115.290 Seguidores !

9 recomendaciones de uso para que el vino sobrante no acabe en la basura

Edith Gómez

Martes 03 de Abril de 2018

Leído › 6296 Veces

Quizá el título te resulte una locura ¿Cómo podría alguien pensar en tirar este líquido y por qué? La realidad es que ocurre mucho más de lo que piensas

La acetificación del vino es un proceso que ocurre porque lo descorchamos y posteriormente no se conservó de la manera correcta, por lo que puede entrar en contacto con el aire más del tiempo debido. Esto hace que ocurra un proceso donde el vino se convierte en ácido acético y ya no está apto para el consumo humano. Aquí es cuando muchas personas optan por lanzarlo por el desagüe.

Cuando esto pasa se dice que el vino está picado, pero la verdad es una lástima desperdiciarlo sin importar su condición y tener que botarlo puede compararse con botar el dinero invertido en él. Sobre todo, si este provenía de una botella costosa.

Si te identificas con esto, te alegrará saber que hay muchas maneras en la que puedes "invertir" el vino picado que tengas en casa para darle otra oportunidad de ser útil así ya no pueda alegrar los paladares.

Por otro lado, también es importante recalcar las maneras en que puedes notar que un vino ya no está apto para su consumo:

-Cuando lo ves, notas que ha perdido su brillo y puede que hasta tenga una pequeña capa en la superficie. Para notar esto es necesario que lo sirvas, ya que desde la botella será muy difícil notarlo. Así que si tienes un vino en casa desde hace algo de tiempo y no ha sido conservado en las mejores condiciones, lo más recomendable es que no lo bebas de la botella directamente.

- Su sabor y olor son demasiado ácidos llegando a parecer vinagre (es la primera señal de alerta), pero si está recién comenzando el proceso no va a tener un olor muy fuerte, aunque sí será diferente del original y este puede inclinarse más hacia los químicos.

Si te bebiste un buen sorbo y notaste luego de esto que el vino estaba picado, no te preocupes, no es como que estás consumiendo veneno, solo te quedará el mal sabor de boca y si tienes algún problema estomacal (alguna úlcera, por ejemplo) puede que sufras de ardor debido al pH tan altamente ácido del vino picado.

Ahora, si detectaste que el vino estaba picado sin tener que ponerlo en tu boca no necesitas deshacerte de él al instante, solo asegúrate de colocarle alguna etiqueta para que a nadie de tu familia se le ocurra beberlo y mira a continuación algunas de las cosas que puedes hacer con él:

EN LA COCINA

1. Puedes usarlo como antiséptico para frutas y verduras como lo harías con el vinagre. Sumerge las frutas que quieres lavar en un tazón con agua y vierte un chorrito de este vino para matar las bacterias y gérmenes presentes.

2. También este vino sirve muy bien en la limpieza de la campana de tu cocina o de los azulejos que están cerca de ella que tienden a ensuciarse con grasa bastante difícil de quitar. Vierte dos partes de vino picado y una de agua en un envase que tenga tapa de atomizador y rocíalo en los lugares de tu cocina donde haya grasa muy pegada. Déjalo reposar unos minutos y luego retira fácilmente con una esponja.

3. También puedes usarlo para cocinar, eso sí, depende de lo que estás preparando debes tomar en cuenta el grado de acidez que tiene el vino que tienes a la mano. Si está pasado solo un poco puedes usarlo en tus recetas como si no lo estuviera.

4. En caso de que el vino ya esté muy pasado, es preferible que lo dejes a temperatura ambiente por una semana o semana y media más, para que se termine de convertir en vinagre de vino y lo uses en preparaciones que requieran este líquido.

PARA TU BELLEZA

5. Si te has dado un golpe fuerte y sospechas que te saldrá un moretón o puede hincharse, empapar un trozo de tela en vino picado frío y ponerlo sobre el golpe hará que este no se vuelva un gran moretón. Las sustancias presentes en el vino sirven como desinflamantes así que te hará muy bien para evitar hematomas.

6. Por otro lado, si te consideras fan de las mascarillas naturales, el vino picado es un excelente ingrediente para realizar una. Solo necesitas 4 cucharadas de miel y un chorrito de vino, mezcla ambos ingredientes hasta que estén homogéneos y aplica el resultado sobre tu piel dejándolo actuar por 20 minutos. Retírala con abundante agua y nota como tu piel está más tersa, suave y radiante.

EN EL HOGAR

7. Vino picado en un recipiente con atomizador es una herramienta excelente para cualquier casa. Si tienes los vidrios sucios puedes atomizar un poco de vino sobre esa superficie y dejarla reluciente.

8. Si se derrama vino tinto en alguna alfombra o tejido textil, un poco de vino blanco -picado o no- puede diluir la mancha y si al contrario, lo que buscas es teñir alguna blusa o tela, puedes poner a hervir agua, agregarle vino tinto picado y sumergir la prenda en el agua caliente, puedes obtener un color rosa viejo, Vinotinto claro, entre otros.

9. Seguramente si sigues pensando encontrarás nuevos usos que puedas darle a esa media botella que tienes en el refrigerador desde hace tiempo y no has querido tirar. Lo importante según Gananci es tener una actitud mental positiva, así en vez de lamentarte porque ya no pudiste terminarte la botella, sabes que tienes nuevas alternativas de uso y que no desperdiciarás ni una gota.

Edith Gómez
Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta