Cosecha en verde: Las claves detrás de la última reforma vitivinícola

El Gobierno aprueba una modificación normativa para mejorar la eficacia en la gestión de la cosecha en verde de la Intervención Sectorial Vitivinícola

Martes 12 de Marzo de 2024

Compártelo

Leído › 3110 veces

La modificación del real decreto que regula la Intervención Sectorial Vitivinícola en España, publicada este martes 12 de marzo, representa un punto de inflexión en cómo el país gestiona uno de sus sectores agrícolas más emblemáticos y relevantes: el vitivinícola. Este cambio normativo, impulsado dentro del marco del Plan Estratégico de la Política Agrícola Común (PAC), no solo subraya la importancia de adaptarse a las nuevas realidades del mercado y las exigencias medioambientales sino que también refleja un compromiso firme con la optimización de los procesos y la eficiencia en la asignación de recursos financieros.

La cosecha en verde, práctica agrícola que consiste en la eliminación selectiva de racimos de uvas antes de su maduración, con el fin de equilibrar la producción y mejorar la calidad de la uva restante, se sitúa en el centro de esta reforma. Esta técnica, aunque no es nueva, ha ganado reconocimiento en los últimos años como un instrumento efectivo para gestionar el rendimiento de los viñedos y asegurar una calidad superior del vino. Sin embargo, su implementación eficaz se ha visto obstaculizada por una serie de desafíos logísticos y burocráticos, algo que el reciente decreto busca solventar.

Los ajustes técnicos introducidos buscan, en esencia, flexibilizar y simplificar el proceso de solicitud y gestión de la ayuda para la cosecha en verde, permitiendo una ejecución más ágil de los fondos destinados a este fin. Entre las novedades se encuentran la habilitación a las comunidades autónomas para ajustar la gestión de estas ayudas a las peculiaridades y necesidades específicas de su territorio, la revisión de los requisitos para solicitar la ayuda, la clarificación en los criterios de admisibilidad y prioridad, ajustes en el cálculo de la cuantía de la ayuda y en el procedimiento de pago.

Esta reforma legislativa no solo representa una oportunidad para mejorar la eficiencia en la gestión de los recursos destinados a la viticultura sino que también subraya la importancia de adoptar prácticas agrícolas sostenibles. Al incentivar la cosecha en verde, se promueve un equilibrio entre la cantidad y la calidad de la producción vitivinícola, contribuyendo a la sostenibilidad del sector a largo plazo.

Para los viticultores, estos cambios implican una mayor flexibilidad y apoyo en la gestión de sus cultivos, lo que puede traducirse en una mejora significativa de la calidad del vino español. Por otro lado, para el consumidor, estas medidas podrían significar no solo una mayor disponibilidad de vinos de alta calidad sino también un impulso hacia la producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

La modificación del Real Decreto 905/2022 abre un abanico de posibilidades para el sector vitivinícola español. Al ajustar y flexibilizar la regulación de la cosecha en verde, se establecen las bases para una viticultura más eficiente, sostenible y de mayor calidad. Esto no solo beneficia a los productores y a la economía rural sino que también promete enriquecer la oferta para los amantes del vino, reafirmando la posición de España como uno de los países líderes en la producción de vinos de calidad a nivel mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3110 veces