Enrique López, autor de ¿Te cuento un vino?: “Humanizar el vino puede ayudar al público a acercarse a este mundo”

Carmen Fernández

Jueves 14 de Mayo de 2015

Leído › 3608 Veces

A través de 36 micorrelatos, este sumiller malagueño recoge las historias que conforman el “lado humano” del vino en su primer libro, elaborado a través de crowfunding

Historias, leyendas, mitos, etiquetas curiosas, anécdotas, ¿Te cuento un vino? Rarezas y caras B de nuestros vinos y bodegas no es una obra al uso sobre aspectos técnicos, procesos de elaboración, o sobre la comercialización del vino. Es un libro sobre las personas que hay detrás de los vinos. Conocer sus historias familiares, sus antepasados o sus amores, nos ayudan a entender por qué ha nacido un vino o por qué se llama de una forma determinada. Este ha sido el trabajo que ha asumido Enrique López a través de la creación de microrrelatos en los que va hilando anécdotas, pinceladas históricas y reflexiones propias sobre 17 denominaciones de origen y casi el doble de vinos. Encontramos un total de 36 vinos pero, sobre todo, 36 historias de personas, de vida, de terruño y de pasión por el vino.

Precisamente esta recién descubierta pasión es lo que ha llevado a este neófito en este mundo a lanzarse a la creación de esta primera obra, que ha podido editar gracias a las aportaciones de un centenar de personas que apoyaron la idea a través del proyecto de crowfunding que el autor puso en marcha a través de la plataforma libros.com, y que finalmente le ha permitido editar su “niño” y en el que ha dado rienda suelta a lo que Enrique López echaba de menos cuando leía publicaciones sobre vinos. “Echaba de menos alguno que narrara las historias, con entusiasmo y pasión (…) pensaba en lo bonito que sería que alguien escribiera un libro con esta temática. Y de tanto pensarlo, un día tuve el impulso de ser yo mismo el que lo hiciera”, nos explica.

“Hemos dificultado un producto sencillo”

¿Te cuento un vino? Se une así a una corriente cada vez más amplia entre profesionales y amateurs del mundo del vino que consideran llegado el tiempo de “hacer fácil el vino”, desvistiéndolo de tecnicismos y acercándolo al público general. Un sentir al que se une el propio Enrique López, que asegura que el exceso de palabras técnicas y vocabulario profesional contribuye a dar la imagen de un producto complejo, del que hay que ser experto para disfrutarlo. “Y nada más lejos de la realidad, el vino es un producto natural pero el consumidor no tiene que sentirse obligado a conocerlo absolutamente todo de él. Simplemente, si te gusta, lo tomas, sin más complicaciones.

“Creo que entre todos hemos dificultado demasiado un producto sencillo en sí mismo. Acercar el vino al consumidor final, simplificar su disfrute, puede abrir el abanico de potenciales consumidores, especialmente entre el público joven”, asegura el autor, que afirma que “humanizar” el mundo del vino con las historias que forman este “lado humano” puede ayudar al público a acercarse a este maravilloso producto”.

Precisamente esa sensación de complejidad era la que tenía el propio Enrique sobre el mundo del vino cuando, tras quedarse en paro, optó por hacer un curso para la titulación oficial de sumiller en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Málaga, su ciudad natal. Ese curso supuso un verdadero punto de inflexión y el descubrimiento de un mundo, complejo sí, pero también lleno de matices, “que te atrapa, te hace querer conocer cada vez más y más, y crecer, y evolucionar… A los 3 meses de comenzar el curso tenía muy claro que esto era lo mío, que quería dedicarme a esto. Y que además, quería divertirme y disfrutar en el proceso. Y así está siendo”.

Las historias de ¿Te cuento un vino? se suceden con el hilo conductor del vino, pero saltando de pequeñas bodegas familiares a grandes clásicos de la historia de la viticultura española, como Emilio Moro o Bodegas Franco-Españolas, de castillos encantados a animales que dan nombre a vinos. De historias de superación y de amor de padre... Sin embargo, a de la gallega bodega Moraima y de la castellonense Divinos y Viñas ocupan un rincón especial en su corazón, por la forma en la que llegaron a él y por ser “historias de amor, entrega y esperanza. Por eso tenían que abrir y cerrar el libro”. Un libro con el que llegar a nuestros corazones contándonos un vino.

Más historias y, ademas... el Camino de Santiago

Se le acumulan ahora a Enrique López las historias sobre el vino... Ahora que el proyecto es conocido, ya han sido bastantes las bodegas que se han puesto en contacto con el autor para hacerle llegar su pequeña historia personal. Es por ello que el sumiller malagueño se encuentra inmerso en la elaboración de una segunda parte de ¿Te cuento un vino? Pero no su único proyecto. Esta inquieta mente está perfilando también un diccionario diccionario de términos enológicos pero no al uso, si no explicando cada expresión de forma sencilla, amena y con toques de humor, casi “de colegueo”. Además, acaba de lanzar un nuevo proyecto, “El Cavino de Santiago”. Se trata de un viaje de turismo enológico, que tendrá lugar este verano de 2015, donde 50 personas combinarán la realización de etapas del Camino de Santiago (no consecutivas) con la visita a bodegas de las diferentes denominaciones de origen por las que transcurre el Camino de Santiago como Navarra, Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Toro, Bierzo y Ribeira Sacra. “Es algo que tenía pensado desde hace algunos años, pues es la forma de simultanear, durante los 9 días que dura el viaje, dos de las actividades que más me apasionan; el Camino y el Vino”. De momento la web www.elcavino.es para apuntarse a la iniciativa ya está en marcha. Estaremos atentos!

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta