Ribera del Duero otorga calificación “Muy Buena” a la cosecha 2023

Sumilleres, enólogos y periodistas avalan la calidad de los vinos Ribera del Duero

Lunes 10 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 970 veces

La Denominación de Origen Ribera del Duero ha calificado la añada de 2023 como muy buena, una decisión tomada por el Pleno del Consejo Regulador basándose en la evaluación del Comité Excepcional y los informes técnicos de sus propios expertos.

El Comité Excepcional estuvo compuesto por destacados sumilleres, enólogos y periodistas especializados en el sector vinícola, entre ellos Fernando Mayoral Santamaria, Diego González, Raquel Pardo, Mara Sánchez Vicente, Alba Baranda, Rodrigo Pons, Antonio Moral, Marilena Bonilla, Javier Aladro, Alicia Vitores y Cees van Casteren. Este grupo realizó una cata exhaustiva de 12 vinos representativos de la denominación (2 blancos, 2 rosados y 8 tintos) previamente seleccionados por el Departamento Técnico del Consejo Regulador.

La cata tuvo lugar a las 10:30 de la mañana del lunes 10 de junio. Cada miembro del Comité Excepcional emitió su valoración personal en un sobre cerrado, que se entregó al Pleno del Consejo Regulador. Este, tomando en cuenta el criterio de los profesionales y los informes técnicos, decidió calificar la cosecha de 2023 como muy buena. La decisión se anunció en una rueda de prensa en la sede del Consejo Regulador en Roa, Burgos, con la presencia del presidente Enrique Pascual y los portavoces del Comité Excepcional.

La vendimia de 2023 se desarrolló del 29 de agosto al 22 de octubre, abarcando 54 días en los que participaron 7.425 viticultores y se cultivaron 27.256,10 hectáreas. La recolección total fue de 117.619.302 kilos de uva, un 12% más que en 2022. De este total, 928.895 kilos fueron de uva blanca y 116.690.470 kilos de uva tinta, principalmente de la variedad Tinta Fina.

Las condiciones climáticas presentaron retos, con un verano seco seguido de intensas lluvias en septiembre y un octubre caluroso. Sin embargo, se lograron equilibrar adecuadamente el grado alcohólico, la acidez natural y el pH de las uvas, resultando en una calidad óptima. Los vinos de esta añada se destacarán por su diversidad y las características específicas del terruño en el que evolucionaron. Los vinos blancos y rosados presentarán una frescura y una intensidad aromática destacadas, sin ser excesivamente alcohólicos. Los tintos se caracterizarán por su potencial aromático, estructura y complejidad, con buenos equilibrios fenológicos que permitirán elaborar vinos de guarda que reflejarán las principales características de la Ribera del Duero: carnosidad, complejidad aromática y paso largo por boca.

Enrique Pascual destacó el esfuerzo y dedicación de viticultores, enólogos y bodegueros para superar los retos de esta añada y lograr una cosecha de alta calidad.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 970 veces