¿Cuánto alcohol puedes beber antes de conducir?

Viernes 09 de Diciembre de 2016

Leído › 215304 Veces

La Guardia Civil explica en Twitter cuántas copas puedes tomar sin dar positivo

Las Navidades ya están aquí y es una época en la que aumenta el consumo de bebidas con graduación, motivo por el cuál la Guardia Civil ha publicado en su cuenta oficial de Twitter cuánto puedes beber sin dar positivo en un control de alcoholemia. 

Cabe destacar que alcohol y conducción es la peor combinación posible y que cuando se coge el coche lo mejor es no beber nada de alcohol, porque el mejor resultado en un control de alcoholemia es 0,0.

Sin embargo, es obligación de la Guardia Civil informar sobre la cantidad de alcohol máxima que se puede beber antes de conducir. En la siguiente tabla de la DGT puedes consultar estos límites expresados en gramos por litro en sangre.

 

Cabe destacar que no se puede superar los 0,5 gramos por litro en sangre (0,25 mg/L de aire espirado) con la salvedad de los conductores con menos de 2 años de carné o los servicios profesionales, en los que la cifra es de 0,3 g/L de alcohol en sangre, que equivale a 0,15 mg/L en aire.

Por otro lado es importante señalar que cada persona responde al alcohol de diferente manera en función de muchas variables (peso, edad, sexo, salud, ayuno, cansancio, tiempo desde la última copa, velocidad de consumo...), en este sentido la DGT subraya que aunque dos personas beban exactamente la misma cantidad de alcohol es muy poco probable que alcancen la misma cantidad de alcoholemia y que lo hagan en el mismo momento. Es más, una misma persona que toma exactamente la misma cantidad de alcohol en dos días distintos, obtendrá tasas de alcohol diferentes.

La DGT advierte de que, pese a la tabla, la cantidad necesaria estimada para alcanzar el 0,25 (en aire, al soplar) en ayunas para hombres de 70 kilos es de 1,5 vasos de cerveza, dos copas de vino, dos chupitos de licor o un combinado. Para una mujer de 60 kilos, la cantidad baja a un vaso de cerveza, 1,5 copas de vino, 1,5 chupitos de licor y 0 combinados.

Por otro lado el factor tiempo resulta determinante en el cálculo de la tasa de alcoholemia, a medida que pasa el tiempo pueden aumentar o disminuir los efectos del alcohol. En este gráfico se puede observar como existe un primer momento en que la tasa se incrementa con el paso del tiempo, para después de varias horas comenzar a remitir.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta