Bodegas Puente de Rus, un ejemplo de adaptación

La apuesta de Bodegas Puente de Rus por elaborar vinos de calidad la ha llevado a ser una de las bodegas más galardonadas en la XXX edición del Concurso de los Vinos de la Diputación de Cuenca

David Manso

Viernes 14 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 2373 veces

Tiempo atrás queda una época en la que la elaboración de volúmenes era el principal motor de esta bodega de la localidad conquense de San Clemente cuyos orígenes se remontan al año 45 de pasado siglo. Bodegas Puente de Rus pronto celebrará 80 años de larga tradición en la elaboración de vino. La visión de sus socios les llevó en el año 1980 a iniciar la elaboración de vino de calidad embotellado, para posteriormente en el año 1995 presentar sus primeros vinos con crianza en barrica. Un camino en el que la bodega ha ido adaptándose en medios, tanto humanos, con la formación de su equipo, como en avances tecnológicos, para lograr elaborar los vinos que hoy presentan en ferias y concursos nacionales e internacionales cosechando importantes reconocimientos.

Para Bodegas Puente de Rus todo empieza por el trabajo en la viña. Con una extensión total de 2.750 ha. en las que cultivan un total de 14 variedades tanto autóctonas como foráneas, el control exhaustivo de la vid durante todo el año por parte de los técnicos de campo, Ingenieros agrónomos de formación, garantiza una perfecta salubridad y calidad de la uva que una vez seleccionada entrará en bodega para la elaboración del vino.

Otra de las incorporaciones realizadas es la sala del laboratorio donde se sigue el proceso de maduración de la uva para determinar el momento óptimo de vendimia, así como el control y análisis de mostos como de los vinos durante todo el proceso de vinificación para garantizar la máxima calidad de los mismos.

Parte de la adaptación que Bodegas Puente de Rus ha realizado estriba también en los depósitos de fermentación. La bodega ya disponía de varios de gran capacidad para la elaboración de vino, pero ante la necesidad de adaptarse a la producción de vino embotellado esta amplió sus instalaciones con nuevos depósitos, más modernos y con la tecnología necesaria que les ha permitido controlar las diferentes etapas en las que el mosto se convierte en vino; fermentación en frío controlada, remontados, estabilización, etc. avances tecnológicos que junto a la continua formación del equipo de bodega les ha llevado a elaborar vinos de calidad.

Dos salas de barricas perfilan los vinos con diferentes crianzas que la bodega elabora. En Puente de Rus prefieren usar barricas de roble americano, tanto de 225 como de 300 litros, que les aportan complejidad y matices particulares a sus vinos.

Actualmente cuentan con 16 referencias de vinos embotellados con diferentes perfiles y crianzas. De ellos, tres han sido galardonados recientemente en la XXX edición del Concurso de los Vinos de la Diputación de Cuenca:Puente de Rus Viognier "Abejaruco" 2023, primer premio en la categoría vinos blancos, Puente de Rus Moravio 2023, tercer premio en la categoría vinos rosados y Pontevs 2020, primer premio en la categoría de tintos de más de dos años.

Esto supone el reconocimiento a una labor de años ante una decisión que los socios de la bodega tomaron tiempo atrás y que marca el camino a seguir dándole un valor añadido a los vinos que producen. Un camino no exento de esfuerzo, de inversión, tanto en su parte económica como en recursos y formación, en comercialización y comunicación que ha llevado a la Puente de Rus a sumar este y otros reconocimientos a lo largo de estos últimos años. Sus cifras les avalan, un crecimiento progresivo que les sitúa hoy en las 600.000 botellas producidas que destinan principalmente al mercado nacional (66%) y al exterior (33%). Una reconversión, un ejemplo de adaptación que pone en valor la capacidad por elaborar vinos de calidad en La Mancha.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2373 veces