio de la Denominación, manifiesta el Consejo.

Ha valorado que las primeras impresiones sobre la calidad de los vinos elaborados de esta cosecha 2017 "son muy optimistas" ya que "los descubes de las primeras uvas muestran aromas estupendos, con estructura, color y polifenoles adecuados".

Por su parte, la Denominación de Origen Ribera del Duero da por terminada la campaña de vendimia 2017 con la recogida de 54,5 millones de kilos de uva, la más baja en 15 años, aunque la calidad es muy buena, con parámetros óptimos en cuanto al estado sanitario y niveles fenólicos, tanto color como en taninos.

El consejo regulador de Ribeira Sacra también finalizaba la recogida hace pocos días, con un total de 5,51 millones de kilos de uva, con buena calidad del fruto recogido y de su estado sanitario.

La Denominación de Origen Cigales acaba la vendimia, de igual forma, con una producción de 5.749.295 kilos de uva, un 33% menos en un ejercicio complicado por las heladas primaverales, la sequía y el calor excesivo después, pero con "excelente calidad".

En cuanto a la comercialización, el incremento del valor de la materia prima influye en una mejora de los resultados, tanto para los vinos envasados como los graneles.

Así pues, España facturó durante los siete primeros meses de 2017 un 8,5% más por el vino envasado vendido en el exterior, y aumentó también el volumen exportado un +2,4%, con un precio medio superior en un 6 %, según ha divulgado el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Asimismo, nuestro país facturó un 13,3 % más por sus exportaciones de vino a granel en el mismo período, pese a vender un -2,3 % menos en volumen, gracias a que subieron un 16% los precios medios.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta