9 trucos para combatir la resaca y que de verdad funcionan

Vilma Delgado

Lunes 16 de Agosto de 2021

Compártelo

Leído › 3282 veces

Muchas veces las resacas empeoran al día siguiente porque, sin saberlo, haces cosas que las agravan. Te mostramos una serie de trucos que está demostrado que ayudan a aliviar o incluso prevenir la resaca después de una noche de excesos.

La mayoría de los estudios apuntan a que los desagradables síntomas de la resaca se deben a que el alcohol interfiere con el equilibrio natural de las sustancias químicas del cuerpo, produciendo acetaldehído.

Cuando bebemos alcohol el organismo se ve obligado a eliminarlo rápidamente y para ello lo transforma primero en acetaldehído que se desecha fácilmente por la orina. Si la cantidad ingerida de alcohol entra de lo que llamamos un consumo moderado y responsable, el organismo no tiene ningún problema en expulsar esa pequeña cantidad de acetaldehído, sin consecuencias. Pero cuando la ingesta es masiva, el acetaldehído se acumula y nuestro cuerpo no puede eliminarlo rápidamente, provocando una intoxicación por acetaldehído debido a la acumulación de esta sustancia tóxica en nuestro organismo, y que durará el tiempo que nuestro organismo de deshaga de ella.

Después de comprender esto, queda claro que la primera y principal clave para combatir la resaca es orinar. Cuanto más orines, más acetaldehído eliminarás, y para ello debes beber agua siempre: antes, durante y después de beber alcohol, incluso sin ganas.

Pero hay más cosas que puedes hacer para aliviar la resaca, vayamos por partes:

Beber mucha agua

Como hemos visto, es la regla de oro para aliviar, e incluso prevenir, los efectos secundarios del alcohol. Debes beber muchísima agua. Al día siguiente, durante la resaca el cuerpo esta deshidratado, así que lo que más necesita es que se beba agua continuamente a lo largo del día.

Pero si además lo que quieres es minimizar los daños al día siguiente, lo mejor es beber agua antes de beber alcohol y durante, alternando un vaso de agua entre copa y copa, por ejemplo. Un organismo bien hidratado te ayudará a eliminar el acetaldehído más rápidamente.

Mineralizarse

Con el alcohol y la deshidratación también se pierden sales minerales, por tanto puede ayudar si además de agua tomamos alguna bebida isotónica que mejore nuestra hidratación. Huelga decir que las bebidas energéticas no son bebidas isotónicas y son nefastas para las resacas. También puede ayudar alimentos ricos en sales minerales o algún suplemento.

Dormir

Dormir es importante siempre, pero en estos casos es fundamental. Es importante descansar después de un día de excesos de alcohol para darle tiempo al cuerpo y los músculos a recuperarse. El cuerpo realiza las tareas de "reparación" precisamente durante los momentos de sueño.

Ducharse en agua fría

Ducharse ayuda a aliviar los síntomas de la resaca, pero si además lo hacemos en agua fría será mucho más beneficioso. Las duchas frías estimulan el sistema circulatorio y el sistema inmune, ambos encargados de que nuestro organismo elimine acetaldehído rápidamente. La ducha de agua fría te ayuda a estimularte, ya que se reactiva la circulación de la sangre por todo el cuerpo.

Evitar los fritos, procesados y las comidas grasas

Al día siguiente, lo mejor es optar por alimentos saludables que tengan nutrientes y, sobre todo, mucha fibra. Lo ideal es tomar frutas y verduras, que por su contenido de agua, fibra y sales minerales son el alimento perfecto contra las resacas. Las bayas, especialmente los arándanos y las bayas de acaí, el mango, los plátanos, los cítricos o la sandía, pueden ayudarnos a eliminar más rápidamente todo el acetaldehído del organismo. Otros alimentos aliados para aliviar la resaca son las alcachofas, la miel, los huevos o las carnes magras a la plancha o cocidas.

No obstante, las grasas saludables, como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o los aguacates, son buenas antes y durante la ingesta de alcohol, ya que protegen el hígado.

Nada de café ni cafeína

La cafeína puede darte un chute instantáneo que puede hacerte creer que estás mejor, pero pasados unos minutos la resaca se agravará debido a que aumentará tu deshidratación y se ralentizará el proceso de eliminación del acetaldehído. La cafeína puede agravar la deshidratación producida por una excesiva ingesta de alcohol.

Por tanto, nada de café, té, bebidas energéticas... Dormir bien y agua, será mucho mejor.

Un poco de deporte

El ejercicio moderado te ayudará a estimular el sistema circulatorio y a sudar, eliminando gran parte del acetaldehído acumulado con la ingesta de alcohol. Después de la orina, el sudor es el mejor sistema excretor que tiene el organismo para depurar la sangre y deshacerse del acetaldehído y cualquier otra toxina acumulada.

Glutatión

El glutatión es la suma de tres aminoácidos: glutamato, cisteína y glicina. El organismo obtiene el glutatión de los alimentos como las espinacas, la sandía, los espárragos, el aguacate, las fresas, la calabaza, el brócoli, la coliflor, las nueces, el ajo, los tomates, la cúrcuma, el pescado, las aves, la carne roja y la leche.

El glutatión es uno de los antioxidantes más poderosos y uno de los mejores desintoxicantes de nuestro organismo. El glutatión apoya al hígado en su trabajo de desintoxicación, ayudando a metabolizar el alcohol. El glutatión se define como un agente de defensa contra la toxicidad por xenobióticos, es decir, protege el organismo de los daños provocados por el consumo de sustancias externas como fármacos, drogas, contaminantes ambientales, agentes cancerígenos y, también, los excesos del alcohol.

Varios estudios han demostrado que la suplementación con glutatión antes o después de la ingesta de alcohol, ayuda a reducir los efectos de la resaca. Además, de los tres aminoácidos que conforman el glutatión, es la cisteína la que ofrece mejores resultados contra las resacas, y en especial en su forma N-acetilcisteína (NAC).

Otros antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que pueden prevenir o retrasar el daño a las células causado por los radicales libres, de hecho a veces se les llama "eliminadores de radicales libres". Por tanto, además del glutatión, cualquier otro antioxidante, como la vitamina C, la vitamina E o los polifenoles, son perfectos para combatir los radicales libres que el cuerpo libera cuando está metabolizando el alcohol. La mayoría de frutas y verduras que ya hemos citado son ricas en antioxidantes, aunque si quieres una ayuda extra, valorar la suplementación con vitamina C y glutatión puede ser tu gran aliado para una mala mañana de resaca.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3282 veces

Comenta