Qué Significa “La Frescura” En el Vino?

Sábado 25 de Abril de 2020

Compártelo

Leído › 3387 veces

Los expertos en vinos a menudo arrojan términos que suenan vagos o indefinidos. "Frescura" es uno de ellos. Sabemos cuándo una verdura o fruta tiene un sabor fresco o cuando ha pasado su mejor momento, pero ¿qué significa la frescura en el vino?

Hay dos formas en la que los profesionales del vino usan la palabra. La primera simplemente indica que el vino ha sido descorchado o abierto recientemente y tiene un sabor fresco. Un vino que ha estado abierto demasiado tiempo comienza a oxidarse y pierde frescura en sabor y brillantez en el color. Ese vino ha perdido su explendor. La segunda definición se refiere a la interacción de la acidez del vino con la fruta y la sensación en  boca. Cuando un experto habla de frescura, generalmente habla de esta sensación.

Destacar la frescura en el vino se ha convertido en una tendencia reciente, especialmente entre los enólogos europeos. Según enologos la frescura es la parte positiva de la acidez. En los climas más fríos del pasado, muchos viticultores europeos se esforzaban por madurar las uvas. A menudo, la acidez dejaba un sabor amargo y poco atractivo. Incluso en regiones de climas moderados o cálidos, como en la Region de Chianti en la Toscana o el suroeste de Francia, ocasionalmente  la uva no maduraba del todo y resultando en vinos bajos en alcohol y ácidez.

"Mi abuelo y mi padre enfrentaron cosechas difíciles", dice Lapierre. "En aquel entonces, un buen enólogo era alguien que podía lograr una acidez elegante cuando una cosecha era pobre". Hoy, el problema se ha revertido. Los enólogos tienen la tarea de mantener la frescura de sus vinos en medio del riesgo de que las uvas maduren demasiado.

Sin embargo, la frescura al describir el vino es más que una medida de ácido tartárico en gramos o un número en una escala de pH. Es la vivacidad de la sensación en la boca y la pureza y el carácter sápido de la fruta. Son las fresas o frambuesas que saben recien sacadas del huerto, en lugar de horneadas en un pastel. O el pomelo, el limón y otras frutas cítricas que brillan como zumo recién exprimido, en lugar de verterse de un tetrabrick.

Incluso los vinos con acidez moderada o baja pueden tener un sabor fresco, debido al equilibrio logrado a través de técnicas vinícolas modernas que incluye uvas cosechadas en el momento adecuado, evitar la sobreextracción de color, tanino y sabor, o proteger los vinos contra la oxidación excesiva durante los procesos de vinificación, envejecimiento y embotellado.

En estos tiempos modernos influenciados por la huella de un calentamiento global en ascenso, la frescura se está volviendo más escasa y más preciosa, lo que hace esencial que los enólogos sepan cómo lograr el equilibrio en sus vinos.

Un artículo de Decantando Noticias
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3387 veces

Comenta