Cómo combatir el calor maridando vino y helados

Manuel Rivera

Viernes 08 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 1998 veces

helado de fresa

Con la llegada de las altas temperaturas todos nos planteamos cómo combatir el calor. Los helados son el postre del verano por antonomasia. Como con cualquier dulce, es posible hacer un maridaje de vinos con tu helado favorito. Te proponemos una forma original de refrescarte con las mejores combinaciones entre los sabores de helado más populares y tus vinos preferidos.

¿Se puede hacer maridaje de vinos y helados?

La respuesta es sí. Aunque elegir el mejor vino para postres es siempre un reto, lo cierto es que basándote en los sabores de cada helado puedes escoger vinos adecuados para que ambos productos brillen y ofrezcan sus mejores características.

El helado es un postre que se sirve frío y esto puede afectar a cómo las papilas gustativas procesan los sabores y aromas del vino. Pero teniendo en cuenta algunos consejos conseguirás un maridaje espectacular y diferente a lo que estás acostumbrado.

La temperatura es clave

Los mejores vinos para combinar con un postre frío son aquellos que tienen una temperatura de servicio más fría. Esto ocurre porque los vinos más tánicos se desvirtúan más al servirlos con un postre helado y se pierden sus aromas y sabores más complejos. Por tanto, escogeremos vinos blancos, rosados, tintos jóvenes y espumosos.

Para disfrutar mejor tanto del helado como del vino, recomendamos atemperar ligeramente el helado. Así conseguiremos una textura cremosa, no endurecida, y nuestro paladar recibirá mejor los matices del vino.

vino dulce de jerez

Vinos dulces

El vino para postres más sencillo de combinar es el vino dulce. Pero hay que tener cuidado con no sobrecargar de azúcar el paladar, ya que el resultado puede ser empalagoso. Dependiendo del sabor del helado, es mejor descartar los vinos más dulces y optar por afrutados o cavas y espumosos.

La regla del lácteo

Para no equivocarte en tu maridaje de helado y vino puedes tener en cuenta esta sencilla regla: los helados con base láctea combinan mejor con vinos blancos con mayor presencia de azúcar. Los vinos de aguja también son buenos compañeros de los helados en los que predomina el lácteo.

Los sorbetes de frutas, sin embargo, combinan mejor con vinos rosados o con espumosos más secos. Los sorbetes al no ser grasos también pueden acompañarse de tintos jóvenes más untuosos y afrutados.

 Qué sabor de helado combina con cada vino

¿Cómo combatir el calor con un maridaje de vinos y helado? Te explicamos las mejores combinaciones, aunque como todo lo que tiene que ver con el mundo del vino y la gastronomía, experimentar y divertirse es fundamental para disfrutar de la experiencia.

Vino y helado de chocolate

Si prefieres los vinos tintos, el helado de chocolate es su mejor compañía. A mayor porcentaje de cacao, más madera puede tener el vino que escojas como acompañante.

Los helados de chocolate con leche maridan mejor con tintos jóvenes, con poca acidez y aromas afrutados. En cuanto a variedades de uva, funcionan bien la syrah, la pinot noir o la garnacha tinta.

El chocolate negro permite su maridaje con vinos con crianza y aromas especiados. Disfruta de tu helado de chocolate con vinos elaborados con variedades como la malbec o la monastrell. Un Rioja es una opción segura para este maridaje.

helado de avellanas

Vino y helado de frutos secos

Los helados con frutos secos como la almendra, el helado de turrón o los helados de sabores tostados hacen un buen equipo con vinos espumosos rosados o tintos jóvenes en los que predominen los frutos rojos.

El Oporto es un buen acompañamiento para los helados de avellana, nuez o almendras. También funciona con los helados de crema tostada o el helado de galletas. Los tintos jóvenes de variedades como la syrah o la pinot noir pueden sorprenderte.

Vino y helados cítricos

Los cítricos como el limón, la mandarina o la naranja tienen un indiscutible compañero ganador: el cava. Con un cava brut nature estarás seguro de ofrecer un maridaje al gusto de todo el mundo. Si quieres una combinación menos obvia, prueba a maridar tus sorbetes de cítricos con un vino de la variedad bobal.

helado sabores

Vino y frutas tropicales

Las frutas como la piña, el mango o el coco necesitan de vinos con perfiles aromáticos similares para brillar. Escoge un blanco joven si buscas un perfil aromático que recuerde a la piña o el kiwi.

Los vinos blancos más maduros también son una buena opción si prefieres aromas como el melón, el lichi o el plátano. La variedad reina para maridar los helados de frutas tropicales es la chardonnay.

 

Ya sabes cómo combatir el calor con un original maridaje entre vino y helado. Lo más importante para acertar con las combinaciones es buscar vinos con un perfil aromático y gustativo similar al del sabor base del helado. Ten en cuenta también que, para armonizar los sabores, la potencia y cuerpo del vino deben ser más ligeros que el helado al que acompañan.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1998 veces

Comenta