La Ribeira Sacra, protagonista del primer número de 2021 de Condé Nast Traveler

Martes 29 de Diciembre de 2020

Compártelo

Leído › 6072 veces

La prestigiosa revista de viajes dedica un extenso reportaje de su primer número del año a uno de los lugares más mágicos de Galicia, realzando su valor sostenible y su belleza única. Destaca las rutas del Miño y el Sil, los caprichosos meandros de los que cuelgan las “vides más heroicas del país” y su producción de queso y vino, basada en calidad a partir de la tierra.

Recorrer en una embarcación los cañones del Sil y del Miño y quedarse boquiabierto ante la cascada de Aguacaída. Vislumbrar las vides que cuelgan de sus caprichosos meandros y observar desde sus miradores una naturaleza y un entorno único en el que la sostenibilidad y el arraigo a la tierra son la señas de identidad del lugar, de sus gentes y de los productos que nacen de ella. Todo esto lo condensa la Ribeira Sacra, uno de los lugares más mágicos y singulares de Galicia que la revista especializada en viajes Condé Nast Traveler ha recorrido de la mano de Clara Díez, maestra quesera desde los 22 años. Su profesión le ha llevado a recorrer el mundo, pero ha sido en la Ribeira donde ha encontrado el Santo Grial de la conexión con la tierra. "Me he quedado absolutamente anonadada de la riqueza del lugar; esto debería ser un orgullo a nivel patrimonial", explica.

En el reportaje, Clara Díez habla del arraigo a la tierra como santo y seña de sus habitantes, un modo de vida que hace posible unas producciones inimitables. "Galicia tiene un talante territorial muy identitario. En Ribeira Sacra se encuentran proyectos que tratan de revalorizar sus territorios tirando de fórmulas culturalmente vinculadas a Galicia y a procesos tradicionales; la zona rural es muy vasta, lo que la hace, si cabe, más interesante; hay prácticas aquí que no se dan en el resto de la península ni del mundo. Son producciones únicas", afirma.

El reportaje, con fotografía de Cecilia Álvarez-Hevia Arias, realiza un recorrido por los rincones de la zona, dando voz a los habitantes que se encargan de mantener su esencia y transmitirla a quienes la visitan. La belleza del entorno se vislumbra en muchos de sus rincones, como en Cabo do Mundo, una casa rural ubicada en la aldea de Soto, en Nogueira de Santa María, que está literalmente colgada sobre el río. También aparecen Mayte Pérez, junto a su marido Luis Fernando Martín, y un socio y amigo, Borja Fernández, quienes rehabilitaron este alojamiento de cinco habitaciones ubicado en una antigua casa con cuadras. "Es sentarte a ver las vistas y pensar ' este es el lugar' , porque lo que tú sientes es lo que creo que sienten los huéspedes cuando vienen... En la habitación Mencía, por ejemplo, te ducharás viendo el Miño; Merenzao tiene una terracita con vistas; y en Treixadura la cama está sobre la piedra de la montaña, que se ha conservado tal cual de cuando era un establo", comenta Mayte Pérez.

Las embarcaciones de Luisa, originaria de la Ribeira, recorren todos esos lugares que se observan desde el hotelito de Mayte. Sus rutas transcurren por los meandros o la cascada de Augacaída. "La Ribeira Sacra siempre se ha visto, entre los que nos criamos aquí, como un lugar de sacrificio, de sudor, es una cultura de trabajo, no de ocio. Entonces, no veía esa belleza del paisaje y del río... Me fui a Londres a estudiar fotografía y turismo relacionado con el desarrollo sostenible y, finalmente, decidí regresar", cuenta. Luisa, además, se encarga de elaborar vino, uno de los productos estrella de la Ribiera y a partir del cual sus habitantes dinamizan la región. "Aquí todos hacemos vino y todos tenemos nuestra parcelita de ribera, rebosante de viñas. Es como crear un ecosistema en tu zona, eso es turismo sostenible". Uno de los vinos más famosos es Adegas Moure, de herencia familiar. "Estamos en un proceso de conocimiento de nuestros viñedos; hacemos vino en muchas parcelitas para saber más de nuestro territorio, sacando muchos vinos de suelos que no conocíamos tanto" destaca la familia Moure.

En Airas Moniz, otra parada de la ruta, se enfatiza en el valor de un producto de calidad proveniente de una buena materia prima, algo de máxima importancia para sus habitantes. "Ellos revalorizan el producto al ligarlo a la Ribeira Sacra; quienes viven aquí sienten como un orgullo darle esa importancia que tiene la tierra". Precisamente en esta zona se produce el mejor queso azul de España, Savel, elaborado con leche cruda de las vacas Jersey, características de la zona. "Se apuesta por tener menos animales para aprovechar las características del terreno y esos verdes permanentes de Ribeira Sacra", cuenta Clara, que destaca la armonía de la gente con la tierra. "El tiempo aquí corre a otra velocidad; se prima la tranquilidad sobre otras cosas porque la gente se ralentiza, lleva el pulso de la tierra".

Condé Nast Traveler destaca cómo esta manera de producción sostenible es el presente y el principal valor futuro de la Ribeira Sacra, una tierra que atrae a todo el que la pisa, incluso a los que la dejaron atrás. "Algunos de los que se marcharon volvieron. Se dieron cuenta de que el futuro estaba aquí, en la tierra y en el río", asegura Clara, que recalca la importancia de conocer la tierra y respetarla para ofrecer la mejor calidad, una sostenible y auténtica.

Condé Nast Traveler recomienda varios establecimientos de esta zona, entre los que destaca:

  • Alojamiento: Apartamentos Cabo do Mundo y Casa Vistaboa.
  • Restaurantes: Faragulla y Restaurante Miguel González.
  • Vinos y Quesos: Finca Míllara, Adegas Moure, Adegas Vía Romana A Ermida, y Airas Moniz Outeiro, Lugo.
  • Rutas: Rutas Quinta Sacra y Rutas "Máis que románico".

El reportaje al completo se puede leer en el número de enero / febrero de 2021, que sale la venta el 29 de diciembre de 2020.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6072 veces

Comenta