Ruta enológica por la D.O. Méntrida

Vilma Delgado

Martes 23 de Febrero de 2021

Compártelo

Leído › 1269 veces

Si eres un amante del vino, seguro que ya sabes que hay denominaciones de origen que se salen de las más conocidas, pero que nos ofrecen vinos de gran calidad y personalidad. 

Vamos a conocer en profundidad la D. O. Méntrida, una denominación de origen que se extiende desde la sierra de Gredos hasta Toledo. ¿Te animas a descubrir el vino de Méntrida?

Los vinos de la D. O. Méntrida

La D. O. Méntrida se localiza en la zona norte de Toledo. Se trata de una zona en la que tradicionalmente se han elaborado tintos, en parte debido a que la uva de la variedad garnacha es la dominante en la zona. Más de un 80 % de los viñedos de la zona pertenecen a esta variedad de uva tinta, que se cultiva entre 400 y 600 metros de altitud.

Además de la garnacha, también se han introducido cultivos de las variedades tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y syrah para la producción de tintos. Con respecto a los blancos, encontramos viñas de albillo, sauvginon blanc, macabeo y chardonnay.

Está documentada la existencia de viñedos en la zona desde el siglo XII. Madrid fue el mercado principal para los vinos de Méntrida hasta el siglo XIX y alcanzaron gran prestigio durante el Madrid de los Austrias.  

Las bodegas de la D. O. de Méntrida han experimentado un proceso de modernización por el que han conseguido elaborar vinos que, sin perder su esencia y su hacer tradicional, saben conectar con el público actual. No en vano, estos vinos están obteniendo cada vez más premios y menciones en el mercado nacional e internacional.

Los vinos de Méntrida se caracterizan por el respeto por las elaboraciones tradicionales, en una zona de amplia tradición vitivinícola. Sus centenarias salas de barricas ubicadas en cuevas naturales y sótanos hablan de un saber hacer centenario donde emana el trabajo de agricultores y bodegueros que atesoran un conocimiento que se materializa en cada uno de los vinos de la D.O. Méntrida.

Viñedos en Toledo. Foto: DO Mentrida

Los vinos de esta D. O. están marcados por el clima, el tipo de uva cultivada y las características del suelo. La zona de producción, situada en el norte de la provincia de Toledo, se caracteriza por su clima mediterráneo continental, con inviernos fríos y largos y escasas lluvias.

Como hemos explicado, las vides son principalmente pertenecientes a la variedad garnacha, aunque en los últimos años se han diversificado. Existen dos zonas bien diferenciadas de producción: 

  • La zona norte está situada en el valle del Tiétar. Sus municipios principales son Real de San Vicente, El Almendral de la Cañada y Pelahustan. 
  • La zona sur encierra municipios que históricamente se han relacionado con la elaboración del vino, como son Almorox, Casarrubios del monte Maqueda, Fuensalida, Camarena, Escalona y la propia Méntrida, que da nombre a la D. O.

Ruta por la D. O. Méntrida

El enoturismo se ha convertido en una opción muy interesante para descubrir unos vinos atractivos y con carácter a la par que conocemos el rico patrimonio cultural de la zona.

En 2019 se constituyó la Ruta del Vino D. O. Méntrida-Toledo con el apoyo de bodegas, instituciones, restaurantes y hoteles de la zona. La ruta se crea con la finalidad de impulsar el turismo basado en el vino, la gastronomía, la naturaleza y el patrimonio histórico y cultural.

Las bodegas de la zona de Méntrida y Toledo, donde se circunscribe la Denominación de Origen, son muchas y cada una ofrece unos atractivos que merece la pena conocer. Según datos del Consejo Regulador de la D. O., existen 29 bodegas y cooperativas que podemos visitar para conocer a fondo el vino de Méntrida y sus procesos de elaboración.

Torrijos

Es la cuna de la nueva ruta del vino de la denominación de origen. Además de los vinos, Torrijos destaca por su patrimonio paisajístico, como las Barrancas de Burujón, y monumental. Forma parte además de la Ruta del Lazarillo y el Camino de Santiago del Levante.

Méntrida

Esta localidad está ligada a la producción del vino desde la época de la colonización romana. En el cerro de los Castillejos se pueden contemplar las cuevas naturales que se establecieron como bodegas gracias a las buenas condiciones ambientales para la conservación del vino.

Almorox

Además de disfrutar de sus vinos, Almorox cuenta con un pinar histórico de gran riqueza ambiental. Se trata de una localidad idónea para combinar turismo activo, gracias a sus rutas senderistas o en bicicleta y enoturismo.

Escalona

Escalona es un municipio donde visitar bodegas a la par que descubrimos el encanto de su castillo, la ribera del río Alberche y la población de cigüeñas de la localidad.

 

La D.O. de Méntrida está por descubrir. Sus vinos cada vez consiguen más reconocimiento gracias a su respeto por la tradición y la personalidad que los vitivinicultores saben otorgarles. El vino de Méntrida está acompañado de una oferta gastronómica, histórica y cultural que lo hace especialmente atractivo para incluirlo en nuestras próximas rutas enoturísticas.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1269 veces

Comenta