¿Se puede beber vino durante la dieta Keto?

La dieta keto es una de las más seguidas en la actualidad, gracias a sus buenos resultados en planes de...

Vilma Delgado

Lunes 06 de Febrero de 2023

Compártelo

Leído › 27144 veces

macronutrientes de la dieta keto

La dieta keto es una de las más seguidas en la actualidad, gracias a sus buenos resultados en planes de pérdida de peso. Una duda que puede surgir al adoptar este estilo de alimentación es si existe el vino keto.

Vamos a resolver todas las preguntas sobre la relación entre vino y dieta keto.

En qué consiste la dieta keto

La dieta cetogénica, también conocida como dieta keto, es una dieta que se caracteriza por una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas. Su objetivo es forzar al cuerpo a entrar en un estado de cetosis, en el cual quema grasas en lugar de carbohidratos para obtener energía.

La cetosis es un estado metabólico en el cual el cuerpo utiliza grasas como fuente principal de energía en lugar de usar carbohidratos. Cuando el cuerpo se encuentra en cetosis, las células queman las grasas almacenadas para producir un compuesto químico llamado cuerpos cetónicos.

La cetosis se produce naturalmente cuando el cuerpo no tiene suficientes carbohidratos para quemar, como durante un ayuno prolongado, y se puede inducir artificialmente mediante una dieta cetogénica o mediante técnicas como el ayuno intermitente.

La keto consiste en consumir una cantidad muy baja de carbohidratos, menos de 50 gramos al día, una cantidad moderada de proteínas, preferiblemente vegetales (verduras y legumbres), y una cantidad alta de grasas saludables como aceite de oliva, frutos secos, aguacate o pescados grasos (salmón, sardina, caballa).

No debe usarse la dieta keto como escusa para consumir proteinas y grasas de mala calidad y perjudiciales para la salud, como carnes procesadas (hamburguesas, salchichas, embutidos, bacon...), grasas animales, grasas hidrogenas o grasas trans.

Es posible beber alcohol mientras sigues la dieta keto

Alcohol y dieta keto no están reñidos, no hay una prohibición expresa. Pero es importante tener en cuenta algunas consideraciones. Un número importante de bebidas alcohólicas cuentan con carbohidratos en su composición nutricional. Esto significa que consumirlos puede interrumpir la cetosis y hacer que sea más difícil perder peso.

Además, el alcohol puede aumentar los niveles de insulina y disminuir los niveles de cuerpos cetónicos en el cuerpo. Por lo tanto, si decides beber alcohol mientras sigues este tipo de alimentación, es importante hacerlo con moderación y elegir bebidas bajas en carbohidratos. La bebida alcohólica más recomendable es, por tanto, el vino.

Cabe destacar que al menos un 85% de la composición del vino es agua, entre un 10% y 12% es alcohol y tan solo el restante 3% a 5% son carbohidratos, principalmente azúcar de la uva. De hecho, en el caso de los vinos secos, que son la mayoría de vinos que consume la gente, es decir los vinos que hay mayoritariamente en las estanterías de supermercados y tiendas de vinos, el porcentaje de carbohidratos baja a tan solo un 1%. Los vinos de Rioja, Ribera del Duero o en general todos los elaborados con uva Tempranillo, los vinos de Navarra, Castilla-La Mancha, todos los vinos blancos de Galicia... son vinos con mínimo porcentaje azúcar, prácticamente cantidades despreciables. Pero veamos esto con más detalle a continuación.

Los mejores vinos para la dieta keto

Vino y dieta keto son compatibles si tienes en cuenta algunas reglas sencillas:

Azúcar

Es mejor optar por vinos secos, que tienen una menor concentración de azúcares, como hemos visto.

Hay que tener en cuenta el azúcar residual, que es el que no se ha convertido en alcohol durante el proceso de fermentación. Este azúcar residual varía entre diferentes tipos y marcas, y no siempre está especificada en la etiqueta.

En general, los vinos con un mayor índice de alcohol tienen menos azúcar residual. Los vinos con un índice de alcohol de 12% o menos, tienen más azúcar residual. Lo ideal es consumir vinos de al menos 13,5% de índice alcohólico, pero siempre con moderación, ya que, a mayor graduación, más calorías por copa.

¿Tinto o blanco?

No importa el color. La cantidad de carbohidratos en el vino no depende del color, varía dependiendo del tipo de vino y del método de producción. En general, los vinos tintos, rosados y blancos pueden ser vinos keto. Simplemente, ten la precaución de mirar bien el etiquetado y escoger aquellos secos y con mayor graduación alcohólica.

¿Vinos espumosos?

Para los vinos espumosos rige las mismas reglas: debemos elegir vinos sin azúcar. Los vinos sin burbujas que no tienen azúcar se llaman "secos", los vinos con burbujas que no tienen azúcar se llaman "brut nature", y este es el término que debes buscar en una etiqueta de Cava, Champagne o cualquier otro vino espumoso a la hora de seguir una dieta keto.

¿Vinos generosos?

Existen una amplia variedad de generosos. Se pueden consumir siempre que sean secos, como el fino o la manzanilla de Jerez, pero no aquellos que son dulces, como moscateles o Pedro Ximénez.

¿Qué vinos nunca debemos consumir en una dieta keto?

Descarta los vinos dulces si estás siguiendo una dieta keto, ya que pueden alcanzar hasta 15 gramos de carbohidratos por copa. En especial los vinos Oporto, y los jereces dulces, como el Pedro Ximénez.

También descarta los vinos semidulces, semisecos, extrasecos, abocados, "ligeramente dulces".

Descarta también los vinos que se venden como "fáciles de beber", divertidos o de baja graduación.

Por último aléjate completamente de las bebidas a base de vinos, como cócteles, sangrías o seltzers.

Moderación

Por supuesto, el vino debe tomarse con moderación, disfrutando de sus aromas y sabor y a ser posible, acompañando a las comidas. Una copa de vino seco de calidad no romperá la cetosis.

Variedades de uvas ideales para keto

También es importante elegir variedades de uvas que generalmente producen vinos secos bajos en carbohidratos, tanto en tintos como en blancos. Te dejamos un listado de tipos de vinos por sus uvas que puedes tomar en la dieta keto sin pasarte de azúcares. Partimos de la base que una copa de vino son 150 ml.

Tintas

Pinot Noir

Es un vino generalmente ligero con sabor a frutas rojas y negras y notas de especias y hierbas. Contiene aproximadamente 0,50 gramos de azúcar por copa.

Cabernet Sauvignon

Aunque suelen ser vinos algo más alcohólicos que los producidos con otras variedades, estos tintos tienen aproximadamente 0,55 gramos de carbohidratos por cada copa. El Cabernet Sauvignon es un vino con cuerpo, complejo y con acidez moderada.

Merlot

Su contenido en carbohidratos se sitúa en 0,60 gramos por copa aproximadamente. Es un vino suave y afrutado, fácil de beber y que combina bien con la comida.

Syrah

Tiene algo más de azúcar, en torno a 0,6 gramos en cada copa. Son vinos con cuerpo, afrutados y con notas especiadas.

Tempranillo

La uva reina de España es absolutamente keto, tiene solo 0,45 gramos en cada copa. Son vinos complejos, afrutados y con notas especiadas.

Blancas

Sauvignon blanc

Son vinos con buena acidez que cuentan con 0,45 gramos de carbohidratos por copa. Sus sabores recuerdan al de la uva, con notas herbales.

Chardonnay

Otro de los blancos más populares que puedes consumir en tu dieta keto. Cuenta con 0,46 gramos de azúcar por copa. Tienen buena acidez, son vinos suntuosos, con buen cuerpo y de sabor frutal.

Cava

Siempre que sea brut nature, el cava contiene 0,45 gramos de azúcares por copa. No temas y brinda con cava en tus celebraciones.

Albariño

El blanco más famosos de Galicia contiene muy poco azúcar, tan solo 0,35 gramos de azúcar por copa, y sin embargo un sabor muy frutal que lo hace muy agradable.

El vino keto es una realidad y puedes disfrutar de tu copa de vino mientras sigues la dieta cetogénica sin preocuparte. Procura elegir vinos con pocos azúcares y mayor concentración alcohólica y disfruta del placer de beber vino con moderación.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 27144 veces